Las elecciones: El PRI contra todo lo que se mueva

24 mayo 2015

veces compartido

Éstas elecciones intermedias han sido muy distintas a las de 2009, y es natural, las circunstancias cambiaron completamente en 6 años, desde el partido que nos gobierna, las características de ese partido y el que nos gobernaba antes, el papel de la oposición, la sociedad, los medios de comunicación; y sobre todo, la lucha por el poder.

Las elecciones: El PRI contra todo lo que se mueva

En el 2009 como quiera que sea, con todo y el surgimiento del movimiento del voto nulo, la clase política tenía un poco de más credibilidad y la situación del país no estaba tan deteriorada como lo está ahora; se respiraba un ambiente más democrático, la guerra sucia era más tenue que la que hay ahora, ya existían Facebook y Twitter pero todavía no tenían tanta importancia ni eran tan relevantes como “medio de comunicación”. Obama apenas en el 2008 había puesto de moda el uso de las redes sociales como estrategia política y nosotros apenas estábamos tomando nota. Ahora las redes sociales se han vuelto muy importantes, para informar y sobre todo, desinformar a la población.

En 2015 existe un ambiente de inconformidad severa. El PRI apuesta por su voto duro y por la división de los opositores porque no puede aspirar a conseguir más votos; los opositores la tienen más complicada porque casi no tienen voto duro y a pesar de que pueden obtener algo de voto útil a diferencia del PRI, las cuentas no les salen. El PRI con todo y el nefasto gobierno de Enrique Peña Nieto puede salir avante, y eso no sólo es “culpa del PRI” sino de la misma oposición.

Este escenario explica la guerra sucia. Los priístas deben dividir el voto de los opositores, voto que difícilmente apostaría por ellos. La única forma de hacerlo es por medio de la guerra sucia, sobre todo contra el que va arriba o el que está más cerca. Los tricolores no se tocan el corazón y hacen cualquier cosa para denostar a quien les represente una amenaza: Verdades, mentiras, amenazas, rumores,compra de medios y demás. Los opositores a su vez no han dejado de usar estrategias de guerra sucia contra los candidatos del PRI, aunque tratan de venderse como lo alternativo o diferente, el cambio, quienes “salvarán a México del PRI”, y que salgan de la sintonía de la clase política tradicional. Los opositores deben de atraer el voto útil, los del PRI lo deben de dividir.

Esta historia trata sobre sí el PRI consolida su gobierno, o marca el inicio del fin de éste. Eso explica por qué las campañas intermedias han sido álgidas, lo explica también porque aún cuando hablamos de la falta de líderes en la oposición, hay algunos que han sabido levantar la mano y han logrado canalizar el hastío a su favor. Un claro ejemplo es “El Bronco” quien al no tener cabida en el PRI, renunció al partido, y se postuló como independiente. A pesar de su larga trayectoria en “el partido de siempre” se ha logrado vender como un candidato alternativo, y lo ha hecho aprovechando la mala imagen que ha dejado el actual gobernador Rodrigo Medina.

En Guadalajara, Enrique Alfaro de Movimiento Ciudadano encabeza las preferencias. Esta figura política que estuvo en el PRI, en el PRD y que es conocido por su pragmatismo donde puede hacer campaña con López Obrador en 2012 al mismo tiempo que tiene una relación con el conservador panista Emilio González Márquez, se ha logrado vender como la figura alternativa y ha logrado canalizar la indignación de los ciudadanos con los gobiernos del PRI (y en cierta forma, también del PAN). A pesar de que aspira a una alcaldía (después de haberlo hecho por la gobernatura hace 3 años donde perdió en unas elecciones polémicas) su triunfo podría tener un significado dentro de la situación política nacional, dado que es una figura que puede apostar a cosas más grandes.

Después sigue el legislativo. El PRI busca obtener mayoría en las cámaras, pero necesita al Partido Verde porque por sí mismos no podrán cumplir su cometido. Eso explica por qué los verdes se pasan por el arco del triunfo cualquier ley que tengan enfrente para anunciarse y lograr conseguir el mayor número de votos. El verde le ayuda al Partido Revolucionario Institucional obtener voto útil, sobre todo del electorado ingenuo que no votaría nunca por el PRI pero que se dejan asombrar por los spots de “El Verde sí cumple”. Por eso los billetazos, las intervenciones telefónicas ilegales y demás artimañas.

Y volviendo a lo de las diferencias. A pesar del 2006 el entonces IFE tenía más credibilidad que tiene ahora el INE, que se ve débil, vulnerable,  rebasado, y no sabemos si lograrán garantizar elecciones limpias. Y en un país actualmente convulso y violento, existen riesgos, existen peligros.

No es el PAN ni el PRD quienes representan la mayor amenaza en las alcaldías y gobernaturas que se disputan. Son más bien los candidatos que han levantado la mano por sí mismos, ya sea a través de un partido o de forma independiente. El PAN está menguado y el PRD está cooptado por el mismo PRI. El mensaje es que los inconformes tendrán que buscar espacios por otro lado para hacer frente a la avalancha tricolor, que está dispuesta a hacer todo lo posible, incluso a pasar por encima de nuestra incipiente democracia, para mantener su poder en el gobierno.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter