El outsourcing

15 octubre 2012

veces compartido

Por razones “estructurales que México necesita” se ha puesto de moda el tema del outsourcing. Entidades muy satanizadas, pero a veces cuando uno trata con estas empresas, se da cuentas que hay unas más malas que otras, unas donde dentro de todo tienen un buen trato a quienes contratan, y otras donde la verdad te tratan como producto perecedero.

El outsourcing

Yo trabajé en HP dos veces en mi vida. En los dos casos prescindieron de mis servicios. En el primer caso tuvo que ver con el hecho de que entré a un área donde se me complicó desempeñarme dado que mis habilidades apuntaban a otra cosa, en el segundo lo decidieron hacer porque tenía un padecimiento (ahora totalmente controlado) que en realidad no interfería con el trabajo (porque este no me había dado algún problema de productividad en ninguno de los empleos que tuve en mi historia como empleado).

En el primer caso entré a trabajar por medio de Farrera y Asociados S.C. A los dos meses de trabajar en HP no había cumplido con las métricas requeridas. Estaba en el área de facturación y generalmente yo he tenido problemas con los trabajos monótonos y repetitivos donde no te puedes equivocar. Antes de eso, la Team Leader se había enojado muy fuertemente conmigo, por lo cual personal de Farrera fue a platicar conmigo a las oficinas de HP. El comportamiento de ellos fue muy bueno, y sobre todo, fueron francos. Me dijeron que no estaba dando los resultados que se esperaban y que corría la posibilidad de que fueran a prescindir de mí. Así sucedió y me tuvieron que liquidar. A pesar de ser una empresa de “outsourcing” nunca había tenido tantas prestaciones en mi vida. Ganaba 6.500 pesos mensuales en ese entonces (en el 2004), trabajé dos meses y mi liquidación fue de ¡más de 6,000 pesos!. No solo eso, ellos supieron el por qué no pude desempeñarme bien en ese puesto, y un año después ellos mismos me dieron trabajo en una franquicia, en la cual si pude trabajar bien.

El segundo caso fue totalmente opuesto. Entre a trabajar a HP hace ya casi dos años por medio de una empresa que se llamaba Enlace Laboral o algo así. Decidí entrar porque necesitaba financiar mi negocio, naturalmente iba a estar ahí solo por un rato. Tal vez la paga era más alta (yo creo más bien que por el paso del tiempo que por otra cosa), pero las prestaciones eran muy magras, y en esta empresa se esmeraban a darte lo mínimo. La atención era pésima. Por ejemplo, en tu primer día de trabajo, personal de Farrera y Asociados te acompañan a las oficinas y te presentan con quienes vas a trabajar. En esta segunda empresa solo te dicen que vayas a las oficinas, y te asignan en tu lugar.

Un día me puse mal y fui a la enfermería. Mi Team Leader me dijo que fuera a descansar a mi casa ese día. Y que ya nos veíamos el siguiente para seguir con la capacitación, cosa que así fue. Resulta que me hablan de la empresa de outsourcing pidiéndome que fuera a sus oficinas porque había un problema con el IMSS. Eso hice, y llegando ahí me   dijeron que mi jefe les dijo que mi curva de aprendizaje era lenta, por lo cual iban a reubicarme en otro puesto donde pudiera tener un mejor desempeño (nótense todos los eufemismos típicos de este tipo de empresas). Naturalmente no me despidieron por eso, sino por el padecimiento que en ese entonces tenía. Ni se molestaron en preguntarme en que consistía, ni mucho menos averiguar si este pudiera afectar mi desempeño. Le hablé a mi Team Leader y el me comentó que nunca les había dicho nada de eso, que por el contrario el estaba contento con mi trabajo, pero que ya eso era cuestión de la empresa de outsourcing que me contrató. Lógicamente nunca me hablaron, ni me dieron razón alguna.

Este tipo de empresas se deben de regular. Porque están muy acostumbradas a pasarse por encima las leyes y para eso tienen abogados que saben encontrar lagunas dentro de estas. Me han tocado casos donde el abogado de una empresa de outsourcing que me finiquitó porque se cerró una empresa donde trabajaba, me amenazó y me dijo que si iba a conciliación y arbitraje, me olvidara incluso de mi finiquito.

No todas son así, hay empresas de outsourcing que tienen respeto por los empleados que contratan como el primer caso que mencioné. Pero en otros casos, parece que lucran con los empleados como si se tratara de mercancía barata. El problema es que no se les puede castigar, como uno si puede castigar como consumidor, porque las empresas los siguen contratando.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter