La muerte de Hugo Chávez

6 marzo 2013

veces compartido

El 2013 nos ha traído muchos cambios, papas, líderes magisteriales, presidentes. Pero creo que esa última, la muerte de Hugo Chávez, es la de más relevancia, por todas las implicaciones que trae dicho fallecimiento. Porque se va indudablemente, el principal líder político de América Latina (y me atrevo a decir que algo más que eso), se van 14 años de una especie de dictadura (aunque no tan férrea como en otras latitudes), de una forma de vivir de Venezuela, y posiblemente de un acomodo geopolítico en Latinoamérica.

La muerte de Hugo Chávez

Veo lamentables esas aseveraciones que hicieron ayer algunos “columnistas” como nuestro querido Carlos Mota quien escribió hoy una columna en Milenio titulada, que bueno que ya murió, como si redujera el humanismo a meros indicadores financieros.  Creo que hay que separar dos cosas, a Hugo Chávez como Jefe de Estado, y a Hugo Chávez como ser humano. Como este primero era deseable que Hugo Chávez dejara el poder, pero su muerte fue dolorosa, y eso no se le desea a nadie. Con sus miles de defectos al final era un simple mortal, y yo creo que congratularse de la muerte de alguien, es “no tener madre”. Yo esperaba que dejara el poder, pero no de esa forma.

Hugo Chávez logro sí, reducir a la mitad la pobreza, defendió a su país de los intereses estadounidenses y también logró erradicar el analfabetismo. Pero también estancó el desarrollo económico de Venezuela, la inseguridad aumentó considerablemente, creo una dependencia de su gente para con el gobierno, una relación paternalista. Claro que es cierto que varios medios alineados sobre todo a Estados Unidos hablaron deliberadamente mal de Chávez, pero es cuestión de conocer a gente que radica en Venezuela para ver que estaba muy lejos de ser un santo y que este país tenía muchos problemas con el recién fallecido mandatario.

La sociedad venezolana está polarizada, el día de su muerte varios chavistas agredieron físicamente a una reportera “de oposición” hasta dejarla sangrando. Los 14 años de Chávez dividieron considerablemente a Venezuela, se perdió la unidad nacional que alguna vez existió. Aquella Venezuela tajantemente opositora a Chávez y aquellos que lo apoyaban incondicionalmente, quienes estarán viviendo una especie de trance debido a que su líder ha fallecido, y tendrán esa sensación de vacío, de algo que ya no está, como si un ser querido hubiera muerto.

Vienen momentos muy difíciles, la sola partida de Hugo Chávez reconfigurará el ambiente político en Venezuela, habrán jaloneos, el ambiente se pondrá tenso en aras de obtener ese poder dejado por el mandatario, y no solo eso. Hugo Chávez dejó una economía deteriorada, y quien sea el próximo Presidente (Maduro lo será por 30 días solamente, cuando se convoque a elecciones) deberá afrontar ese deterioro económico. Ambos escenarios son difíciles. Si en 30 días gana el partido de Chávez (lo más probable es que se postule el mismo Maduro, o si no, Diosdado Cabello), el nuevo mandatario no tendrá ni de lejos el carisma de Chávez, por lo cual le será difícil mantener esa cohesión que este primero había logrado. Se verá que tan eficientes son sin el líder, si tratarán de emularlo, o bien, buscarán hacer cambios. Si gana la oposición (Capriles por ejemplo), no solo se enfrentarán a una crisis económica, sino que tendrán la muy difícil tarea de remover el aparato corporativo dejado por Chávez. Si desean quitar la dependencia petrolera con el bienestar artificial de la nación creada por Chávez, implicará sí o sí, un aumento de la pobreza. Y tendrán que calcular bien porque en realidad no sé como podrían hacer esto en tiempos de crisis.

También viene la duda de qué pasará con Cuba, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, y en cierta medida, Argentina. ¿Cómo cambiará el mapa geopolítico? ¿Los estadounidenses podrán saquear invertir en Venezuela? Se vienen momentos de cambio, pero habrá que preguntarse que tanto para bien y que tanto para mal. Espero que con la ausencia de Chávez, Venezuela pueda mejorar su economía y salir de su estancamiento. Sin duda, el país venezolano pasará por un momento de trance, tendrán que estar preparados, sobre todo para que el cambio sea positivo y no los conduzca a un estado más detestable.

Qué en paz descanse Hugo Chávez, nunca compartí con él varias de sus ideas, ni su forma de hacer política o gobernar. Pero no me queda duda que fue uno de los líderes más importantes del mundo en este todavía nuevo siglo XXI.

 

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter