¿Por qué Aristegui no puede ser Presidenta de la República?

12 junio 2015

veces compartido

Se acabaron las elecciones y ahora sí viene la carrera por la grande. Desde hoy se empezarán a mover las aguas de donde saldrán los candidatos. ¿Quiénes serán? A excepción de López Obrador quien seguramente contenderá, es algo difícil saberlo. No sólo hay que pensar en los partidos, hay que pensar en los independientes que levantarán la mano. Éste ejercicio intermedio les dio mucha relevancia al cosechar triunfos que se contaban como perdidos, y debido a eso muchos se animarán a intentarlo. Hay varias figuras, algunas no afiliadas, otras que pueden estar afiliadas a un partido pero que podrían ir por su cuenta como Javier Corral y Marcelo Ebrard.

¿Por qué Aristegui no puede ser Presidenta de la República?

Dado esto, algunos tienen la osadía de sugerir a Carmen Aristegui para el puesto. La afirmación es idealista e ingenua, Pero, ¿Por qué Aristegui no puede ser Presidenta de la República?

La periodista es la figura con mayor reputación en la prensa mexicana, hasta algunos de sus detractores tienen cierta admiración por ella, y en muchos casos (discutible o no) ha jugado también cierto papel de activista desde su profesión. El problema es que, no tiene experiencia política. Y las buenas intenciones en la política son insuficientes. No es lo mismo un Kumamoto que empezará desde abajo (y ya de por sí, si algún handicap le veo al tapatío es precisamente su inexperiencia) que una Carmen Aristegui buscando, sin haber adquirido experiencia alguna, el puesto de Presidenta de la República.

No es lo mismo criticar desde afuera, aunque se haya tomando duros riesgos, que estar adentro; teniendo que negociar con poderes fácticos, con distintas corrientes. Incluso su carácter un tanto contestatario que le funciona muy bien como periodista y que le ha valido varios reconocimientos, puede ser un problema dentro del poder donde se necesita ser mesurado y conciliador. Carmen Aristegui no podría irse a la yugular del PRI como lo hace desde su noticiero en CNN.

Si llegara al poder, aunque intentara hacer las cosas bien, decepcionaría a muchos. Tendría que satisfacer a ciertos sectores de la sociedad en detrimento a otros. Dentro del Gobierno ya no podría criticar al Gobierno, porque precisamente ella sería Gobierno.

Cuando se sugiere que Aristegui deba gobiernar este país es algo así como pensar que Superman o Batman pudieran llegar a rescatarnos. Aristegui es una buena periodista, más no es una estadista, no tiene experiencia alguna.

Tal vez el próximo Presidente de la República no venga de algún partido, las cosas en la política se habían vuelto tan insoportables que se tuvieron que mover y así comenzó a ocurrir en las elecciones donde los partidos tradicionales, unos más, otros menos, fueron castigados; y si no se replantean las cosas para 2018 podrían acabar muy mal, como ahora ocurrió en Nuevo León y en Guadalajara. Hay figuras con talento que pueden optar por la figura independiente, hay quienes como “El Bronco”, renegando de las decisiones de su partido, tome esa ruta a pesar de su perfil eminentemente tradicional. Sin duda el 2018 podrá ser una elección sui géneris. Pero sugerir a Carmen Aristegui en la terna, es algo un tanto ingenuo.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter