Moreira. De la #MisiónCumplida a la vergüenza nacional

15 enero 2016

veces compartido

Tenía razones para no entusiasmarme con la detención del Chapo. Si bien lo considero un acierto del Gobierno, tampoco es algo que, a mis ojos, le otorgue una mayor legitimidad. Nuestro Gobierno ya ha roto ese delgado hilo de confianza con los ciudadanos y es ya imposible volverlo a unir.

Moreira. De la #MisiónCumplida a la vergüenza nacional

El problema es que el tiempo me da pruebas para alimentar mi sano escepticismo frente al Gobierno que sigue sin entender que no entiende.

Y todo ese ímpetu por la captura del Chapo se perdió en unos pocos días. El Gobierno fue humillado de nuevo.

Es que es inverosímil que gobiernos extranjeros se encarguen de hacer justicia a los mexicanos haciendo la chamba que le tocaría hacer a nuestras autoridades. No, no es que hayan podido. Es que incluso después de desfalcar Coahuila, Humberto Moreira fue nomprado Presidente del CEN del PRI. Entonces uno entiende por qué este delincuente (porque eso es) haya quedado impune y fuera mandado a “estudiar a Barcelona” para vivir en un chalet de lujo por el cual pagaba más de 80 mil pesos mensuales.

Mientras el Gobierno presumía ser más fuerte que el crimen organizado al capturar al Chapo (que de alguna forma corrieron con suerte), nos dimos cuenta que un gobierno extranjero tiene mayor capacidad de hacer justicia por nosotros que lo que puede hacer el propio Gobierno. Desde este punto de vista se me antoja muy difícil que el Gobierno realmente sea tan fuerte como lo presumen. O bien, lo puede ser sólo cuando lo que se busca esté alineado con sus intereses.

Por eso mi escepticismo con Peña Nieto desde un principio: un candidato de un partido que tuvo como Presidente a Humberto Moreira, con sus delitos ya conocidos en todo el país, no puede ser confiable a menos que éste se pronuncie en contra de él.

Dicen en la página oficial del PRI:

En relación a las notas periodísticas que aluden a la detención del Lic. Humberto Moreira por autoridades hispanas, en Barajas, España, señalamos que hasta el momento contamos con poca información para emitir un pronunciamiento definitivo. Esperemos el desarrollo de las investigaciones de la justicia española. No hay que anticipar ni defensas ni juicios condenatorios. Las instituciones no son responsables de los actos de los individuos que la integran. (comunicado de Prensa del PRI).

Hago hincapié en este renglón que he puesto en negritas, porque de verdad me parece un comentario absurdo y cínico. El PRI se deslinda de Moreira porque dice no ser responsable de los actos de quienes integran el partido. Pero los mismos priístas nombraron a Humberto Moreira como su Presidente habiendo ya cometido varios de esos delitos que se le imputan, los cuales ya eran de dominio público.

Eso es lo que en mi rancho llaman un #EPICFAIL.

Tuvieron que ser los españoles quienes encarcelaran a Humberto Moreira, y por medio de la cuenta de Twitter, la policía de ese país (quien recibió información de Estados Unidos sobre algunas sospechas de que había transferido dinero al país ibérico mientras era Gobernador de Coahuila) posiblemente de forma involuntaria humilló al Gobierno y al Presidente Peña Nieto al usar la misma frase (#misióncumplida) que éste último utilizó cuando el Gobierno capturó al Chapo.

Por un lado me da mucho gusto que a Humberto Moreira por fin lo hayan encarcelado, casi digno de una fiesta en un país donde en materia política no tenemos muchas cosas que celebrar. Por otro lado, me siento avergonzado, porque el hecho de que un gobierno extranjero se encargue de hacer la justicia que en nuestro país el Gobierno no pudo, o más bien no quizo hacer, nos deja muy mal parados y nos exhibe como país.

Y esa es la realidad de nuestras instituciones. Más cercanas a la inoperancia para castigar a Moreira que al júbilo excesivo por haber capturado al Chapo Guzmán.

Y duele.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter