Aunque Toluca se vista de seda, Toluca se queda

26 febrero 2014

veces compartido

La Cumbre, sí, la Cumbre. Esa de la que no hablé, porque sirvió más de muy poco (aunque algunos aseguran que fue parte de una conspiración secreta judeomasónica para elegir al doble del Chapo Guzmán), pero ocurrió algo que ocurre siempre que vienen a México mandatarios de otros países.

Aunque Toluca se vista de seda, Toluca se queda

Arreglaron a Toluca por encimita. Pintaron el trayecto que recorrerían el Presidente Obama de Estados Unidos, y el Primer Ministro Harper de Canadá, para que la imagen de esa avenida concordara con el México que el Gobierno vende en el extranjero, ese del Peña Nieto reformador, del Saving Mexico. -¡Hey bro!, I can notice that Toluca’s main street is nice and all the houses are painted with sweet colors man. This mean that it’s true that you are truly Saving this fucking country caón!, So ¿Can we take another street? I suposse that small streets are beautiful too-. -¡No no, we can’t President Osama! ¡we are tosteichon the chorizos that we are going to eat, and if we don’t arrive quickly to the goberneishon palace, they will be very enfriated, and we would have to eat chorizo recalentated!

En la Cumbre del 2004 en Guadalajara, cuando el PAN gobernaba, se hizo algo parecido. Todos sabemos que la carretera del Aeropuerto de Guadalajara muestra algunas de las miserias de la ciudad. Entonces se colocaron plantas a los lados para que los cinturones de miseria no se notaran tanto. Lo único de agradecer es que arreglaron el pavimento de la avenida a la que salgo a trotar, para que cuando pasaran por ahí Hugo Chávez o Zapatero, pensaran que en México hay orden y desarrollo.

Sólo cuando vienen mandatarios de afuera, entonces sí se invierte en mejorar las condiciones de vida de los habitantes… que viven por donde éstos van a pasar. Entonces sí existe ese recurso que en otros casos se considera escaso, que los recortes presupuestales, que no logran bajar recursos federales, etcétera, etcétera. Y no es que espere que dejen todo el país bello cuando no hay recursos para hacerlo, sino que es hipócrita disfrazar la realidad de un país de esa forma y a la vez es una forma de despreciar a los ciudadanos que viven en esa realidad, que no quieren que los extranjeros vean.

Esa actitud también es muestra de sumisión. Además no creo que personas como Obama o Harper ignoren la realidad de nuestro país, cuando parte de las políticas públicas que diseñan, tienen que ver con nuestra nación. Además basta entrar a Google Street View (Obama dice tener tiempo para ver House of Cards) para ver como es realmente México, con sus bellezas y sus miserias.

Esta práctica es más de esperarse de este gobierno que quiere crear una buena imagen en el extranjero, donde la imagen y lo mediático importa más que el fondo. Donde no tienen empacho en mostrarse como reformadores, como los que marcarán un antes y un después, cuando en México todos palpamos una realidad diferente a la que se quiere vender allá afuera.

Porque al lado de la calle pintada y arbolada con los nombres grabados de los mandatarios, hay calles con cansas cuarteadas y sin pintar.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter