Cuando te crees todo lo que ves en las redes sociales

26 septiembre 2014

veces compartido

En mi Facebook empezó a circular un artículo afirmando que Miley Cyrus (ese asco de artista que se pasó la bandera mexicana por su trasero) odiaba a los mexicanos: – “No me importa lo que los Mexicanos piensen, no me gustan, son lo peor que le pudo pasar a mi país. Lo que hice fue una demostración de lo que siento por los mexicanos, son flojos, mediocres y vienen a quitarnos nuestros empleos, lo volvería hacer y por la multa… por favor, podría pagarla cuantas veces quisiera”. Era una página web sin ninguna reputación, con un diseño web pobre y con un nombre que nunca había escuchado. Es decir, un sitio que cualquier persona podía montar y publicar cualquier cosa. Pero lo dieron por sentado y la gente se indignó.

int

En la misma red social, veo a personas de ideología conservadora opuestas a López Obrador compartir información posteado por el periódico “Regeneración” (ligado completamente a AMLO) porque ese artículo habla mal de Peña Nieto (a quien también se oponen). Pero como el diario, ignorando de donde proviene, habla mal de Peña Nieto, entonces dice la verdad. Luego las notas del Deforma compartidas como si fueran verdad ya elevan esto a otro nivel.

Mucha gente cree que como ya no ve Televisa ni los medios “oficialistas” entonces ya no es susceptible de ser manipulada porque se informa en los medios alternativos y sociales (es decir, el muro del “feis”), pero es increíble el poco rigor que la gente le da a la información que consume, no se detiene a ver de donde proviene. Como si fuera lo mismo una nota del País de España a un artículo escrito en juanperez.blogspot.com. Gran parte de mi muro de Facebook está lleno de mentiras o de notas tendenciosas. Partidos políticos crean Fan Pages disfrazadas para criticar a la oposición y la gente crea que se trata de una página creada por “ciudadanos conscientes”.

Luego también los usuarios de las redes pueden ser proclives a crear rumores falsos (muchas veces sin mala intención) y estos son viralizados. No es de extrañar que muchas personas sigan cayendo en la trampa de esas cadenas que afirman que Hotmail, Messenger o Whatsapp van a cobrar mensualmente y para evitarlo debes de enviar el mensaje a 10 personas y encomendarte al san patrono de las redes sociales San Zuckerberg Tadeo. Que decir de las imágenes evidentemente alteradas en Photoshop que muchas personas dan por reales.

La información útil es para quien sabe buscarla, para quien sabe ser selectivo a la hora de buscar y recibir contenidos, para quien tiene criterio propio. Es absurdo darle valor a todo lo que todos publican en la redes sociales nada más porque lo pusieron ahí: -Mijo, ten cuidado porque en la calle está de moda una niña que te arroja un polvo mágico, te hipnotiza y te roba todas tus cosas. -Por favor, mamá, esas son mentiras. -No es cierto hijo, es verdad, tu tía Mary lo puso en el Face.

En este sentido las redes sociales pueden ser un arma de doble filo y los incautos inconscientemente pueden estar promoviendo rumores falsos cuya propagación beneficia a alguien. Si bien las redes sociales son más difíciles de controlar que los medios unidireccionales (como la televisión o la radio), sí se puede introducir ruido para confundir al usuario de tal forma que no sepa asimilar que es verdad y que no es.

Es más, puede que todo lo que acabo de decir es mentira, ustedes ni se dieron cuenta y ya compartieron este artículo en las redes sociales.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter