El porro y tú

5 noviembre 2015

veces compartido

Entré a mis redes sociales y me percaté que muchas personas estaban celebrando la despenalización del consumo de la mariguana… para 4 personas. Es decir, como de costumbre, no revisaron bien la fuente y se dejaron llevar por algún encabezado. Es cierto, puede sentar un precedente para su posterior legalización (que en algún momento de la historia ocurrirá), pero en sí, las reglas siguen iguales: El ciudadano sólo puede portar 5 gramos, y no puede ser comercializada.

El porro y tú

¿Les confieso una cosa? Yo no puedo tomar una postura clara frente a la legalización de la mariguana. El tema es lo suficiente complejo como para hacerlo. Y tal vez tú, a menos que cuentes con amplios conocimientos en la materia, tampoco deberías de tenerla.

Es de sabios aceptar cuando se ignora algo. Y sinceramente, en estos momentos es difícil para los ciudadanos de a pie poder medir el impacto de la legalización de la mariguana, tanto sus beneficios como sus perjuicios.

Hay muchos argumentos: Uno es el ya repetido hasta el cansancio ejemplo de la prohibición del alcohol en Estados Unidos y la delincuencia que el mercado negro generaba (Al Capone). Pero si en México se legalizara la mariguana, los cárteles del narco si bien pudieran sufrir algún tipo de golpe, no desaparecerían, debido a que han diversificado su negocio.

También es cierto que la mariguana es una droga blanda, los daños que esta droga provoca en general no son mayores a los causados por el alcohol o el tabaco. Al igual que con éste último, hay quienes pueden fumarse un porro ocasionalmente sin que esto tenga mayores repercusiones, y hay quienes podrían volverse adictos.

Legalización de la mariguana

Es muy difícil que alguien muera por una sobredosis de mariguana (cosa que es relativamente fácil con las drogas duras) pero es cierto que conducir bajo los efectos de la mariguana es peligroso, al igual que ocurre con el alcohol.

Un argumento en contra de la mariguana, es que puede servir de entrada a otras drogas mas duras. Esto por dos razones, porque quienes proporcionan la mariguana a los consumidores pueden incitarlos a consumir otro tipo de drogas, y porque la mariguana tiene parte de su atractivo en ser una sustancia prohibida.

¿Qué pasaría si se legalizara? ¿Tendríamos más consumidores de mariguana que podrían caer en otras drogas y podría crearse un serio problema de salud? ¿Ocurriría lo contrario porque al mariguana al ser legal, los consumidores ya no tendrían contacto con quienes les ofrecen drogas duras y porque gracias a su legalización, sería una droga aceptada socialmente y estaría en el inconsciente colectivo como lo están ahora el alcohol o el tabaco, y por consecuencia, la posibilidad que tenga un consumidor de mariguana a consumir otras drogas sería la misma que un consumidor de alcohol y tabaco?

Son preguntas que habrían de hacerse.

Churro mota porro

Podríamos también esperar a ver los efectos de la legalización de la mariguana en Estados Unidos, y con base en ellos, poder tomar una decisión en nuestro país.

Posiblemente el impacto que tenga al narco sea mayor que el impacto que tenga en la sociedad y lo más prudente sea legalizar. Posiblemente no sea así.

Si se legalizara (que eso no implica necesariamente apoyar su consumo) se podrían crear programas para desinhibir su consumo tal como pasa con el tabaco.

El tabaco también es una droga, y el padre de familia que está participando en una cruzada contra las drogas y está fumando un cigarro para relajarse, técnicamente también se está drogando.

A través de los programas implementados, y sobre todo, gracias a una mayor conciencia de la sociedad sobre sus efectos, se ha reducido progresivamente el número de cigarrillos consumidos por adulto:

24analisifigura3

Su legalización, como repito, no implica necesariamente la promoción del consumo. Pero creo que es una decisión que hay repensar más.

Afortunadamente, para nosotros y como también acabo de mencionar, su legalización se está implementando en varios estados del país del norte, así como en países como Uruguay. Podríamos estudiar sus efectos para determinar si esa opción es viable, y si lo llegara a ser, de que forma podríamos implementarla, y que medidas se podrían tomar para educar a la población sobre los efectos de su consumo.

Porque tomar una postura es más complicado que pensar que por haber fumado 3 porros en tu vida y no volverte adicto, la droga no causará ningún problema (nuestros organismos reaccionan de forma diferente a las sustancias). Posiblemente no pase nada y sean más los beneficios, posiblemente ocurra lo contrario. Al tiempo…

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter