Son nazis, y no son arios, son mexicanos.

8 abril 2012

veces compartido

Son nazis, y no son arios, son mexicanosAl final de la II Guerra Mundial, los aliados y la misma Alemania que buscaba recuperarse del trance buscaron eliminar de la faz de la tierra cualquier rastro de nazismo para que este quedara enterrado sin ningún problema de resurgir. Y hasta cierto punto lo lograron, en ningún momento se ha visto una tentativa seria de resurgimiento de esta ideología de ultraderecha extrema que tanto hizo daño al mundo, aunque no se eliminó por completo, quedaron algunos reductos como los neonazis o los skinheads, que a pesar de que estos son conocidos a nivel global, no dejan de ser una minoría las cuales no tienen la capaz de desestabilizar una nación para volverse a imponer, simplemente son un pequeño grupo de personas inadaptadas que caen en el fanatismo de este tipo de ideologías.

Estos “brotes” no solo se han visto en Alemania, también se ven en otros países europeos o Estados Unidos, donde incluso tienen un partido político (claro, sin el suficiente peso para poder ganar siquiera un condado). En el caso de Estados Unidos, incluso se lanzó una aclamada película sobre esta situación llamada Historia Americana X protagonizada por Edward Norton, y en este caso algunos empiezan a ver contradicciones porque si bien los estadounidenses son blancos, no son alemanes y no son tan “arios” como lo eran los propios alemanes. Pero esto llega al ridículo al ver que en México existen este tipo de movimientos, y ni siquiera formado por las razas criollas (que son morenas claras, y no arias ni caucásicas), sino formados incluso por gente mestiza; y este comentario no tiene alguna intención de fomentar alguna forma de racismo, pero es lo que es, una raza mestiza o no caucásica hubiera sido despreciada y eliminada por Hitler.

En el caso de México existe una agrupación de skinheads llamados “Frente Nacional 88”. Mezclan la ideología nazi con el conservadurismo mexicano y las ideologías derechistas, Iturbide se encuentra a un lado de Hitler, combinan los lábaros patrios con la esvástica que sustituye al águila devorando a la serpiente en nuestra bandera. Estas personas tratan de parecerse en todo lo posible a los originales skinheads, el pelo rapado, las vestimentas, el escchar música punk ultraderechista, pero no en el color de piel, los delata y los contradice. No son arios, como todos nosotros los mexicanos, pasamos por varios procesos de mestizaje, e incluso los que presumen de “criollos”, porque los mismos españoles nunca han sido arios y también se mezclaron con otras razas como los árabes.

No entiendo este tipo de ideologías ultraderechistas, posiblemente son una moda o una forma donde los jóvenes con transtornos de personalidad buscan una válvula de escape. Estan en contra de otras ideologías que se han ido reduciendo con el tiempo a su mínima expresión en México como el comunismo y el anarquismo, por lo que lo que sería una lucha por imponer una ideología sobre otra en el país, se reduce a peleas entre bandos minoritarios que no tienen representación alguna en el quehacer público. Tienden a un exacerbado nacionalismo y se muestran en contra del sistema y la manipulación mediática (algo así como lo hacen algunas facciones del PRD) y a la vez tambien son muy conservadores (en este caso más cercanos al PAN), están en contra del aborto, además de usar la esvástica también usan la imagen de Jesucristo clavado en la cruz. No sin mencionar también que odian la masonería y al liberalismo (replicando a la ideología profesada por Hitler) , desprecian a políticos como Andrés Manuel López Obrador o Felipe Calderón, y claro, no puede faltar, desprecian con todo el alma a los judíos y lo que estos representan.

Son nazis, y no son arios, son mexicanos, con toda la contradicción que esto representa. Pero sobre todo, son personas a las que no les caería nada mal ir con un psicólogo.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter