Partido Revolucionario Televisivo.

3 diciembre 2007

veces compartido
Las televisoras buscan apuntalar todos sus esfuerzos, hacia que la gente pobre quede dormida por medio de las telenovelas, y los programas de concursos baratos. De esta forma, es mas factible que los pobres no se puedan rebelar (a menos que el Peje se los acarreé), y estas puedan seguir estableciendo el Status Quo como se les venga en gana. Las decisiones que importan quedan relegadas ante la ansiedad que provoca Alan Tacher a la hora de anunciar a su próximo expulsado de La Academia.
Pero las televisoras no buscan solo influenciar en este estrato. También se encargan de que la clase media no dude del Status Quo establecido, ¿como?, en gran parte, por medio de líderes de opinión, que aparentan ser inteligentes, que tienen ideologías políticas establecidas; como cierto personaje que usa la bandera del liberalismo económico (excepto cuando hable del duopolio, o de su amigo Carlos Slim) llamado Sergio Sarmiento.

Antes de las famosas elecciones del 2006, sabemos que Felipe Calderón y Roberto Madrazo aceptaron promover la famosa “Ley Televisa” con la finalidad de tener apoyo de estas televisoras. Como el Peje no lo hizo, entonces las televisoras reforzaron las campañas del miedo panista. Todos decían que si AMLO llegaba a la presidencia, México se iba a volver comunista, que iba a ser un nuevo Hugo Chávez, e incluso, Brozo, el intelectual de Televisa, levantaba una encuesta en la TV, para preguntarle al público quien era el verdadero “peligro para México”, ¿el Peje, o Lavolpe?.

Afortunadamente, la Ley Televisa fue rechazada gracias a Manuel Bartlett (paradójicamente el artífice del fraude de 1988, fue el que salvó al país de la teledictadura -como México no hay dos), además las televisoras perdieron poder, gracias a la reforma que apoyó también el PAN, porque en ese momento le convenía.

Entonces ahora el ignorado Peje por la “mass media” vuelve a ser centro de atención, como forma de venganza de las televisoras. -Si el PAN mama, entonces el peje es expuesto en la televisión, e incluso criticado ya no duramente por Sergio Sarmiento, sino de una manera muy suave; se ha ido el “Peligro para México” para que llegue un candidato con el cual no concuerda en algunas cosas, pero ya no es el demonio. Es más, hasta se atreve a decir que lo vayamos conozcando porque es casi un hecho que algún día llegará a ser presidente.

Santa Anna mutiló al país firmando los Tratados de Velasco con tal de salvar su pellejo, luego de que fuera atacado sorpresivamente (despues de intentar huír olvidando la calentura noche con la mulata). Las televisoras, una versión tecnológica de Santa Anna, que parlotean la transición y la democracia, cuando fueron los soldados del PRI (como lo hizo Santa Anna), que son liberales y luego conservadores cuando les conviene, se mueven de derecha a izquierda según sus conveniencias (como Santa Anna), nos han mutilado la razón; a cambio de salvar su pellejo.

P.D. Felicidades a Hugo Chávez.

Contra todos mis pronósticos, el gorila de Venezuela, ha aceptado su derrota en los comicios realizados para saber si se aprueba la reforma, que aparentemente llevaría a los venezolanos un paso mas al comunismo (al menos como lo mencionan los detractores). Así como se le critica, hay que aceptar que supo ser tolerante ante el resultado. Aunque estoy casi seguro que despues volverá a intentar pasar la reforma.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter