Sobre las mujeres (ligues y demás) Parte 5. Cuando ellas no saben decir “no”.

12 abril 2010

veces compartido

Como saben, actualmente estoy tratando de buscar chava y por lo mismo me he dado a la tarea de conocer nuevas personas y todo el rollo, ya había hablado un poco sobre eso en posts anteriores. Pero ahora, voy a hablar sobre algo que nunca me había sucedido, y que no es muy agradable para el ligador en cuestión, y es cuando una fémina te deja plantado.

Prometedor Inicio

¿Como empezó todo?. Bueno, pues fuí a un centro comercial con un amigo, habíamos ido a platicar a un restaurant. En eso se acerca una mesera, la cual me gusta de vista, y decido aplicar mis técnicas (todavía raquíticas por cierto) de ligue. ¿Que hago?, le pregunto su nombre, me dice, -aah me llamo tal, ¿por qué la pregunta?. Yo le contesto. -Nada más, porque me caíste bien. La chava me sonríe y se va a hacer su trabajo. Naturalmente tenía que ir sacándole plática de “poquito en poquito” porque ella estaba ocupando atendiendo a los clientes del restaurant y no se podía dar todo el tiempo para venir y platicar conmigo.

Mientras seguía ordenando más cosas, aprovechaba para platicar más con ella para que agarrara más confianza. De esa forma lo hice, así que al pedir la cuenta ví el momento oportuno para invitarla a salir. Le dije que si no quería ir a tomar un café, y ella me dijo que sí, le pedí su teléfono y ella me lo dió. Parecía que todo iba muy bien y estaba cantado para tener una cita con esa chava. Que aunque parecía ser algo chica para mi edad, tenía algo que hacía que me llamara la atención.

No habíamos quedado en un día fijo para salir, yo le había dicho que me comunicaba con ella para ver que día nos podíamos ver, y efectivamente así lo hice. Me esperé dos días para hacer la llamada y me comuniqué con ella. Le dije que si nos podíamos ver el Viernes. Ella me dijo mejor que nos viéramos el Sábado, y le dije que no había ningún problema. ¿Punto de reunión?. Nos veríamos a las 7 en el restaurant donde ella trabajaba.

Saturday, Bloody Saturday

Como todo hombre masculino y varonil, me heché una bañada, una rasurada y una ración de loción. Me fuí bien vestido al lugar. ¿Y que pasó?. Ella no se encontraba en el restaurant. Pregunté por ella y me habían dicho que había salido como a las 5:30. Lo cual se me hizo muy raro, y por lo tanto decido llamarle. Primera llamada, no contesta; segunda llamada, contesta, pero afirma ser otra persona, dice que marqué a un número equivocado e indignada dice que no le esté llamando. ¡Pero si era la misma voz de la chava a la que había invitado!, el teléfono lo tenía grabado dentro de mi celular.

Me quedé atónito. No solo me habían plantado, sino que la chava se había portado grosera. Y aquí es donde vienen las preguntas, ¿por qué razón la chava accedió a salir cuando en realidad no lo quería hacer?, ¿por qué al menos no inventó otro pretexto que evitara las molestias de arreglarme y realizar el traslado?, ¿o por qué simplemente, al menos no le dió largas al asunto?. Yo se que en México, tenemos un defecto cultural muy grave que es no saber decir que no a las cosas y a las personas. ¿Por qué hay mujeres que no pueden decir -la verdad no quieren salir contigo?. La verdad a uno como hombre preferiría que la mujer le diga de una vez si quiere salir o no, a que lo ilusionen y después le hechen el baldazo de agua fría.

Ya me han tocado intentos de ligue donde invito a salir a una chava y me dicen que no, porque ya tienen novio o por alguna otra razón. Más que sentirte frustrado (a menos que tengas fuertes problemas de autoestima), te sientes bien porque te arriesgaste y lo intentaste. Pero cuando te prometen que si van a salir contigo y al final reaccionan de esa forma, lo mínimo que le pasa a uno es que se queda encolerizado con la situación, porque uno ya ajustó sus planes para salir con la chava, ya estaba preparado anímicamente, e incluso uno ya tenía cierta dosis de emoción. No entiendo porque algunas mujeres hacen esto, me imagino que al final les dá nervios y deciden cancelar todo, pero creo que hay formas para hacerlo.

Que las mujeres reflexionen.

Mujeres, si ustedes han hecho alguna vez algo así con tal de no meterse en problemas o compromisos, dejenme decirles que es la peor forma de hacerlo. Parece más difícil, pero en realidad es mucho más fácil negar una cita a un hombre diciendoles que no desde un principio. Inclusive pueden inventar un gran número de pretextos, como el clásico -es que ya tengo novio. Pero nunca, y esto escúchenlo bien, nunca digan que si a alguien con el que en realidad no quieren salir. Nosotros los hombres entendemos que no somos ninguna monedita de oro para creer que todas van a querer con nosotros. Sabemos que el arte del ligue es un camino difícil lleno de piedras, y sabemos que hasta el más galan puede ser bateado por la más fea de la fiesta. Así que no se preocupen en batearnos desde un principio. Es mucho más fácil, se ahorran tiempo, palabras y molestias. Porque a fin de cuentas es también más difícil para una mujer quitarse de encima a un hombre con el que no quieren salir y no saben como hacerlo.

Por eso, invito a las mujeres a la reflexión. A que sean valientes, y se atrevan a decirnos -No guey, yo no quiero salir contigo, o al menos inventarse un novio por ahí. El hombre babea tanto por la mujer que si lo hacen ilusionarse, al ser víctima de la indecisión femenil, cae de golpe al suelo con todo y balde de agua fría. Por eso, mujeres, aprendan a decir: “NO”.

Yo por mi parte lo único que pudo decir es: Next, please.

Ver Parte I

Ver Parte II

Ver Parte III

Ver Parte IV

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter