De Youtube no te pueden correr

17 marzo 2015

veces compartido

Hay que ser sinceros. Imagina que un amigo tuyo llegara y te empezara a decir que -En el noticiero de López-Dóriga ví que… ¿Qué pensarías de él? Primero, no estaría en onda (cuando iba en la prepa hace más de 15 años todavía era algo normal), segundo, lo verías como una persona anticuada e incluso de poco criterio. En 15 años la forma en que nos informamos ha cambiado diametralmente.

De Youtube no te pueden correr

Hace dos años, el gobierno de Peña Nieto (que todavía no entraba en funciones) censuró a Pedro Ferriz por hablar mal del ahora Presidente. Si eso hubiera sucedido hace 20 años, hubiera sido el acabose para su carrera. Pedro Ferriz tal vez estaría viviendo en Estados Unidos. Pero en esta segunda década del nuevo milenio las cosas son un tanto diferentes. Pedro Ferriz tiene su espacio por Internet llamado Ferriz Live TV. Naturalmente no tiene la exposición que tenía en Grupo Imagen, pero tiene algo, no sólo no está callado, sino que por ese medio critica duramente al Gobierno con menor temor a represalias. Pedro Ferriz no trabaja para nadie, así que nadie lo puede correr, no lo puede correr ni Google ni Youtube porque no trabaja para ellos.

Ahora que despidieron a Carmen Aristegui, seguramente, como afirma el mismo Pedro Ferriz, como venganza por sacar a la luz el tema de la Casa Blanca del Peña Nieto, el impacto que tendrá su censura en la sociedad será menor que si esto hubiera ocurrido hace años, como ocurrió con Julio Scherer y su Excelsior; y al mismo tiempo el censor se verá más afectado gracias a la propagación de información por medio de las redes sociales. Aristegui sigue teniendo su espacio en CNN (dónde es más difícil que la censuren por ser un medio extranjero) y Reforma (quienes se han expresado públicamente como opositores al gobierno) además, tiene su sitio web de aristeguinoticias.com.

A Aristegui le cerraron uno de tantos espacios. Tendremos que ver si ella puede seguir trabajando junto con su equipo de investigación (necesitará recursos para financiarlo, dado que ya no está MVS para pagar sus quincenas), no podrá contar con la infraestructura que tiene MVS, pero tiene los suficientes recursos como para no quedarse en el ostracismo.

Los medios tradicionales son los más fáciles de controlar, aquellos que dependen de una concesión, aquellos que son unidireccionales y aquellos donde los periodistas se tienen que someter a un grupo de capitalistas que tienen los recursos para que su voz pueda ser escuchada. Con Internet esto es diferente, Chumel Torres podrá estar menos preocupado porque le censuren a su Pulso de la República, cualquier intento del gobierno se vería como un acto de censura frontal que recaería en una indignación más fuerte. Como el mismo Chumel Torres afirmó (más bien su compañero Durden) ¡De Youtube no te pueden correr! Incluso no pasa nada si Chumel utiliza el logotipo de Youtube para decir que en ese canal se transmitirán videos de Mexicoleaks.

La tecnología avanza y los medios tradicionales empiezan a caer en la obsolescencia, no porque la tecnología que emplean sea obsoleta, sino porque las nuevas tecnologías permiten otras formas de comunicación. Tal vez al sintonizar la radio ya no se escuchen las voces de Aristegui o Ferriz de Con, pero en un futuro no lejano, uno podrá, vía Internet sintonizar canales de radio virtual vía streaming. De hecho esto técnicamente ya es posible (se necesitaría una red 4G y un plan de Internet sin límite de consumo) y sólo tenemos que esperar un poco al abaratamiento de las tecnologías y a la dinámica de mercado para que eso suceda. En no mucho tiempo, Aristegui podría tener su propio programa de radio y ella se podría financiar por medio de publicidad para pagarle a sus investigadores y a su mesa de debate. No tendría que esperar contratos publicitarios jugosos del gobierno, ya que necesitará una infraestructura mucho menor para hacer lo mismo que ahora ella hace. Necesitaría que pagar un equipo para poder transmitir (que no es caro) una consola, micrófonos, y un plan con alguna empresa, que se puede ubicar en cualquier parte del mundo, que ofrezca streaming.

Los efectos de la censura serán menores a los que se veían en los años 70. Quienes han sido callados todavía se escuchan, la censura en Internet es mucho más difícil de ejercer. Afortunadamente las nuevas tecnologías son y serán un dolor de cabeza para los gobiernos autoritarios. Son muy difíciles de controlar.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter