Ese pequeño lapso de tiempo donde los políticos te quieren y te apapachan

4 abril 2015

veces compartido

Hoy inicia la campaña, hoy empieza la feroz batalla por tratar de conquistar al ciudadano, hoy las ciudades se inundarán de spots, carteles y trabajo en tierra, hoy podrán ir a tu casa para convencerte de que votes por tal o cual político, hoy es el día donde los políticos tratarán de darte su mejor cara, donde tratarán de entenderte, de abrazarte, de apapacharte, de ponerse a tus servicios a cambio de que les des su voto. Hoy inicia todo.

Ese pequeño lapso donde los políticos te quieren y te apapachan

El político más corrupto y gañán dejará ceder sus músculos faciales, su careta de persona enojada que no puede perder la compostura, porque la humildad en los terrenos del poder es símbolo de flaqueza (o al menos eso creen). Pero hasta el más frío sabe que tendrá que sonreír porque esa careta rígida no funciona para los ciudadanos. Los políticos entienden que esas relaciones frías y pragmáticas sirven mucho para disputar el poder dentro del quehacer político diario, pero no para quedar bien con los ciudadanos.

Pero los ciudadanos no les creen, al menos a la gran mayoría. -Muy buenas tardes Señora Gómez, soy Prisciliano Huerta del Partido Contigo Ciudadano y vengo humildemente a su morada a present… -¡Lárguese hijo de su chingada madre! ¡estamos hartos de su propaganda! ¿qué me dice del dinero que desvió? ¡largo de aquí!

La política ha quedado tan desacreditada que los ciudadanos han puesto su indignación en piloto automático. Es decir, si un político honesto (escasos, pero existen) llega con la Señora Gómez, posiblemente lo reciba igual, posiblemente saque la cacerola para ahuyentarlo de su casa -¡Lárguese pendejo, por donde vino! ¡todos ustedes son iguales!

En realidad los políticos no saben a ciencia cierta que es lo que deben de hacer para convencer a los ciudadanos. Por más buenas intenciones pueda tener alguno, al final del día está arropado por uno de todos esos partidos que han quedado desacreditados, recorriendo todo el espectro ideológico de izquierda a derecha incluyendo las mutaciones dentro de éste (como esas alianzas entre el PAN y el PRD). -Hola señora, yo soy Honesto Gentil del PRI, mi carrera está totalmente limpia y ¡Usted es igual que Peña Nieto, no porque esté calvo cree que me va a ver la cara! Hola, soy Bondadoso Bueno del PAN y vengo a… ¡Lárguese con todo y sus 60 mil muertos de Calderón! Yo soy Honrado Cosme Fulanito de Morena y ¡Ha de ser igual que el loquito mesiánico!

El voto duro juega un importante papel. El voto duro es el único que no se va ante el descrédito de la política y los políticos. Incluso quienes lo poseen buscan generar la percepción de que “todos son iguales” aunque ellos se manchen, porque saben que siendo conscientes de que no pueden ganar conciencias, pueden apostar a perder menos que los demás (que al final del día es lo mismo que ganar).

A pesar de todo esto, todos harán lo posible por convencerte. Los anuncios de la tele, los banners de las páginas web, spots de la radio, anuncios patrocinados en Facebook, vallas, espectaculares, partes traseras de camiones, pega de calcas, videos, streaming con tu candidato, tortillas con el logo del partido, despensas, artículos patrocinados, notas pagadas por debajo del agua, cuentas en redes para golpetear a los opositores, estrategias BTL, visitas a casas, lápices, borradores, USB con el logo del candidato, columnistas comprados, bailes, maratones, (inserte el nombre de su candidato)fest.

Bienvenidos todos, a la campaña intermedia. Qué comiencen los juegos del hambre de poder.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter