Andrés Granier y la opulencia insultante de algunos políticos

15 mayo 2013

veces compartido

A ver, los políticos son elegidos directa o indirectamente por nosotros los ciudadanos. Estos reciben un sueldo para que vivan bien mientras desempeñan su trabajo. Naturalmente por mejor puesto ganan más. Pero estos sueldos ya están estipulados y establecidos. Y como dijo una vez el analista Jorge Ramos, ningún sueldo en el servicio público en México alcanza para ser millonario o para poder costearse varias residencias en una nación, y esto solo se entendería si el político ha tenido otra fuente de ingresos legal, como pueden ser empresas de su propiedad, herencias legales, entre otros.

Andrés Granier y la opulencia insultante de algunos políticos

La política es poder, pero también implica una obligación de servir a los gobernados. Todos los beneficios que ellos obtienen, son a cambio de trabajar para la comunidad donde gobiernan. Por eso es insultante el caso de Andrés Granier, quien por alguna extraña razón, no está entambado.  El ex Gobernador de Tabasco tiene el empacho de presumir de tener 400 pares de zapatos, 1,000 camisas y 300 trajes. Todos estos comprados, sí, con el dinero que pagamos tu y yo al gobierno a través de los impuestos.

Históricamente el servicio “público” en México se ha asemejado más a una nobleza que a otra cosa. Donde muchos políticos creen vivir en un mundo paralelo (en realidad para lelos) en el cual pueden hacer y deshacer sin importar como perjudiquen a quienes están gobernando. Es decir, no solo se están llevando más beneficios de los que deben por realizar su tarea, sino que al hacerlo perjudican a quienes deberían de ayudar. Dinero que se podría ir a infraestructura, programas sociales, inversiones, se va a sus bolsillos. En lugar de que los tabasqueños tengan una carretera nueva, Granier tiene 1000 camisas y 300 trajes nuevos, en vez de que se construya un hospital nuevo, Granier se manda a construir una residencia en un lugar retirado (de la chusma).

La peor parte viene cuando estas personas fácilmente pueden desfalcar el erario con una total impunidad. Aunque la población los señale (y eso cuando se dan cuenta) ahí siguen haciendo de las suyas, sintiendo que son intocables, porque mientras “no se muevan para salir en la foto” nadie los tocará.

No, no se necesita reducir los sueldos a la mitad como propone AMLO. Simplemente se necesita mano dura con los políticos que se aprovechen de su puesto para enriquecerse, más aún cuando no aportan nada a la sociedad y terminan siendo unos entes parasitarios como Andrés Granier. Esa gente tiene que estar en la cárcel. Porque están haciendo exactamente lo mismo que hacen los ladrones, robar. Y de hecho lo que roban es mucho más que los rateros de calles que asaltan un supermercado o desarman un cajero electrónico.

A mí me daría vergüenza estar en su lugar, saber que fuiste una persona que sin hacer ningún esfuerzo, perjudicaste tu entorno con el fin de vivir opulentamente. Si quieren tener dinero que se lo ganen con el producto de su esfuerzo y no con el de nosotros.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter