#Spanishrevolution. La sociedad española salió a las calles

24 mayo 2011

veces compartido

#SpanishrevolutionAlgo que me gusta mucho de países como España, Francia, Inglaterra, e inclusive casi toda Europa, es que la gente hace lo posible por valer sus derechos y peticiones. No son una sociedad apática, por el contrario, son una sociedad brava que ante cualquier desliz de los gobernantes, salen a las calles y manifiestan sus inconformidades; y vale decir que muchas veces lo logran. En Inglaterra cuando la neoliberal Margaret Tatcher llegó al poder, se propuso privatizar todo lo que había por privatizar, todo lo que era del estado le daba “asquito”. Apuntó al sistema de salud público (que es uno de las más eficientes del mundo) y no se atrevió a tocarlo. Sabía lo que iba a pasar, la gente iba a salir a las calles e iban a armar una revolución. Para los ingleses la cobertura de salud universal es intocable. Gracias a la gente, los ingleses siguen gozando uno de los mejores servicios de salud del mundo, por encima del servicio sanitario de los estadounidenses (que es manejado por empresas privadas).

En Francia, ha pasado algo parecido, los sindicatos y la gente común marcha para no le quiten sus derechos, lo cual ha sido un dolor de cabeza para Sarkozy que se ha quedado con ganas de hacer las reformas neoliberales. Es cierto que Europa ha dado un giro hacia la derecha, pero esto se debe a que los gobiernos socialdemócratas se han quedado sin ideas y no han sabido que hacer ante la crisis, pero también es prematuro saber si los partidos de derecha sabrán que hacer. Algo me sugiere que van a tener un papel difícil. Y no es que la derecha esté ganando popularidad en realidad, más bien la mantienen. Los izquierdistas son los que la están perdiendo.

En España la situación económica se ha vuelto insostenible. Recordemos que hace unas décadas España tenía un Producto Interno Bruto similar al de México, pero la integración con la Zona Euro (esto aunado al nacimiento de la democracia con el derrocamiento de Francisco Franco) hizo que España creciera súbitamente, ayudas económicas por parte de países como Alemania hicieron el milagro económico. Pero algo ha pasado ahora, parece que se ha estancado, y creo que es debido a que España no es una economía que produzca alto valor agregado como si lo hacen otros países como Corea o China. España depende mucho de la construcción (y vaya que sufrieron una burbuja inmobiliaria) y del turismo. Todo esto ha provocado que la economía se estanque y las tasas de desempleo crezcan enormemente.

Pero curiosamente las manifestaciones no empezaron por las altas tasas de paro. Todo empezó con la Ley Sinde, que, entre otras cosas, busca poner un freno al intercambio de software y música ilegal. Incluye una propuesta  para que los proveedores actúen como policías en la red contra las descargas ilegales. Los españoles se inconformaron y salieron a las calles para pedir que no se les votara a los partidos que estaban a favor de dicha ley (el PP, el PSOE y el CIU). Los resultados para los manifestantes no fueron los esperados porque lamentablemente la Ley Sinde fué aprobada.

Pero había motivos para que los españoles siguieran en las calles, algo los motivó. Tal vez lo sucedido en Egipto y Libia fué un aliciente para poder pensar en un cambio. Ahora sí las altas tasas de desempleo y el comportamiento de los políticos movilizaron a la gente a las calles a acampar no solo en Puerta del Sol en Madrid, sino también en otras ciudades de España y del mundo. Aprovecharon las redes sociales y bajo los hashtags de #acampadosol, #nolesvotes, y #spanishrevolution, convocaron a miles a manifestarse. La marcha se replicó en todo el mundo, todos gritaban Democracia Real Ya. La sensación de que los los políticos trabajaban para solo unos pocos (ya fueran de derecha o izquierda) fué manifestada por los ciudadanos. “Para entender lo que está ocurriendo estos días en España hay que retroceder en el tiempo. No es muy distinto a lo que pasa en otros países, una clase política que se ha enriquecido y que vapulea los derechos fundamentales de los ciudadanos

Los organizadores de #Spanishrevolution crearon un manifiesto que promulga la igualdad el progreso, los derechos básicos para todos los ciudadanos, una democracia entendida, originada desde el consentimiento del pueblo, y finalmente una necesaria revolución ética donde las personas dejen de ser productos del mercado. El manifiesto no es nada descabellado y consiste en 7 puntos:

  • La eliminación de los privilegios de la clase política.
  • Búsquedas de salidas al desempleo y mejoras en las condiciones profesionales de los ciudadanos.
  • El derecho a la vivienda.
  • Servicios públicos de calidad.
  • Control de las entidades bancarias.
  • Fiscalidad (entre otras, la eliminación de las SICAV o la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio)
  • Libertades ciudadanas y democracia participativa (entre otras, no al control de Internet o la abolición de la Ley Sinde)
  • Reducción del gasto militar

Viéndolo desde un punto de vista pragmático, hasta ahora no se han dado los resultados. En las elecciones el Partido Popular, de derecha, arrasó con el PSOE en las elecciones autonómicas, lo cual seguramente no fué bien visto por los manifestantes. Y no es que el PP haya obtenido más votos que hace 4 años, obtuvo los mismos, sino que los votantes de izquierda decidieron no votar por el PSOE, lo que causó estrepitosa derrota. Con el PP, la Ley Sinde y los privilegios para unos pocos seguramente seguirán. Así que si los españoles quieren un cambio, tienen que hacer que esto dure, tienen que hacerlo pasar a otro plano.

Enrique Krauze, historiador mexicano, siempre ha hecho hincapié en que después de una manifestación se debe de construír, se debe de perseverar. Recordó que en la masacre del 68 no se hizo y el gobierno entrante terminó absorbiendo a los inconformes. Después del fraude electoral en el 88 perpetrado por Carlos Salinas a Cuauhtemoc Cárdenas si se hizo algo, el lider de la izquierda fundó un partido y estuvieron a punto de llegar a la presidencia con López Obrador. También Krauze ha reiterado a Javier Sicilia en su manifestación “que haga que esto dure“. Y creo que lo mismo debería aplicar con los manifestantes españoles, pueden hacer muchas cosas, seguir insistiendo, perseverar, fundar su propio partido, no desistir a pesar de que los resultados no han llegado.

Aquí es donde me pregunto. En México. ¿No hará falta una #Mexicanrevolution?. Si en España, una democracia más consolidada que la nuestra, la inconformidad de los gobernantes es tan alta. ¿Por qué no habremos de manifestarnos nosotros?. Es cierto, España tiene una sociedad más preparada, en México la clase media es más pequeña y las televisoras junto con los encargados de la educación básica (SNTE) se han encargado de adormilar a la sociedad y hacerla más apática. Además todavía la gran mayoría de los manifestantes mexicanos lo son al cobijo de un sindicato o de intereses políticos, a pesar de que están surgiendo ciudadanos independientes que se empiezan a manifestar.

En México hay muchos temas por los cuales manifestarse. La inseguridad, la economía, la democracia, la concentración de poder y riquezas en unos pocos, la falta de oportunidades, de empleo. Si no lo hacen los ciudadanos nadie lo hará por nosotros. Los políticos trabajan por sus intereses con más descaro que en España. Aquí por suerte todavía no hay una Ley Sinde, pero si hubo un ACTA (que es prácticamente lo mismo) que estuvo apunto de aprobarse en el senado.

A los españoles, les deseo la mejor de las suertes y espero que esto fructifique. Por cierto, quería hacer una dedicatoria de este artículo a mi amiga Carmina quien me solicitó que escribiera sobre este tema.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter