El fracaso de Pedro Ferriz y la pesadilla independiente

3 noviembre 2017

Los independientes están sufriendo demasiado para recabar las firmas. Pero Pedro Ferriz es el que más llama la atención. Va en último lugar y su campaña no funciona.

veces compartido
El fracaso de Pedro Ferriz y la pesadilla independiente

Foto: Tony Rivera / www.launion.com.mx

Ferriz de Con trató de crear muchas expectativas con su candidatura independiente. Todo empezó cuando, como comunicador, comenzó a criticar de frente al Gobierno Federal. Así, se volvió una especie de voz para las clases medias conservadoras cuya indignación ante el gobierno de Enrique Peña Nieto fue in crescendo, para después, como respuesta a la censura del propio gobierno que sufrió y lo sacó del aire, crear su plataforma digital Ferriz Live TV. Luego decidió que podría ser Presidente de la República. 

Y se dedicó a hacer campaña, se presentó en foros, universidades, usó constantemente las redes sociales para exponer su imagen y criticar de forma constante al gobierno para así mostrarse como una especie de opositor. 

Luego le dijeron a Pedro Ferriz que tenía que juntar casi 900,000 firmas para poder ser candidato independiente. Poco menos de 1 de cada 100 mexicanos tendría que darle su firma. 

Ferriz, sabiendo que es figura pública, dijo: ¡va! No sólo él pensaba que podía conseguir las firmas que necesitaba. También así lo afirmaron algunos “comentócratas” e incluso varias encuestadoras colocaron a Pedro Ferriz en la posible terna para conocer las preferencias de los ciudadanos de cara a las elecciones de 2018. 

Pero su campaña ha resultado un fiasco.

La pongo de este tamaño. El 11 de octubre inició el plazo para recabar las firmas y dicho plazo termina el 12 de febrero. Van 3 semanas y faltan 15 semanas. Al último corte del INE (las últimas 3 semanas), Pedro Ferriz es quien ha conseguido recabar menos firmas de los cinco candidatos principales (a los que se suman Ríos Piter, Marichuy, El Bronco y Margarita Zavala). 

Pedro Ferriz lleva 4,928 firmas en 3 semanas. Si faltan 15 semanas y sigue la misma tendencia, Ferriz va a lograr recabar 29.568, lo que implica que sólo logrará juntar el 3%. Los demás contendientes tienen un panorama casi igual de desolador. Incluso Margarita Zavala, a este ritmo, tan sólo juntaría un cuarto de las firmas que necesita:

Evidentemente la recolección de firmas no es lineal (en unas semanas se podrá recabar mucho más que en otras), pero haciendo este ejercicio podemos hacernos un poco a la idea de las posibilidades que tienen. 

Pedro Ferriz de Con

Los candidatos le echan la culpa a la app, a veces porque no entienden bien cómo funciona, o porque demandan al INE que “la abran al público” y así cualquiera pueda dar su firma en vez de que se tengan que registrar como auxiliares. Ciertamente, las barreras de entrada puestas por el INE son altísimas, pero también es cierto que conocían las reglas del juego antes de entrar. 

Llama la atención, por ejemplo, que Marichuy y El Bronco son los que recaban más firmas por auxiliar (la primera con 3.5 y el segundo con 3.1) Pedro Ferriz es el que menos recaba con 1.4 firmas. Entonces no sólo es un problema de la app, sino también de organización. 

Durante años, Pedro Ferriz ha presumido formar un movimiento a través de la República Mexicana, la “Revolución del Intelecto” le llamaba. Pero en el momento justo cuando necesitaba uno demostró que no tiene ninguna estructura ni una base sólida de seguidores. 

Para demostrar el tamaño de fracaso de su campaña, más allá de las altas barreras de entrada, hay que compararlo con Pedro Kumamoto, quien está buscando firmas para ser Senador de la República (lo cual sólo está llevando a cabo en la Zona Metropolitana de Guadalajara). Kuma ya tiene más de 16,000 firmas contabilizadas, utilizando “la misma app inservible”. ¿Por qué Kumamoto, en una sola ciudad, puede recabar más de tres veces lo que ha recabado Pedro Ferriz?

Porque, debemos ser sinceros, la campaña de Pedro Ferriz es un fiasco. Su candidatura no tiene empuje. Pedro Ferriz pensó que bastaba con ser un comunicador medio famoso para que todos se unieran a su causa, eso no ocurrió. Posiblemente tenga cierta reputación como comunicador, pero no son muchos los que lo ven o consideran como el próximo Presidente de la República.

Aunque no creo que de ninguna otra manera hubiera tenido mucho mejor suerte, bochornos como el ocurrido en una universidad donde insultó a un joven por preguntarle sobre sus problemas conyugales lo dejan ver como una persona poco capaz para llegar al cargo. Ferriz no logró trasladar su “aura de comunicador” a su intención de ser presidente. Una cosa es comunicar, otra cosa es dirigir un país.  

Las candidaturas independientes generaron muchas expectativas, se decía que podríamos tener dos o tres candidatos independientes en las elecciones venideras. La realidad es que con suerte solo se tendrá una, y sería la de Margarita Zavala, quien sólo es independiente por los obstáculos que le pusieron en el PAN.

Al parecer, los “nuevos mecanismos” no son suficientes para que un candidato realmente ciudadano pueda contender por la presidencia. La clase política, enraizada en el poder, puede dormir tranquila, porque no habrá alguna amenaza seria dentro de las elecciones venideras.

Pero no. Ferriz no sólo es víctima del INE ni de la clase política. Es víctima de sí mismo. No es un candidato competitivo. 

Y por cierto, lo había dicho hace tiempo (cosa que molestó a algunos). 

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • ¿Qué piensas de López Obrador?

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter