Volaris y un gato perdido. Crónicas de un pésimo servicio

17 enero 2012

veces compartido

No es nada raro que cuando viajamos en avión de pronto seamos víctimas de robos hormiga (seguramente cometidos por los maleteros). Que en la maleta de pronto no están esos lentes que metimos, o hay una blusa de menos que se yo. ¿Pero que pasa cuando lo que se pierde es una mascota completa?. Resulta que un chavo llamado Teodoro viajó a Cancún de viaje, y llevó a su querida gata, a la cual se refiere como “su hija”; pero curiosamente al desembarcar, el gato no había aparecido en la banda de maletas. Volaris, por medio de su jefe en el aeropuerto se deslindó completamente de lo sucedido.

Un animal, un gato, no es cualquier cosa, más porque muchas personas crean un afecto con sus mascotas. Para que una mascota viaje en avión, naturalmente debe de estar en un contenedor hecho específicamente para que el animal pueda viajar entre todas las maletas, por eso no se explica el hecho de que el gato se haya “extraviado”. El jefe de Volaris le dijo a Teodoro que la caja donde viajaba el gato venía en mal estado, pero a la hora que lo comenzó a grabar (por lo que se ve, probablemente lo hizo con un iPhone), el jefe niega haber dicho tal cosa y se limita a decir que hará todo lo posible por recuperar al animal a pesar de que Teodoro, visiblemente molesto por lo ocurrido, increpa al empleado quien trata en cada momento salirse por la tangente.

El video (el cual pueden ver al final del artículo) fue subido a Facebook y se creó una página para protestar por lo ocurrido con este gato. Muchas personas por medio de esta red reclamaron a Volaris en su sitio y la aerolínea borró los comentarios emitidos por estas personas.  Esto es lo que comenta Teodoro en su Facebook, donde se ve la baja clase moral de esta aerolínea, que por ahorrarse cierta cantidad de dinero, se pasa por el “arco del triunfo” al mayor capital de cualquier empresa, sus clientes:

Por que no conformes con extraviarla, mandan a la persona a volar sin darle el mas mínimo aviso del extravío para bajarla en ese momento, que era clave y buscarla EN ESOS MINUTOS!!! no 3 horas despues en el destino… Eso no es mas que falta de sentido común, o en el peor de los casos, la estrategia para no tenerle que pagar el vuelo posterior.

Viendo Volaris que el tiro le iba a salir por la culata, y tratando de limpiar su imagen, se publicó en Facebook un cartel donde dice que Volaris recompensará con $10,000 pesos en crédito electrónico. Lógicamente que después de perdida, no será fácil de encontrar. Como dice Teodoro, si en realidad sucedió lo que dijo “fuera de línea” el empleado de Volaris, deberían haberlo bajado del avión para avisarle que la gata se había escapado, pero como veo, muchas empresas hacen cualquier estupidez para ahorrarse tal cantidad de dinero, y lo peor es que a Volaris le costará más caro resarcir el daño.

 

Actualización:

Como pueden ver, Volaris trató de refutar las acusaciones en este blog, y por las políticas que manejo no borraré su comentario (que pueden ver abajo), pero con este video grabado por la misma persona, todos los argumentos de Volaris se hechan abajo. Que pena de aerolinea:

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter