Palabras en Juego – Yamile Vaena

5 octubre 2013

veces compartido

Calificación: 3.5/5

De pronto me gusta tomar libros de escritores nuevos, y llegó a mis manos este, llamado Palabras en Juego, de Yamile Vaena, emergente escritora mexicana con dones literarios de familia y quien tuvo la fortuna de tener un libro de cuentos para niños el cual escogieron en los EEUU para un libro de texto junto con Amado Nervo y Carlos Pellicer.

Palabras en Juego - Yamile Vaena

Palabras en Juego es una novela light, aunque es de notar los dotes literarios de la autora que seguramente le darán la capacidad de escribir posteriormente una obra más profunda. La historia tiene como personajes principales a Rick (Ricardo Mar) y a Sofi, quienes se conocieron vía Internet. Conforme platicaron, se enamoraron sin llegar a conocerse físicamente, y a partir de ahí comienza una historia muy interesante donde a través de una conversación de chat, podemos ir conociendo a los personajes, adentrándonos en ellos.

En ese sentido el formato es novedoso. Si bien se notará alguna familiaridad porque está escrita como diálogos, como por ejemplo Romeo y Julieta, la diferencia está en la barrera que implica conversar a través de una máquina, donde quienes conversan no ven a la otra persona y mucho menos su lenguaje corporal. Además podemos notar una forma de dialogar típica de los chats de Internet, con el uso de emoticons, mayúsculas para alzar la voz y demás. Aunque se agradece que la autora no haya exagerado en el uso de estos recursos de tal forma que pueda entorpecer la lectura.

Lo que tal vez recriminaría en este formato, es que en parte del libro falta un argumento sólido, una historia interesante que sostenga estas conversaciones. Y la historia agarra solidez ya pasada la mitad de libro que desemboca en un final que hace que esta obra valga la pena. Y si bien el final pareciera justificar en parte, esta parte del libro donde la línea se pierde en medio de las conversaciones virtuales, sí era importante darle una historia estructurada para que la calidad del libro se mantuviera al parejo en todas sus páginas.

Lo que está bien lograda es la intención de la autora que por medio de las conversaciones, conozcamos el perfil de los personajes. En ese sentido logra que el lector se identifique con ellos, sobre todo con Rick, una persona bondadosa, pero que ha sufrido mucho en su vida, y a pesar de su posición económica privilegiada, ha tenido muchas carencias en las relaciones sociales. Esta obra también nos deja ver los conflictos típicos de las relaciones sentimentales, que generalmente no se hablan mucho. Así también podemos notar las limitaciones que implica una relación puramente virtual.

Tomando en cuenta que la obra comenzó a ser escrita hace tiempo, hubiera agradecido una actualización en las “tecnologías”. Por ejemplo, Rick y Sofi chateaban por ICQ y Yahoo Messenger. Posiblemente hubiera sido más prudente hablar de tecnologías más nuevas (Whatsapp) aunque en mi particular punto de opinión, simplemente hubiera omitido el nombre comercial de la tecnología por la cual se están publicando. Si bien también es interesante que la autora colocara la hora en que se emitían los mensajes, encontré algunas inconsistencias como el que aparecieran mensajes nuevos como una hora anterior, o que en algunas conversaciones simplemente no se mostrara.

Sobre todo en los relatos que acompañan esta conversación, así como en los cuentos incluídos, podemos ver una narrativa fresca por parte de la autora, gracias a los recursos literarios que posee, y que la diferencian de muchas novelas light escritas por pseudoescritores nóveles que logran obtener considerables ventas. Tal vez contrasta con la calidad del lenguaje usada en los chats, pero eso se entiende tomando en cuenta que se ha querido emular, precisamente, una conversación por chat.

Esta obra deja mucho que pensar en el tema de las relaciones virtuales, y muestra como esas limitaciones físicas son suficiente razón como para decidir no enamorarse de una persona que sólo se ha conocido por este medio. Éste es el fin del libro, y en ese sentido, está bien logrado.

Este primer libro publicado en México por Yamile Vaena (de niña se publicó una obra suya Jugando con Tili en España) es bueno y recomendable, pero desde luego que no será su obra estelar, pensando en que tiene una narrativa para escribir obras bastante mejores, y porque a pesar de su calidad narrativa, en algunos momentos se puede leer alguna que otra “novatada”. Creo que para esta nueva autora, Palabras en Juego es un inicio con el pie derecho de lo que podría ser una carrera promisoria.

Lo pueden adquirir aquí: http://www.amazon.com/-/e/B00EYQ8LNY

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter