Carta a Peña Nieto con motivo de la Reforma Fiscal

10 septiembre 2013

veces compartido

Señor Presidente:

He analizado completamente la reforma fiscal, y si bien tiene algunos aciertos como la eliminación del IETU, el IDE, la eliminación del régimen de consolidación fiscal, veo algunos otros que me preocupan y que como ciudadano me molestan.

Entiendo que el que gana más, paga más, y estoy de acuerdo que sea así. Entiendo que en algunas ocasiones se tienen que aumentar los impuestos. Entiendo que en otros países se pagan más impuestos (dónde precisamente se usan bien). Entiendo que haya decidido no cobrar IVA a alimentos y medicinas, lo cual hubiera sido imprudente en este momento, no tanto por motivos políticos que los mueven a ustedes, sino por motivos económicos y sociales. Pero con su reforma comete no sólo un error, sino que quiere engañarnos al afirmar que es una reforma social y que acaba con todos los privilegios.

Quiere recaudar más, en parte para crear un seguro social universal y un seguro de desempleo. No se oye mal, pero el problema es que para que éste exista, quiere que lo financien quienes ya pagamos, y no hay tanta intención de ampliar la base tributaria y hacer que paguen los que no pagan. El problema es que quiere gravar con IVA servicios de los cuales depende el bienestar de la clase media como son la compra o renta de casas, y también la educación privada.

Usted habla del discurso de los privilegios, pero si bien quienes ganan $40,000 pesos o más son los menos en el país y los pobres los más, están lejos de ser privilegiados. Al final siguen siendo de la clase media ¿Y le digo algo? son contribuyentes cautivos, es decir, gran parte de los impuestos que recibe el país viene de ellos.

Yo tuve el privilegio de estudiar en una escuela privada, en mi casa se pagaron impuestos, mis papás hicieron su patrimonio desde abajo sin necesidad del gobierno o la corrupción. Podré decir que soy privilegiado en el sentido que nací en una posición económica de clase media, media alta. Pero no tenemos ningún privilegio, somos contribuyentes cautivos, si no pago impuestos me multan, y de hecho no me molesta pagarlos, más bien es un deber como ciudadano. Muchos de nosotros, que hacemos nuestro patrimonio de forma honesta, no hemos contribuido a la desigualdad. Los que evaden impuestos, los que crecen sus negocios a expensas del gobierno, los políticos, esos son los que han creado un país más desigual ¿Y qué ha hecho usted? Hace poco el SAT condonó una fuerte cantidad de deuda a Televisa, a quien usted le debe en gran parte la presidencia. Tenemos que hablar de Azcárraga, de Slim, de todos aquellos que ingresan millones muchas veces no bien habidos y cuya aportación al erario se traduce en migajas.

Comprendo que graven los espectáculos, el cine, que graven artículos de lujo. Pero estoy totalmente en desacuerdo que grave la educación privada, forzando a que familias inscriban a sus hijos en escuelas públicas, escuelas que ustedes han dejado en total abandono y cuya calidad no creo que cambie mucho con una reforma donde los maestros tienen oportunidad de reprobar hasta dos veces, y si no lo hacen, ganarán un puesto administrativo. No es elitismo, por el contrario. A mí me encantaría que más mexicanos estudiaran en escuelas privadas a sabiendas de la situación de la educación pública. Por el contrario, ahora la educación privada será un lujo de menos personas. Igualmente con las casas. Donde una persona que aspire a adquirir una casa mediana, tenga que pagar IVA. Una casa que le permite vivir bien, pero que no es un lujo, un despilfarro como para considerar gravarlo.

Entiendo que por razones políticas proponga una reforma con tintes izquierdistas. Pero parece ser más retórico que nada. Porque usted busca una supuesta igualdad tratando de trasferir riqueza de la clase media cautiva y que es la que saca adelante a este país, a la gente que no tiene. Y no transferirlo de quienes evaden, de quienes son responsables de la desigualdad social de nuestro país.

Por último, ya que nos quiere cobrar más, exijo que utilicen bien mis impuestos. No quiero volver a financiar con el sudor de mi trabajo tarjetas Monex y Soriana para vulnerar un proceso que debe de ser democrático como las elecciones, no quiero volver a financiar deudas como las de Moreira, no quiero financiar robos estrafalarios como los de su tío Arturo Montiel, no quiero financiar anarquistas comprados que destruyen negocios con mi dinero con el fin de reventar manifestaciones que deberían controlarse por otros medios, no quiero que los políticos se vuelvan ilegalmente ricos con mis impuestos, no quiero que con mi dinero se les pague a maestros que en lugar de dar clases, bloquean aeropuertos mientras usted no se molesta a detener a sus líderes que los engañan, no quiero que con mi dinero operen instituciones que son capaces de poner en la calle a Caro Quintero y de exonerar a Raúl Salinas o liberar a Florence Cassez, no quiero que mi dinero se vaya a televisoras que promueven ilegalmente candidatos a la presidencia, no quiero que mi dinero sea para crear asistencialismo electoral como en la Cruzada contra el Hambre.

Gracias.

Publicado en México desde México http://mexicodesdemexico.com/2013/09/11/carta-a-pena-nieto-con-motivo-de-la-reforma-fiscal/

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter