La Cruzada Contra el Hambre ¿Solución, paliativo u… otra cosa?

26 febrero 2013

veces compartido

Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida (Proverbio chino)

La Cruzada Contra el Hambre ¿Solución, paliativo u... otra cosa?

Es triste que en un país como México tengamos 50 millones de pobres. En muchos casos, ellos no son pobres porque quieren, sino porque la estructura social no les permite avanzar adelante, no tienen las herramientas para hacerlo. Los pobres son los que tienden a padecer más esa cultura paternal (por naturales razones) dado a que sus necesidades han sido botín de maquiavélicos políticos y han establecido una dinámica donde el pobre les debe lealtad a cambio de que este le provea recursos con el fin de que los políticos obtengan algún beneficio. La estructura del PRI es un claro ejemplo de ello, igualmente se ha criticado al PRD de establecer una dinámica parecida en el Distrito Federal aunque menos nociva dado que atiende a personas que ya no tienen capacidad de laborar (gente de la tercera edad), pero existe. De alguna manera todos los partidos han encontrado beneficios en la clientela, pero el partido tricolor ha sido el pionero y el que basa más parte de su poder.

La Cruzada Contra el Hambre es un paliativo. no resuelve los problema de fondo. A veces puede ser necesario, sí, usar paliativos, sobre todo cuando las cosas se pueden salir de control, y se podría llegar a entender con la gente que se está muriendo de hambre. Sobre todo en aquellos que este busque tener al individuo con un nivel de nutrición aceptable. Pero también es importante que estén establecidos mecanismos donde se condicione la ayuda al individuo a cambio de un esfuerzo de su parte, esto para que vayan desarrollando por sí mismos un patrón conductual que les permita avanzar, algo así como sucede con el programa Oportunidades. El cual de una manera cínica fue calificada por quienes ahora entraron como populista, y aunque han dicho que mantendrán ese programa, ya se han escuchado casos donde esos apoyos han sido retirados (de lo cual hablaré más tarde).

El problema de los paliativos es que pueden generar dependencia. La gente que no tiene satisfechas sus necesidades primarias hará lo posible por satisfacerlas, no importando si apoya a x o y político, es la condición humana. Lo peligroso es cuando esto también se vuelve un vicio para los gobernantes y se genera una dependencia mutua, debido a que la implementación de políticas que busquen desarrollar al individuo de escasos recursos y logren su autonomía, significará una pérdida de esos beneficios que les da la dependencia de los individuos hacia un político o hacia un partido. Por eso me preocupa sobremanera que apenas iniciada esta cruzada, se ponga énfasis en los estados y ciudades donde se aproximan elecciones, y no donde exista pobreza más extrema.

La pregunta es si el gobierno de Peña Nieto estará dispuesto a romper algún momento con esa dependencia, en aras de promover el desarrollo del país. O bien su jugada será buscar mediante otras políticas procurar su desarrollo y cuando esto suceda dejar de usar las políticas clientelares debido a que esos votos vendrán por la convicción de los ciudadanos. O el otro escenario, el más pesimista, que simplemente busque preservar a los suyos en el poder, basándolo en la pobreza y la ignorancia de este país; este último escenario sería preocupante debido a que no existirán motivos para sacar a los individuos de la pobreza.

Una de las cosas necesarias para que el país progrese, es el rompimiento de esa relación dependiente entre ciudadano y estado. Cierto que el estado tiene responsabilidades sobre el bienestar de los ciudadanos, pero tiene que ir orientado más a su desarrollo. Cierto, que en muchos países, sobre todos los desarrollados, hay mecanismos donde el gobierno otorga beneficios a los ciudadanos para procurar su bienestar, seguro de desempleo, pensiones. Aunque más bien proporciona una base a aquellos ciudadanos que ya tienen los mecanismos a su alcance para salir adelante (pero que por los vaivenes del mercado es sano proporcionarles un colchón), en este caso, hablamos de gente en pobreza extrema, personas a las cuales se les debe de dotar de herramientas que no tienen. Y lo peor que puedes hacer con ellos es establecer una política clientelar como fin último.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter