La guerra sucia, y el desprestigio, el PAN de cada día.

29 mayo 2012

veces compartido

La guerra sucia, y el desprestigio, el PAN de cada díaYo declarado líder de la organización secreta “anticopetes”, no tengo otra que decir que a pesar de mi mala percepción del Televifrankestein, la guerra sucia con la que el PAN trata de desprestigiar a Peña Nieto me parece algo deleznable, y sobre todo, una muestra de que el PAN no tiene mucho que ofrecer. En el 2006 les funcionó, ante un candidato mediocre (que se convirtió en un presidente mediocre), la guerra sucia era la opción para tumbar a López Obrador y lo lograron, le metieron miedo, magnificaron sus defectos hasta llegar a decir que era un Hugo Chávez. el PAN no ganó por las simpatías que despertaba Calderón, sino por la guerra sucia en contra de López Obrador, que si independientemente de que muchos de los actos de AMLO fueron reprobables, el PAN pisoteó el sentido de la ética y mostró que haría cualquier cosa por llegar al poder.

Parece que la intensidad de la guerra sucia fue in crescendo, al principio se limitaban a decir que “Peña no Cumple” y hacían un recuento de los compromisos no cumplidos, ahora la guerra se ha intensificado y ha tomado los mismos tintes agresivos que tuvieron con López Obrador en 2006. El anuncio lanzado en la televisión (que pueden ver al final de este artículo), muestra a un Peña Nieto repitiendo varias veces la frase “tu me conoces” con un fondo de música de terror mientras aparecen los personajes indeseables del PRI como Salinas, Moreira, Montiel, Yarringtón, el Gober Precioso; e incluso tuvieron el cinismo de poner a Elba Esther Gordillo por la alianza que tiene Peña con ella, pero hablo de cinismo porque Felipe Calderón en el 2006 había pactado con la maestra para ganar la presidencia.

El más beneficiado sin duda por este tipo de campañas será López Obrador, porque esos puntos que pueda perder Peña Nieto se irían con el tabasqueño, por el hecho de que al estar ya en segundo lugar, la gente ya lo ve como la forma más rentable para votar en contra de Enrique Peña. Josefina y su equipo parece que no tomaron en cuenta que van en tercer lugar y que por lo tanto deberían “tumbar a dos candidatos”, es decir ¿en un solo mes piensan tumbar a Peña Nieto, para que cuando lo logren hagan lo mismo con López Obrador?. La campaña del PAN me parece suicida, y también hablo de la transferencia de votos de Peña a Obrador, porque si bien la guerra sucia puede afectar en las preferencias de la gente, también esta está harta de este tipo de campañas que dividen al país. Menos necesario fue cuando las marchas y los hechos ocurridos ya están jugando en contra del priísta, y Josefina podría haber pensado en pensar en proponer alternativas mientras los manifestantes se encargan digamos, del trabajo sucio. He dicho que si bien, mentar la madre a un político tal vez no sea lo más prudente, los estudiantes están en su derecho de hacerlo debido a la libertad de expresión que gozan. Pero el PAN no tiene autoridad moral para criticar de esa forma, más cuando ellos han emulado varias de sus prácticas, cuando negociaron con la misma lideresa sindical y cuando también tienen hombres indeseables en sus filas (menos que el PRI pero las tienen) como Larrazabal, Molinar Horcasitas, Genaro García Luna entre otros.

La derrota del PAN en 2012 será histórica, porque pasará a ser la tercera fuerza en México, perderá casi todos sus estados bastión (Jalisco ya está perdido y Guanajuato está en veremos), y perderá la presidencia. El PRD en cambio tendrá más escaños en el congreso y tendrá aunque sea, la capital, que es más valiosa que varios estados juntos. No creo que el PRI, sobre todo por los últimos acontecimientos llegue con mayoría absoluta al congreso ni con ayuda del partido verde, pero en este escenario, México podría dar cierto giro a la izquierda (aunque sea pequeño), por una mayor presencia del PRD (donde la derecha representada por el PAN tendrá menos escaños) y porque el PRI, si bien maneja una política neoliberal, no lo es tanto como en el PAN y los priístas proponen un estado con una mayor intervención económica del estado que lo que lo hacía el PAN (donde buscan crear un sistema de bienestar universal).

El PAN deberá aprovechar estos 8 años que serán trágicos y dolorosos para repensarse como partido, porque ante la decepción de cada vez más personas hacia el partido, si no cambian el rumbo, podrían terminar siendo un partido pequeño. el PAN está en riesgo y lo que menos le conviene hacer es guerra sucia como esta:

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter