Las universidades como semilleros de posturas ideológicas

26 enero 2014

veces compartido

Existe la creencia, y no sólo a nivel nacional, de que el alma mater de un individuo puede condicionar su postura ideológica. El individuo al entrar a la universidad, ya tiene 18 años cumplidos, es mayor de edad, y su desarrollo tanto intelectual como espiritual está en proceso. Ya es una persona, se supone, en mayor parte independiente en el terreno intelectual, por lo cual empieza a consolidar su sistema de creencias (que ciertamente dicho proceso puede comenzar a gestarse años antes).

Las universidades como semilleros de posturas ideológicas

Veamos los estereotipos que abundan. El chairo de la UNAM, el tecnócrata neoliberal del ITESM / ITAM, el riquillo socialistoide de la IBERO / ITESO, el mocho conservador de la Universidad Panamericana. Y estos estereotipos se entienden como la consecuencia de la línea ideológica de la universidad. Lo aprendido en la escuela ayuda a formar el concepto que un individuo puede tener del mundo, el cual puede variar de una a otra institución. Por lo tanto los alumnos tendrán una tendencia a adoptar en cierta medida, la ideología de su alma mater.

Pero eso no es siempre así. Porque el individuo puede no estar de acuerdo con algunas de las creencias que forman la postura de la institución en la que estudia, y también porque dicha postura en una institución no es necesariamente lineal, y dentro del profesorado pueden existir algunas “disidencias” que en muchos casos pueden ser toleradas por las instituciones en aras de la “pluralidad y la universalidad”. Incluso una universidad puede tratar de mostrarle al alumnado algo de otras ideologías, también por medio de conferencias o invitados, para que tengan un criterio más amplio. Por eso no es de sorprender, por ejemplo, que en el ITAM estuviera Fernández Noroña dando una conferencia, o que en el ITESM de Monterrey AMLO fuera vitoreado por parte del alumnado.

No es imposible ver a alumnos en la UNAM que no están de acuerdo con la visión socialista y nacionalista (no nacionalsocialismo, no malinterpreten) y que se conviertan en unos férreos defensores del libre mercado. Incluso pueden hablar de todos los defectos del modelo de la UNAM, tanto como la ausencia de profesores que no van a dar clase, como de la falta del papel del baño. Así de la misma manera, tampoco es raro toparse a un egresado del ITESM con una visión socialista, y con una dosis de fuerte crítica al neoliberalismo. Por cierto conozco gente que incluso son profesores en esa institución sin ningún problema.

Los padres de familia tienden a meter a sus hijos en escuelas cuyo pensamiento corresponda con el de ellos, especialmente en escuela básica y media superior. En el caso de la universidad, los hijos muchas veces deciden donde estudiar, aunque los padres influyen mucho todavía. Tal vez les gustaría que estudien en donde ellos estudiaron, u optan por una universidad que se ajuste a su presupuesto económico. Al final podrá haber cierta tendencia a estudiar en la universidad que se ajuste a ciertos criterios ideológicos, pero en muchos casos no será así. Un alumno puede optar por estudiar en una universidad pública debido a la escasez de dinero, o por el contrario, debido a que dicha institución tiene un muy buen nivel en el área en que el alumno desea desarrollarse, poniendo a la tendencia ideológica de la institución en un segundo plano o descartándola por completo.

La ideología política de un individuo se desarrolla de acuerdo a muchos factores. Incluso es algo en donde los genes pueden tener cierta influencia. El temperamento de la persona, su historia de vida, el conocimiento que adquiere, las personas con las que se relaciona, la forma en que fue educado. Variables son demasiadas. Existen estudios (si son fiables o no es otra cosa) que afirman que la gente de izquierda tiende a ser más inteligente, puesto que los individuos con bajo CI suelen ser más temerosos y por lo tanto suelen abrazar ideologías derechistas que les proporcionen seguridad. Otros dicen que las personas de derecha son más felices porque tienden a vivir más en familia y creen en un ente superior.

Se ha tratado de explicar de muchas maneras las corrientes ideológicas. Y es que no existe sistema perfecto en la faz de la tierra, por lo cual algunos consideran que un equilibrio consecuencia de la oscilación entre ellas es lo que traerá prosperidad a una sociedad. Por parte de las universidades, a pesar de que el término “universidad” parecería implicar el abarcar un todo, tenemos que recordar que somos animales políticos con alguna postura política (que existirá aunque el individuo se encuentre en la ignorancia y no sepa como nombrar a los términos), por lo tanto, las instituciones educativas de alguna manera también la tendrán.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter