Despurificando a México

30 junio 2014

veces compartido

Una amiga me compartía su frustración (que yo adopté) por ese balconeo que padeció (merecidamente) Purificación Carpinteyro, perredista que estaba en contra de las intentonas de Televisa por quedarse con la mayor rebanada del pastel en la Reforma de Telecomunicaciones. Resulta que terminó siendo de alguna forma defensora de los intereses de Telmex para a partir de ahí poder hacer sus negocios.

266320-e3b0b8b762295f70b_pf-2293130430dipu-m12-s

Alguien que había ganado algo de reputación por haberse enfrentado a Televisa, terminó tirando toda su carrera por un audio grabado donde queda en evidencia. Purificación Carpinteyro formó parte del Frente por Ley de Telecomunicaciones que pretendía censurar y beneficiar a Televisa. Carpinteyro traicionó a todos.

Lo peor del caso es que este hecho beneficia a Televisa y podrá fortalecer su teoría de la conspiración donde quienes no están con ellos, están con los intereses de Carlos Slim (sea le PRD, panistas como Javier Corral, periodistas como Carmen Aristegui, MVS, hasta AMLO y medios de izquierda, que en palabras de Carlos Loret de Mola, todas son financiada por Carlos Slim para atacar a Televisa).

No es nada raro ver cosas así en medio de la discusión de una Reforma de Telecomunicaciones que implica muchísimo dinero. Si con dinero baila el perro, tenemos una jauría. El problema es que los perros se pueden confundir con aquellos, que muchas veces son los menos, actúan sin intereses propios y sí con un beneficio hacia la nación. Pero los que son perros tratarán de hacer creer que los demás animales de la granja son también perros de su misma condición.

Curioso es que nadie habla de la telebancada, a ellos no los sancionan y teniendo intereses explícitos a favor de las televisoras que hasta la fecha son preponderantes. Personas como Javier Lozano tienen el descaro de legislar a favor de una televisora, en temas energéticos Pedro Joaquín Coldwell tiene intereses particulares en el tema petrolero y lo peor es que lo admite de una forma cínica.

El problema es que la corrupción parece ser demasiada como para pensar en que se puedan crear reformas ganadoras y que beneficien a México. Parece que no tenemos la capacidad de sacar al país adelante porque nuestro estado de derecho es lo suficientemente endeble como para que quien quiera pueda sacar su tajada, y la capacidad que se tenga para castigar a quienes se corrompen y corrompen a los demás tenga que ver el influyentismo. Los miembros de la telebancada estarían mejor parados que lo que estaba Purificación Carpinteyro y por eso aunque todos sepamos para quien trabajan, pueden hacerlo impunemente.

Por eso comparto la frustración de mi amiga. Es como si el deseo de tener un país mejor se diluyera, porque hasta parecieran dar el mensaje de que en México hacer las cosas bien no funcionan (el que no tranza no avanza).

Y por más reformas se aprueben, si no hacemos nada por cambiar el chip, las cosas no avanzarán mucho, como el país no ha logrado cambiar a pesar de los múltiples cambios y promesas.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter