Articulo número 1000

6 febrero 2012

veces compartido

Caray, se dice fácil, pero escribir 1000 artículos en algo menos de 4 años no es cualquier cosa, y este es precisamente el artículo número mil de este sitio. Me pongo a pensar, ¿de dónde se me habrá ocurrido sacar tantos temas para poder escribir tanto?. Aunque debo aclarar, no toda la totalidad de los artículos son de mi autoría, pero si un 95% lo son. Es cierto que este blog (tal vez sea por su temática) no tiene las millonadas de visitas que otros logran tener, pero no me preocupa, en realidad no me he querido esforzar tanto por ser popular, más bien busco dar mi opinón sobre temas que me interesen y de esa forma influir en los demás. Y no me importa que me contrarien o me critiquen, al revés, creo que es una forma de halago a mi caótica personalidad y alimenta mi ego.

Y si, tenía que festejarlo, porque luego tendré que esperar hasta el número 10,000 y haciendo cuentas, tendria como 50 años cuando escriba dicho artículo; y no se si para ese entonces seguirán existiendo los blogs o incluso Internet tal y como lo conocemos. Y haciendo un recuento rápido a las estadísticas pues ahora tengo aprox 1,200 visitantes diarios y en total he recibido 460,000 visitas desde que abrí este sitio, algo equivalente a la ciudad de Matamoros Tamaulipas o a 4 Estadios Azteca y medio. Según Alexa, mi página está en el lugar 2,800 de las páginas más visitadas en México, que digo todavía falta, aunque hay que tomar en cuenta que en nuestro país existen más de un millón de páginas creadas.

¿Y pues para que escribo?. Pues creo que estar escribiendo es algo terapéutico, por azares del destino terminé abriendo un blog porque de cierta forma fue un accidente, pero aquí estoy y pues me da gusto que exista gente que se moleste en leerme. A pesar de la rutina de trabajo y compromisos diarios me molesto en escribir casi diariamente en este sitio para compartir con los demás lo que pienso. Y ¿saben? es algo agradable, porque antes era muy difícil que los ciudadanos comúnes y corrientes tuviéramos nuestro espacio para expresarnos y ser escuchados. Ahora incluso somos como un dolor de cabeza para los medios tradicionales, porque nosotros no tenemos que apegarnos a una línea periodística (que está sujeta a intereses de quien sabe donde) y podemos hablar sin que nos censuren.

Espero por medio de este sitio contribuir a la construcción de un país mejor, al ser un blog de crítica naturalmente los artículos publicados en su mayoría tienen una connotación negativa, pero a la vez es así porque también tiene la finalidad de invitar a la reflexión y señalar las cosas que se deben de mejorar. Creo que si uno quiere escuchar puras buenas noticias pues para eso están los comerciales del Gobierno Federal, sobre todo esos que tienen ese estridente silbido.

Termino agradeciendo a todos ustedes que son los que hacen este sitio con sus comentarios y con el hecho de molestarse en leer los artículos escritos aquí. Nada sería este sitio sin ustedes que son los que le dan la razón de existir. Espero que exista Cerebro para muchos años más y que el destino de la vida no me orille a cerrar este sitio.

Saludos.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter