Día del dinosaurio

21 octubre 2012

veces compartido

Nos acostumbraron a ver algo totalmente lamentable para la “democracia” mexicana como algo tan común y corriente que ni siquiera fue objeto de manifestaciones por parte de algunos sectores de la sociedad. Dos reelecciones que podían ser objeto de críticas fuertes cuando algunos se dicen tan preocupados por la democracia que temen la llegada de un nuevo Hugo Chávez o Kim Jung-il al poder en México, pero que no lo fueron. ¡Felíz día del dinosaurio!.

Día del dinosaurio

Si hay dos personajes que parecen esmerarse en detener desde sus trincheras el progreso del país, esos son Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamps. Los dos líderes sindicales, la primera del SNTE, y el segundo del sindicato de Pemex. Elba Esther Gordillo dice que su sindicato es democrático y que por eso ya no va a ser la “presidenta del Sindicato”. Pero eso sí, modificó las estructuras de este para seguir no cuatro, sino seis años dirigiendo al SNTE; solo que su puesto magnánimo tendrá otro nombre. Dice que en su sindicato no caben los líderes morales ni vitalicios, pero ella es la líder moral y vitalicia del SNTE.

Coincidencia que el mismo día, Romero Deschamps y Elba Esther Gordillo se auto reelijan, en una suerte de votación hecha a la medida para que ellos ganen. Coincidencia que ambos se reeligieron por seis años (antes de cambiar al SNTE, la maestra se reelegía cada cuatro), y más coincidencia que su sexenio casi empata con el de Enrique Peña Nieto. En el caso de Elba Esther Gordillo, es cierto que no hay una buena relación con algunos sectores de quienes rodean al Presidente Electo, incluso Elba Esther Gordillo afirmó que no sería sirvienta de nadie, aunque ofrecíó un gremio de respeto con Enrique Peña Nieto (recordemos que fue Carlos Salinas quien le dio el puesto a la maestra).

No sé si Elba Esther Gordillo sea el motivo por el cual no exista “la reforma educativa que México necesita”. Pero seguramente gracias a Romero Deschamps, no se logrará la “reforma energética que México necesita” como se quisiera, y aunque se abriera el petróleo a la inversión privada, el poder de este señor sería siendo lo suficientemente grande como para boicotear el sano desarrollo de la petrolera. Recordemos que debido a los sindicatos del partido que entrará al poder, está en dificultades la “reforma laboral que México necesita”.

Queda claro que México está lejos de tener una democracia plena, el corporativismo rancio sigue vivo y coleando. Y unos pretenden que este siga vivo dado que eso significa poder, dinero y votos. Es de llamar la atención como hay una élite política bien enquistada en nuestra nación (y eso sin hablar de las económicas y mediáticas). Se supone que los mexicanos habíamos “acabado con el fantasma de Salinas”. Pero ese mismo de alguna u otra forma es el que está detrás del Presidente Electo, y los disidentes (pero que fueron cómplices también del fraude del 88) fueron quienes apoyaron con vehemencia la campaña de López Obrador. Camacho Solís y Bartlett son un claro ejemplo. Al PAN no se le podrán relacionar tantos nombres, pero se encargaron de regresarles la maquinaria corporativa intacta al PRI, a esos contra los que luchaban. Se habla de diversidad partidaria en el congreso, pero queda claro que o tienen los mismos orígenes, o se terminaron llevando bien con ellos. Se habla de muchas cosas. Pero queda claro que se debe instaurar el día del dinosaurio, dado que hay muchos motivos para celebrarlo cada año.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter