Sobre los psicólogos y los psiquiatras.

30 septiembre 2010

veces compartido

Existe mucha gente que cuando escucha la palabra psicólogo o psiquiatra rehuye y se dice -¿Que yo necesito un psicólogo, ni al caso?, los psicólogos no sirven, los psiquiatras solo son para personas que tienen problemas muy graves. Existen muchos mitos en torno a la psicología y a la psiquiatría, porque hay gente que ha pasado por ellos y no ha visto un cambio sustancial en sus vidas (claro que hay malos y buenos doctores), hay gente que cree que solo los débiles mentales necesitan un psicólogo (otro grave error) o se asusta al escuchar la palabra psiquiatra porque cree que no lo necesita (cuando en realidad las estadísticas dicen que en México hay millones de personas con transtornos no detectados).

Yo he estado bajo el cuidado de algún psicólogo o psiquiatra a través de mi vida, porque padezco un trastorno de ansiedad generalizada (es decir, padezco más ansiedad que lo que debería padecer comúnmente) lo cual ha llegado a afectar en mi estado de ánimo. El problema lo tuve desde siempre pero me lo detectaron hasta hace poco. Fuí con un terapeuta (con el que sigo asistiendo porque me ha ayudado mucho) y actualmente voy con un psiquiatra con el cual afortunadamente he podido atenuar el trastorno que padezco.

Que los psicólogos no sirven y son para débiles mentales.

Existen personas que van con psicólogos y psicólogos y no logran solucionar sus problemas. Hay que dejar algo aquí en claro, la psicología no es un sustituto de la actitud y la fortaleza de la persona. Por el contrario, a veces se necesita valor para ir con el psicólogo, porque muchas veces ellos son los que te dicen las verdades en la cara que nadie se atreve a decirte. El psicólogo es un guía que te dirá auxiliando para saber que camino tomar en tu vida y te dirá si lo estás haciendo bien o mal, pero el que tiene que recorrer dicho camino es uno mismo, y si uno no tiene el caracter para recorrerlo por su cuenta, entonces de nada servirá estar llendo con psicólogos. El psicólogo con el que yo he estado me ha ayudado mucho porque me ha confrontado varias veces y me ha ayudado a enderezar el camino cuando he estado en aprietos, pero el que ha tenido que tener el valor de enderezarlo he sido yo mismo.

Yo pienso que el psicólogo no es indispensable, pero recomendaría a quien pueda pagarlo que tuviera uno de cabecera y más aún que cuando alguien no sepa resolver sus problemas (porque a veces más que caracter, es cuestión de sabiduría) acuda con uno. Uno puede tener la fortaleza necesaria para resolver sus problemas, pero a veces no sabe por donde empezar, y es ahí donde el psicólogo puede ser una gran ayuda. Pero que siempre tome en cuenta que para que la “medicina funcione” se necesitará una actitud positiva y proactiva del paciente, y que esté dispuesto a resolver sus problemas. De lo contrario, el asistir con psicólogos no servirá de mucho.

Que los psiquiatras son para locos.

Es cierto que los dementes mentales necesitan psiquiatras, pero ellos solo son un pequeño sector de la gente que lo ocupa. Vivimos en un mundo competitivo donde todo se mueve muy rápido y es tan demandante que los trastornos psiquiátricos estan a la orden del día, sobre todos los relacionados con los trastornos de ansiedad. En Estados Unidos, el 17% de la población padece un trastorno de ansiedad, lo que quiere decir que 2 personas de cada 10 lo padecen, y los trastornos de ansiedad para ser curados necesitan ser tratados por un psiquiatra que proporcione una solución medicamentosa, dado que más que ser un problema psicológico, ya es un problema químico del cerebro (aunque también junto con el tratamiento psiquiátrico, en algunas ocasiones también se recomienda un psicólogo).

Les comentaba que yo padezco de un trastorno de ansiedad generalizada y no creo que ninguna persona me perciba como un loco ni tengo actitudes raras para ser considerado como tal. Los trastornos de ansiedad son algo tan común en nuestros días, pero lamentablemente la mayor parte de los enfermos lo ignoran y nunca se tratan. También existen otros padecimientos como la depresión crónica, en donde la actitud ya no es suficiente para poder salir de ella, y por lo cual esas personas deben de ser tratadas. Una causa muy común de estas depresiones es la falta de litio en el cerebro.

Es cierto que la influencia de nuestro entorno no es de lo más positivo para llevar una vida sana mentalmente. Pero por eso existen a la mano especialistas que nos pueden ayudar a poder afrontar dichos problemas de una manera más asertiva. Yo les recomiendo que en caso de que tengan ganas de salir adelante pero no sepan como resolver sus problemas acudan a ellos. Pero recuerden, sin fortaleza ni actitud, ni el mejor remedio les será útil.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter