Fernanda y los machistas

17 noviembre 2016

Fernanda es tan sólo una de tantas mujeres que ha sufrido de acoso, amenazas y agresiones en un país donde los feminicidios son constante. Conoce su historia:

veces compartido

A Fernanda, -o Le Dudette, como muchos la conocemos- la conocí hace cuatro años o poco más. Sin más no recuerdo me citó en La Cafetería porque necesitaba un desarrollo web para un grupo musical. En ese momento ella estaba tratando de hacerse un espacio en el mundo del emprendimiento, ambición suya que va por buen camino. A partir de ahí tuve la oportunidad de trabajar con ella y entablar una relación de amistad. Puedo decir que la conozco bien como persona y como profesional.

Fernanda y los machistas

Fernanda explicando la dinámica del Beer Walk que se llevó a cabo en la Colonia Americana.

Ella es una mujer a la que le va bien. Es una mujer independiente, ambiciosa -en el buen sentido de la palabra-, logra lo que quiere, sabe moverse en el mundo de los negocios y las redes sociales. Y entiendo que en una sociedad como la mexicana, eso puede causar resquemor en algunas personas, sobre todo en aquellas en las que se entremezclan los prejuicios y cierto complejo de inferioridad.

No sé si esto haya motivado a Alberto Jimenez a intentar a agredir a Fernanda el año pasado, para después -el fin de semana pasado- amenazarla con violarla y levantarla como acaba de ocurrir. ¿Por qué sucedió esto? Bueno, Fernanda apoyó en Twitter a Pedro Kumamoto, lo cual motivó a Alberto a agredirla en Twitter, y lo cual derivó a su vez en una acalorada discusión, lo cual, a su vez, incitó a Alberto a intentar agredirla físicamente. Ella pudo huir pero no su mejor amigo quien fue agredido y recibió fuertes golpes en la cara -toda la historia la pueden escuchar de su viva voz en el video al final de este artículo-.

Fernanda ha recibido varios insultos de él y de otras personas en sus redes sociales tales como éstos:

dudette

Se repite esa costumbre que tienen algunas personas de agredir a las mujeres que han sido víctimas de acoso. Afirman que quiere llamar la atención, e incluso han dicho que tiene una red de prostitución en Uber. Términos como feminazis, puta o prostituta fueron usados constantemente para denigrar a Fernanda, sin exito.

Pero quienes conocemos a Fernanda sabemos que todas estas injurias son absolutamente falsas. Fernanda no es una puta y sí es una empresaria que ha logrado crecer gracias al producto de su esfuerzo. Actualmente tiene una agencia digital que poco a poco va creciendo y por la cual ha tenido que desvelarse durante varios días, participa un programa en la estación de radio RMX junto con Gonzalo Oliveros, y tiene varios proyectos como influencer en Youtube. Fernanda es una persona imperfecta con sus miles de virtudes y defectos, pero si es mi amiga es porque es una persona que tiene calidad moral y los suficientes tamaños como para que alguien tenga la osadía de acusarla de cosas totalmente falsas, y claro que me afecta porque naturalmente no me gusta que agredan a las personas que estimo.

Y no está demás decir que es una persona que ha participado en el activismo y temas relacionados con su comunidad, y es una persona que se preocupa porque las personas con las que trabaja crezcan y se desarrollen, lo sé porque sé como trabaja con sus colaboradores. A ella le importan mucho las personas. En mi caso, he recibido su apoyo varias veces, tanto profesional como personal, y puedo decir que ella no se merece toda esa sarta de afirmaciones falaces, ni menos se merece este tipo de agresiones tan cobardes.

Y no, no es un drama para llamar la atención. Como defensa se compró un Pastor Alemán, el Kaiser, un perro bien bravucón hasta para jugar -me ha mordido la pierna como tres veces, Fer dice que está jugando-. Y no, Fernanda no la pasó bien esta semana.

¿Por qué en pleno siglo XXI hay personas que les molesta ver a una mujer sobresalir? Fernanda tiene suerte, porque gracias a las relaciones que creó como profesional ha logrado exhibir su problema y llamar la atención. Pero hay muchas mujeres que sufren en el anonimato, mujeres que son violadas, asesinadas o víctimas de trata de blancas, que en lugar de recibir apoyo, sufren la burla, el desprecio y la exclusión social.

La equidad de género, donde tanto hombres y mujeres tengan las mismas posibilidades de desarrollar su vida sin ser limitados por su género, ya no debe ser considerada una aspiración, sino una obligación dentro de la sociedad. Lo he repetido varias veces, un gran hombre es aquel que puede permitir y promover la existencia de grandes mujeres. Un gran hombre que sobresale logra empoderar a las mujeres para que sobresalgan. No está demás decir que los países donde las mujeres adquieren más derechos, como lo constatan instituciones globales como la OCDE, ven un crecimiento en sus economías.

En tiempos de odio, exclusión y muros, vamos rompiendo paradigmas, vamos acabando con los prejuicios, y no permitamos que el resentimiento gane. Hoy pudo ser mi amiga, quien al parecer tuvo suerte porque muchas personas la están ayudando, pero muchas otras mujeres no la tendrán. Terminarán acabando trabajando como esclavas sexuales, violadas y ultrajadas por personas sin escrúpulos. Vamos a luchar por ellas, vamos a luchar por un mundo mas justo.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Fidel Castro fue...

      Ver Resultados

      Loading ... Loading ...
  • Twitter