Uopa Osorio Chong

5 octubre 2014

veces compartido

De alguna manera los estudiantes y la sociedad esperaban que el gobierno llegara con su aparato represor, o hiciera lo que generalmente hace para contener a la mala a quienes se oponen a ellos: Granaderos, infiltrados, anarquistas destrozando bancos y demás. No es que fueran masoquistas, (posiblemente es un proceso que se gesta en el inconsciente), sino que así se podía reafirmar la teoría del gobierno malo, el gobierno que le da la espalda a los ciudadanos, ese que nos ha dado esa impresión en los dos años que llevan al mando del poder.

Uopa Osorio Chong

Se hablará del 68, del halconazo y demás sucesos trágicos, pero los gobernantes muchas veces han recurrido a otros métodos antes de llegar a esas instancias. Por eso es que comentaba que lo sucedido en Tlatelolco hace casi medio siglo parecería un juego de niños si lo comparamos con lo sucedido en las dictaduras latinoamericanas. Y por eso se entiende que Osorio Chong haya salido con los estudiantes y les haya dado por su lado. Técnicamente les concedió sus peticiones y dio respuesta positiva a los diez puntos del pliego petitorio. Tanta masa de manifestantes en la calle es peligrosa si terminan opuestas al gobierno, pero si logras darle por su lado, quien quite y hasta algunos ilusos terminen agradecidos con el gobierno.

Me extendería mucho para explicar si lo solicitado por los alumnos era lo mejor para ellos y el Instituto Politécnico Nacional, pero el acto de Osorio Chong de alguna manera termina siendo buena para ambas partes, aún si los alumnos pugnaran o no por lo más acertado, o si Osorio Chong actuara sólo por estrategia política. Para los alumnos es bueno porque significa cierta victoria moral frente al poder, y para Osorio Chong porque el acto le da ciertos votos a él y al Gobierno del cual forma parte. Que un priísta se parara frente a la masa de alumnos para escuchar sus peticiones y no sólo eso, cumplírselas, no es algo que esperara mucha gente.

La manifestación del IPN fue una muestra de que por más trate el gobierno de mantener a la sociedad en estado de burn out, siempre habrá una posibilidad de que los ciudadanos se les salgan de control, siempre habrá alguna razón para que salgan a la calle a pesar al denso clima político. Al gobierno le dio miedo esa cantidad interminable de masa circulando por Reforma y demás avenidas de la ciudad de México y posiblemente la vieron como algo demasiado grande, y por eso tuvieron que ir a hablar con ella.

La decisión de Osorio Chong fue acertada, pero pensar que eso es un viraje del gobierno ante la democracia y la apertura es un fatal error. La decisión tiene que ver más con intentar que las cosas no se les salieran de control. Un gobierno con poca legitimidad, con críticas provenientes de muchos sectores de la sociedad no se puede dar el lujo de hacer otro acto que los deslegitime más porque pueden despertar eso que algunos llaman el “México bronco” y provocar una reacción en cadena en su contra.

 

 

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter