La galleta de la fortuna de Facebook aumentó mi escepticismo

5 agosto 2009

veces compartido

Un día a un programador se le ocurrió hacer una aplicación para Facebook, cuyo código tiene “quien sabe cuantas frases inventadas por él” y que por medio de una orden, (si es PHP el código, lo seguro es que sea “rand”) cuando el usuario la utiliza, le aparece una frase aleatoria (seleccionada por “rand”) que dice, “Debes valorar los sentimientos de todas las personas involucradas antes de tomar la decisión final.” No hay ninguna magia, ni algún espíritu chocarrero, ni nadie detrás. Es una simple línea de código que cualquier novato programador puede hacer. Además del código, el programador necesitará una imagen JPG para convencer a todos de que eso es una “maldita galleta de la fortuna”.

En realidad ese juego es una broma y como tal es tomado (aunque sinceramente yo no le veo lo divertido estar “abriendo” esas galletitas). Y me quiero imaginar que “todo mundo lo ve como una broma”, y no ponen a relucir su imaginación, cuando curiosamente suceda lo que dijo la galletita. Puede suceder que ese día, Rebeca Martínez se enfrente a una decisión que involucra a otras personas, ¡no mancheus amigúis, la galletita lo sabe, ¿será coincidencia?”.

Es curioso como los seres humanos solemos tomar posiciones tan extrañas ante lo desconocido y lo místico. No lo digo por la galletita, sino por otras cosas que son igual de absurdas, pero que mucha gente cree. ¡No manches, los Tauro somos muy pesados!. !Quiero que algún científico me explique como nacer en un determinado mes puede hacer que yo puedo tener determinado temperamento!. Que las energías y que bla bla bla, dicen los “para”, si, los paracientíficos, los parapsicólogos, los paranormales. ¿cuales energías?, ¿donde están?, ¿existe un artefacto para rastrearlas, o al menos que compruebe su existencia?.

Lo que si pasa es que mucha gente lo creé tanto, que terminan sugestionando su mente para creer que eso es cierto. Yo mismo puedo saber quien es un Tauro, o quien es un Virgo, no porque sus energías los determinen, sino porque parece que se tratan de portar como su signo. ¿Y donde están acaso los avances científicos?, ¿donde quedaron los brillantes psicólogos que estudian el comportamiento humano?.

Si, los seres humanos tendemos a buscar explicaciones a lo que no sabemos, y en cierta forma es entendible. Pero caray, sobre los temperamentos y las personalidades ya se ha escrito bastante como para pensar que eres depresivo porque naciste en Febrero. ¿Y donde están los genes?, ¿donde está la infancia?, ¿porque no utilizamos esas energías cósmicas que los charlatanes aseguran que existen para utilizarlos como energía eléctrica o para pasar por ahí el internet inalámbrico?.

También se utiliza este “misticismo” para explicar la conducta de las personas. Ahí están los “Niños Índigo”, niños que supuestamente vinieron a rescatar al mundo y a consolidar una nueva época en la humanidad, cuando en realidad son infantes diagnosticados con TDAH (Transtorno de Déficit de Atención e Hiperactividad), cuyo comportamiento es difícil de manejar por los padres, y que en algunos casos suelen destacar sobre los demás. Si, todo cuadra, vienen de otro planeta a resctarnos, ¡no mamen!.

¿Y que decimos de los infomerciales de la media noche, las piedras mágicas, el amuleto de la suerte que anuncian?.  No veo mas misticismo que el de los que se enriquecen a costa de la ignorancia y la superstición de la gente. La brujería, pasar abajo de una escalera, ver un gato negro en una barda; mitos que la humanidad no ha superado desde la época medieval.

Por eso yo prefiero ponerme a dieta de esas galletas de la fortuna. Y como digo, si creen que algo existe, vengan y demuéstrenmelo con hechos científicos.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter