Platzi, mi historia de una decepción web

4 agosto 2015

veces compartido

Al terminar, lee la respuesta de Freddy aquí

¿Estás interesado en aprender desarrollo web? ¡No vayas a Platzi!

No creo prudente denominar a Platzi una estafa (antes mejorando.la) en el sentido de que no veo alguna mala intención de Christian Van der Henst ni de John Freddy Vega (no es mi propósito desacreditarlos como personas, tras esta pifia han existido éxitos suyos anteriores), ni creo que busquen aprovecharse deliberadamente de sus clientes. Simplemente Platzi es un producto que está bastante mal hecho, e invertí dinero que terminó en la basura

Mi historia de una decepción con Platzi

Yo ya tenía referencia de estas dos personas desde hace unos años, y estaban cerca de convertirse en unos referentes en web en América Latina. Freddy Vega tenía (tiene más bien) su sitio de cristalab.com, y Christian tenía un conglomerado de páginas web entre los que se encuentra maestrosdelweb.com y forosdelweb.com, como programador seguía estos sitios, sobre todo el último que me fue muy útil para dudas que me surgían a la hora de estar programando (bueno, luego llegó stackoverflow.com y esa es otra historia). Por eso es que pensé que tomar un curso en línea creado por ellos para tener más habilidades en la web podría ser una buena idea, pero no fue así.

Recuerdo hace algunos días cuando fui a Campus Party en mi ciudad Guadalajara, escuché a Freddy Vega hablar sobre como crear una startup; el hombre sabe hablar, sabe vender, de eso no tengo ninguna duda; es suficientemente relevante en la web latinoamericana como para que HackerGarage lo invite y hagan fiesta. Freddy nos habló de su historia, de que ha tenido que dedicar su vida completamente a su negocio, de que ha estado varias veces en quiebra, que los negocios son así. Posiblemente no mienta cuando hace esas afirmaciones, pero esas historias de vida no hacen chévere a Platzi.

El problema es que Platzi es muy malo. Nosotros los desarrolladores web tenemos muchísima información a la que podemos acceder por medio de Internet, podemos aprender cualquier cosa buscando en Google, entonces si vamos a pagar un curso (más caro que el del gigante Treehouse) esperamos que nos den un plus, y dicho plus generalmente tiene que ver con la pedagogía y con la forma en que se enseña el curso, de tal forma que nos sea más conveniente aprender con una metodología bien desarrollada a estar buscando en Internet, eso está prácticamente ausente en Platzi (incluso hay un curso gratuito llamado freecodecamp.com que es bastante mejor que este).

Les cuento mi historia, hice un pago de U$29 el mes para tomar un curso de frontend (para quienes no estén familiarizados con la web que serán mayoría en este blog, el frontend es la programación que se ve en el navegador, en tanto el backend es la programación que está detrás de una página web). Freddy sabe vender muy bien los cursos, pero no sabe desarrollarlos, el curso está muy por debajo del nivel del video donde lo presenta.

Entré a hacer mi curso y comencé el primer módulo, el profesor es Leonidas Esteban y digamos enseña de forma aceptable, sí estaba aprendiendo a pesar de que había algunos detalles que no me gustaban. Primero, los videos eran grabados “en vivo”, lo cual es una desventaja frente a videos editados y mejor preparados como los de lynda.com y Treehouse. La pantalla del video era muy pequeña, lo cual es muy molesto para estar yo haciendo los ejemplos que ellos enseñaban, no podía descargar los archivos resultantes del curso, y tan sólo pude descargar algunos elementos que componían la aplicación que íbamos a desarrollar. A pesar de estos inconvenientes, el curso se desarrollaba bien. El problema fue cuando pasé al siguiente módulo.

El segundo profesor fue Jeduan Cornejo, mientras que con Leonidas habíamos creado una plantilla de cartas de Marvel, Jeduan la retomaría para continuar en el segundo módulo, pero ¡oh sorpresa! tenía cambios en la programación y nunca nos avisaron, tuve suerte de ya tener cierta habilidad como para arreglar los errores y que la aplicación que había desarrollado en el primer módulo me funcionara. Jeduan, a diferencia de Leonidas, no tenía habilidad alguna para enseñar, sus clases eran aburridas, insufribles, asumía que ya sabíamos ciertas cosas (en un curso bien hecho siempre te señalan los requisitos para tomarlo, y te recomiendan cursos más básicos para pasar a ese).

Aprender un lenguaje o un framework lleva algo de tiempo y ellos creen que con enseñarlo en un video de 10 minutos y por encimita es suficiente. Pretenden que aprenda que es “Promises” en 10 minutos y “ECMAScript” en 20, pero eso no es lo peor, el profesor comete muchos errores mientras da la clase (algunos dignos de un novato) y parte del video consiste en ver a los profesores viendo como solucionan problemas que ni ellos mismos entienden. En ese módulo supe que era precisamente “Promises”, “ECMAScript” y “Babel”, pero sólo me sirvió para saber que existen y para que sirven, nada más. Una googleada me hubiera sido mucho más redituable que estar horas pegado tomando estos tutoriales. En ese momento decidí cancelar mi curso.

Para enseñar algo no sólo tienes que saberlo, debes saberlo enseñar. Para emprender un negocio así debes de desarrollar el curso con sólidas bases pedagógicas y no con improvisación, ni asumiendo que el amigo que llevaste de España a Sillicon Valley (porque aunque no lo creas, ahí están) y que le sabe picar al Javascript tendrá la capacidad de hacer que otros aprendan de manera óptima sus conocimientos. Cuando tomo un curso de Lynda o Treehouse, sé que un profesor con abundantes conocimientos está ahí, con Platzi eso no pasa, incluso la imagen personal de los “profesores” deja mucho que desear y eso hace que las clases sean todavía más improvisadas.

Gracias a un tutorial de Lynda de Angular,js que no dura más de una hora pude desarrollar una aplicación web para que los usuarios contesten preguntas y conozcan su ideología política (próximamente lo publicaré aquí en mi blog), más de 4 horas de Platzi y en realidad no he aprendido a hacer mucho, más que saber que existen ciertos lenguajes, frameworks y módulos para node.js. En Lynda o Treehouse, los profesores tienen total dominio sobre lo que enseñan y te dan todas las herramientas que necesitas para aprender, en Platzi no.

Lo siento por Christian y Freddy que en algún momento se convirtieron en referentes de la web en Latinoamérica, pero este producto es realmente malo. Ojalá logren replantearse Platzi y logren hacer un sistema de educación online digno para la gente de habla hispana y aprovechen su estancia en San Francisco para absorber conocimiento de otras personas que les pueda ayudar a mejorar su startup, porque de verdad ésto es una pifia, un equivalente online a una universidad patito con un costo mayor a los cursos americanos más matadores. No todo es mercadotecnia (que de todos modos se pierde en cuanto ves la vestimenta de los profesores que dan cursos) ni todo es saber de web. Necesitan reunirse con pedagogos y expertos en la materia, supongo que en Sillicon Valley no han de faltar.

 

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter