Positivo, Idealista, Negativo, Realista.

13 julio 2008

veces compartido
Este tema viene a colación, porque por ahí he visto como la gente confunde el realismo con la negatividad, o el ser positivo con el ser idealista. Y cuando una persona es “realista” se le tacha de negativo; cuando el panorama y las circunstancias no dan para mucho.
Idealismo VS actitud positiva.

A la vez se confunde el idealismo con el ser positivo. Muchos creen que decir que México va a ser potencia mundial en veinte años es ser positivo, y en realidad es ser idealista. El positivismo creo que tiene que ver mas bien con la actitud que se tome frente a la realidad, sea esta favorable o desfavorable. Y lamentablemente en esos librejos de autoayuda se confunde el idealismo con el positivismo cuando te dicen –tu eres especial, tu puedes todo y eres maravilloso, por lo tanto tu puedes hacer lo que quieras con tu vida.

Realismo VS actitud negativa

Por otro lado vemos la confusión del realismo contra la actitud negativa. Muchas veces la realidad no es como uno se la quisiera imaginar, pero en las revistas del corazón te invitan a que “no le tomes mucha importancia”, o a que pienses que vienen años mejores; pero muchas veces no te dicen que para que venga la felicidad tienes que partir desde la cruda realidad. Si las mujeres no te quieren porque te apesta la axila, es que no te quieren porque te apesta la axila, no porque –esa mujer no vale la pena, o porque –tiene el sentido olfativo muy sensible.

Decirle a un “orgulloso de su patria” que México no va a ser potencia en veinte años, no es ser negativo, es la maldita realidad, a menos que ocurran un sinnúmero de circunstancias, pero si nos basamos en la historia y en la dinámica del humano, sabemos que a corto plazo es casi imposible. Negativo sería quedarse frustrado por este hecho y por lo tanto ya no trabajar y hacer nada, pero no es negativo admitir que a corto plazo México no va a ser una potencia mundial.

Idealismo y Negativismo, efectos parecidos.

Cuando una persona es negativa, el riesgo de fracasar aumenta porque esta se queda estancada gracias no solo a la impotencia de no poder hacer un cambio, si no de la actitud que se tiene frente a este. Y cuando una persona es idealista pasa algo parecido. Por ejemplo, un vendedor de hamburguesas quiere ser millonario y dobla el precio que ofrece el mercado sin ofrecer un incentivo extra, pero este vendedor se hace unas chaquetas mentales y dice –en esta vida todo se puede, me la voy a partir para que las pueda vender, ¿que ocurre?, pues que la realidad lo va a poner en su lugar, y quedará estancado porque no aplicó las medidas pertinentes para que su negocio funcionara, las cuales se traducían en bajar el precio.

Una persona positiva y realista, en cambio, cuando el panorama es negro, asimila esta realidad, y se esfuerza tomándola en cuenta; y por ello, busca alternativas para poder sortearlo. El positivo sabe que si el mercado de hamburguesas está saturado y no es atractivo, buscará vender otra cosa, y no se aferrará a vender hamburguesas como lo hace el idealista.

Un Saludo

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter