Cerebro vs Guillermo Dellamary. ¿Diferencias entre pobres y ricos?

2 octubre 2013

veces compartido

Guillermo Dellamary así de describe: Mi Curriculum se resume a 25 años de experiencia como psicoterapeuta de jóvenes y sus familias. Especialmente en asuntos escolares y las relaciones disfuncionales con la familia. Tengo licenciatura en psicología en la UAG, en filosofía en la UNIVA y estudios de bachillerato y doctorado en la Pontifica Gregoriana en Roma 20 años de experiencia en programas de radio y televisión sobre consultoria para padres de familia

Cerebro vs Guillermo Dellamary. Sincera y ejemplar discriminación y clasismo

Después de salir del curso de Mexworks y darme cuenta de lo que pasaba ahí, hice una especie de campaña por correo (tomaba todos los mails de las cadenas de correo y mandaba un texto alertando a la gente), uno de los cuales le llegó a Guillermo Dellamary, columnista en El Informador, quien sin conocerlo personalmente, me envió un libro que estaba escribiendo sobre este “curso de superación”. Ese libro nunca se lanzó a la venta y yo me quedé con una de las pocas copias. Era un buen libro que evidenciaba de una forma moderaba los problemas que acarreaban este tipo de cursos. Me había quedado con un buen concepto de esta persona, posteriormente le dejé de seguir la pista, pero ahora he quedado asombrado por una columna tan clasista y discriminatoria, que hizo que mi opinión sobre de él cambiara radicalmente para mal. Una nota que no entiendo como fue publicada por El Informador.

Como acostumbro hacer en los “versus”. Pondré toda la nota, pero dentro de esta iré refutando todo lo que dice este personaje (las cursivas son del autor, lo demás son anotaciones mías):

Algunas diferencias entre pobres y ricos

Desde luego que no se pretende insinuar ofensa ni discriminación alguna, ni tampoco caer en necias generalizaciones. Es sólo atrapar algunas observaciones que recaen en los dos diferentes estilos de vida en nuestra muy particular cultura.

Aquí usted alerta al lector de que no va a hacer, lo que quiere hacer. El texto es ofensivo, discriminatorio y cae en generalizaciones.

Aún no acabo por comprenderlo, pero los ricos tienden a ser gente bonita, linda, bien parecida y atractiva. Y en cambio los pobres parecen recibir pocas bondades. Llegando a rayar en la fealdad. No sé si el dinero ayuda a mejorar la genética o si es que la gente bonita tiene más oportunidades de trabajo y negocios, pero basta observar el fenómeno y nos damos cuenta de que las personas de “éxito”, lo que esto pueda significar, tienden a ser gente atractiva y bien parecida. En cambio los pobres, especialmente los delincuentes, fácilmente son gente fea.

No sé si en todos sus estudios le enseñaron la historia de México, las castas, españoles, mestizos, criollos, para que usted entienda por qué la gente caucásica ha estado arriba de la pirámide, los mestizos en el medio y los indígenas en la parte de abajo. Usted lo reduce todo a tratar de explicar el éxito o fracaso de una persona debido a su parecido físico. Disculpe, pero hay gente que no es parecida, ni blanquita que triunfa. No sólo en México sino en el mundo. Eso tiene que ver con un país con muy poca movilidad social donde unas razas han dominado a otras. Incluso hay que hablar de la subjetividad de la belleza, la cual de alguna manera está supeditada a la cultura de un país o región.

También he observado que los ricos saben combinar sus prendas de vestir, tienen una mayor sensibilidad estética y no sólo porque tienen dinero para “estar a la moda”, sino tienen buen gusto hasta para hacer maravillas con poco dinero y lograr una buena imagen, de hecho muchos saben usar el lino, la lana, y el algodón, según el momento y el clima. En cambio, los pobres ni idea; se ponen lo que hay y punto.

¿No ha pensado que los pobres tienen otras prioridades antes que pensar como vestirse? Y disculpe, que ni siquiera todos los “ricos” tratan de tener una imagen impecable. Yo conozco gente que tiene dinero y no se está preocupando por saber como usar el lino, la lana o el algodón, gente que viste de jeans, una camisa a cuadros y nada más. ¿No ha pensado que la gente de clase media para arriba al estar en el sector servicios o representar la imagen de una compañía buscan verse bien, mientras que un pobre que trabaja en una fábrica no tiene la necesidad de vestirse así? Le pongo mi caso, yo tengo un negocio de páginas web. Naturalmente cuando voy con un cliente busco vestirme apropiadamente, estar rasurado. ¿Eso me preocuparía si tuviera que trabajar en un puesto de intendencia o en una fábrica? Por supuesto que no.

Bueno el extremo es cuando los pobres van a la playa o a una alberca, las mujeres se meten con una playera, shorts y toda su ropa íntima, como si no supieran que existe un traje de baño. Puede ser por pudor o simplemente una cultura de no gastar dinero en la prenda idónea para nadar. Es más, he visto en albercas públicas los letreros que indican que está prohibido meterse con ropa o pantalones largos, porque de que son capaces, lo son.

Vuelvo a lo mismo. La gente de escasos recursos tiene otras prioridades. Aquí insulta (como afirmó que no lo iba a hacer) a la gente pobre al decir que son capaces de vestirse con ropa. Cierto, es otra cultura, viven de otro modo. La gente de dinero se preocupa por seguir ciertas reglas de etiqueta que ellos en su ambiente no usan. ¿Cuál es el problema con eso? ¿Por qué le afecta tanto?

Otra gran diferencia es en la higiene, los ricos son mucho más cuidadosos en su propio aliño personal, su salud y su cuidado bucal. En cambio los pobres parece que eso no es importante, igual los hombres no se rasuran como las mujeres no saben que existen desodorantes. Los ricos toman más precauciones en la limpieza, presentación y equilibrio de los alimentos, mientras que los pobres comen como viene. Lo que hay y punto, eso de lavarse las manos antes de comer o masticar  correctamente parece que son sólo modales para señoritos.

Empiezo. Los pobres no reciben la misma educación que los ricos. Los pobres no tienen dinero para estar yendo con nutriólogos que les expliquen como comer. Si no tienes dinero que es prioridad ¿Un kilo de frijoles, o una pasta dental o desodorante? La gente pobre no tiene las mismas necesidades que la gente rica. Usted señor Guillermo Dellamary, como cristiano que es, agradézcale a Dios por la posición económica en la que está, y deje de denostar a quienes no tuvieron las mismas oportunidades que usted.

Hay pobres que salen sin conocer las bondades de un peine o mujeres que creen que andar arregladas es sólo un tema para fiestas. Igual los ricos, pecan de aseados y no quieren ni usar una misma prenda por la tarde y se cambian, y hay pobres que usan el mismo pantalón toda la semana y nada importa.

¿Es igual de fácil para un pobre comprar una prenda de vestir que para una persona rica? El comentario es absurdo. ¿Cómo cree que pensará primero en llenar su closet de ropa de marca antes que tener comida, luz y alimentos? Lo reto a vivir en algún barrio marginal, con dos prendas de ropa, y un trabajo de $5,000 pesos mensuales para que me diga si se puede dar el lujo de cambiarse la ropa dos veces al día.

El desorden de la casa de los pobres es muy característico, parece que no importa poner las cosas en un lugar adecuado, todo va en donde caiga. Y claro, los ricos todo lo quieren en un preciso y correcto lugar.

Primero, los pobres no tienen sirvienta como seguramente usted tiene porque seguro ha agarrado un sólo trapeador en su vida. Segundo, sus casas no son tan espaciosas como la suya, como para darse el lujo de hacer “decoración de interiores”. La estética del hogar NO ES PRIORIDAD para ellos, entiéndalo. Ellos necesitan satisfacer otras necesidades.

Bueno, como son muchos los temas que hacen ver distinta la cultura, los hábitos y las costumbres de los ricos y los pobres, lo continuaremos la siguiente semana.

Yo espero que no lo continúe. No entiendo el propósito de este tipo de artículos, ¿A qué es lo que trata de llegar? Yo no lo entiendo la verdad, sobre todo que ha abordado esto de una manera tan superficial e irresponsable. Porque aparte no tiene fundamento alguno más lo que “usted ha visto” y sin ninguna capacidad de la comprensión de los por qués, despreciando a aquellos que no son “de su condición” y juzgándolos de acuerdo a sus propios parámetros.

Pésimo artículo.

Aquí el artículo original: http://opinion.informador.com.mx/Columnas/2013/08/22/algunas-diferencias-entre-pobres-y-ricos/

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter