De candidatos que hacen el ridículo

15 abril 2015

veces compartido

Voy a ser sincero. Si yo fuera candidato y llegara con aires de intelectualidad, cultura y un concienzudo análisis de la problemática del país-estado-ciudad-distrito que deseo gobernar voy a perder. La gente a la que nos gusta que nos informen con datos detallados y profundos análisis somos una minoría. No sólo eso. Incluso para nosotros puede ser algo cansado escuchar verborreas complejas cuando ya tenemos reservado el uso de nuestra mente para otras cuestiones.

De candidatos que hacen el ridículo

Además depende de la figura en cuestión. Ocuparemos más tiempo en analizar a los candidatos a la Presidencia que a los que contienden para una diputación local. Debido a esto el candidato debe de ser directo, simple y concreto en sus propuestas; debe de apelar a las emociones y le tiene que decir al votante como es que se va a beneficiar, ya después puede profundizar. Por un decir, en mi campaña hago 3 propuestas (o la baso en 3 ejes): 1.- Sembrar arbolitos, 2.- Nacionalizar elcerebrohabla.com 3.- Aumentar el empleo. Ya hecho una vez esto, puedes en la página web fundamentar las propuestas para aquellas minorías de mentes inquietas.

El tipo de campañas refleja el tipo de sociedad ante la que se está, también están diseñadas de acuerdo a la coyuntura (por ejemplo, el hartazgo actual) y al final su estrategia es a como dé lugar ganar votos. A veces no entenderás de que va una campaña y su propósito se te hace absurdo; pero por el contrario, esa campaña puede ser muy efectiva sin que te estés dando cuenta. Posiblemente el candidato sabe que nunca votarás por él y entonces lanza su propaganda a otro tipo de público. Posiblemente no le importa quemarse mucho mientras los otros también se quemen para levantarse con el voto duro.

Últimamente hemos visto muchos “spots” ridículos. Candidatos bailando canciones populares, cantando de una forma muy desafinada y descuadrada. Posiblemente tú lo veas como un insulto, pero en trasfondo puede ser más confrontativo, y es que si los candidatos utilizan esos tipos de estrategias es porque funcionan, y porque el público al que están dirigidos puede elegir su voto de acuerdo al carisma del candidato, o a si es capaz de bailar la macarena en falda, y no por sus propuestas. Estamos en el entendido de que un candidato que quiera ganar debe de usar la mejor estrategia, y tristemente en muchos casos, la estrategia es esa.

Posiblemente, tú como “intelectual del feis” creas que ese tipo de campañas son absurdas y mal hechas. Muchas personas en Facebook creen que las redes sociales son un termómetro social del país cuando éstas representan una minoría; y muchos candidatos no toman en cuenta las redes no por ignorancia (aunque en algunos casos sí), sino porque sus votantes que les darán la diferencia no se encuentran ahí. Esos spots más bien están dirigidos a personas cuyo nivel de ignorancia es mayor y que se conforman con un baile popular, en vez de propuestas sustentadas con documentos y gráficas bonitas de la OCDE.

Al final del día, más que recriminar a los candidatos, deberíamos de recriminarnos como sociedad y sistema donde permitimos que la ignorancia abunde al grado en que los aspirantes deban de rebajarse a hacer bailes mal hechos para obtener votos. Lo menos preocupante es dicha puesta en escena, lo realmente preocupante es que dicha ignorancia da puerta abierta a candidatos de dudosa reputación, muñecos de telenovela en vez de estadistas, o populistas en vez de personas preparadas para ocupar el cargo.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter