¿Cómo ha cambiado el mundo en 7 años de El Cerebro Habla?

13 agosto 2015

veces compartido

Dicen que la vida pasa más rápido, hay quienes afirman que el hecho de percibir el avance cada vez más rápido de nuestras vidas tiene una explicación psicológica (mientras menos cosas nuevas perciba el individuo en un periodo determinado, el individuo tendrá la percepción de que el tiempo corre más rápido). Los 7 años de este sitio se han pasado volando. El Cerebro Habla no se hizo realmente famoso (aunque realmente nunca fue mi intención que fuera así, porque de lo contrario tendría que de alguna forma dejar de hacer lo que me gusta hacer en aras de crear un modelo de negocio que catapultara a esta página a la fama, tal vez hacer listas como Buzzfeed; sólo quería escribir y ya) aunque sí ha aumentado de forma conservadora el número de seguidores a través del tiempo. Internet ha cambiado exponencialmente, la situación de México y del mundo son bastante diferentes a las que este sitio web encontró.

¿Cómo ha cambiado el mundo en 7 años de El Cerebro Habla?

Acepto que aprendí a redactar on the go, mis primeros artículos tenían una redacción bastante mala (los cuales siguen en este sitio web) y mi conocimiento era más limitado. Mi forma de pensar ha madurado y de alguna forma mutado con el tiempo, así que no vale reclamarme al tratar de encontrar contradicciones comparando un artículo de hace unas semanas y otro de hace cinco años. La forma en que se consume Internet ha cambiado la forma en que se consumen los contenidos, y tratando de hacer algunas adaptaciones, he tratado de mantener el formato tradicional, centrado en el contenido y en la lectura, que es parte de la esencia de este sitio. Ahora están de moda los artículos con títulos como “10 cosas que debes saber para ser como Cerebro ¡La 5 te encantará!”, o “Cerebro escribió un artículo hoy, y ¡no creerás lo que pasó!”, algunos de esos pueden llegar a tener algo interesante, pero no quiero “sobrevender” lo que escribo.

Realmente entré al mundo del blog cuando estas plataformas estaban de moda (ahora simplemente maduraron y se estabilizaron) y las redes sociales todavía no competían para dar al usuario una plataforma para escribir. Cuando entré, Facebook estaba en pañales (no tenía newsfeed) y Twitter, bueno, pocos conocían Twitter. Abrí este sitio antes de que Obama pusiera de moda las redes sociales, todavía se usaba Hi5 y ahí no había Fan Pages. Las redes sociales son parte de la estructura medular de este sitio web, antes la onda era compartir links con otros sitios web para que Google te posicionara mejor (el mentado SEO); ahora hay que ganarse el tráfico vía las redes sociales, si no, terminas siendo poco menos que invisible.

El Cerebro Habla hasta la fecha no ha sido censurado, no me han tratado de callar, ni mucho menos Javier Duarte me ha mandado golpeadores. Pero tristemente cuando inicié, mi país era más democrático que el de ahora. Podía criticar a Felipe Calderón (a pesar de todas mis críticas que sostengo, comparado con el gobierno actual parece una suerte de Roosevelt) y nadie me decía nada; ahora critico a Peña Nieto y, bueno, nadie me dice nada tampoco. Pero veo muchas bocas calladas, veo a un gobierno más intolerante, espacios cerrados, personas que deben de hacer periodismo desde su propia cuenta porque los medios grandotes deben de quedar bien con el “preciso”. El mundo ha cambiado bastante, cuando empecé todavía no entrábamos a la crisis mundial, de la cual parece no nos hemos recuperado por completo.

A pesar de todo, a pesar de las crisis, de los cambios de gobierno, de la continua transformación de Internet, de la creciente importancia de las redes sociales, a pesar de todo eso, este sitio sigue vivo y coleando, y es autosustentable (la publicidad me costea el hosting del sitio y algunos miles de pesos más al año), no me hice famoso; pero las 2000 o 3000 visitas diarias hacen que yo sienta que alguien se molesta en leer lo que escribo aquí. Habrá Cerebro para rato, escribir se volvió parte de mi vida y también una curiosa forma de terapia que mantiene equilibrada a mi retorcida psique.

Hasta aquí mi reporte Joaquín.

-¿Ves Cerebro? ¡Pinche vendido de Televisa! Lo sabía, ¡nos estás manipulando, eres parte de toda esta mafia neoliberal que quiere controlar al mundo! 

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter