Enrique Peña Nieto, en la época de los dinosaurios no existía la escritura

5 diciembre 2011

veces compartido

Seguramente dentro de la cabeza de Enrique Peña Nieto estarán rondando muchas cosas, y tratará de justificar su desliz aludiendo a Lula da Silva, quien ni estudió la primaria y llegó a la presidencia del Brasil. Pero Peña Nieto estaría ignorando un factor clave. La vida del ex-mandatario brasileño no permitió de alguna forma que pudiera estudiar, se tuvo que formar desde abajo y por su liderazgo destacó en sindicatos, lo que lo catapultó a la política, pero a pesar de todo, si uno ve hablar a Lula da Silva, se percatará que no es precisamente una persona ignorante. Con Peña Nieto pasa todo lo contrario, el candidato tuvo una preparación académica, estudió en escuelas conservadoras, y con todo y eso cometió un fuerte desliz que dañó seriamente su imagen (aunque en puntos porcentuales no afecte tanto, dado que los que se mofan de él o son panistas, amloístas, o son electores apartidistas). Es peor mostrar signos de ignorancia cuando la vida te ha dado la oportunidad de no serlo, que mostrarlos porque no se te dieron las oportunidades. Lula, a pesar de sus carencias, se preparó lo más que pudo para hechar a andar a un país. Peña Nieto no, el depende un guión o en su defecto, un teleprompter para que creamos que en su cabeza existe algo de inteligencia.

Denise Dresser lo vaticinó, Peña Nieto no es nadie si se necesita salirse del guión que le han armado. Una muestra fue cuando en una entrevista con Jorge Ramos de Univisión, no supo decir claramente de que murió su esposa, pero en estas instancias llegó al colmo. López Obrador estuvo cerca de cometer un desliz similar cuando Victor Trujillo le quería hacer preguntas de primaria, a lo que el ahora de nuevo candidato se negó aludiendo que tenía su estrategia (que de todos modos le llovieron críticas), pero Peña Nieto decidió arriesgarse a salirse de su guión y a participar en un espacio donde las lleva de perder, dado que tiene que improvisar. Es cierto, que cualquiera puede llegar a confundir el autor de un libro, pero si vemos el video completo, nos percataremos de que no se trata de un error, se trata de una muestra fehaciente de ignorancia y de su incapacidad de “ser” sin la ayuda de otras personas. Quienes estaban en el recinto de la FIL afirman que uno de sus asesores con las manos le decía que se callara, pero Peña Nieto siguió hablando.

Tuvo más errores de los que incluso se mencionan en las redes, no solo se equivocó al decir que La Silla del Águila era un libro de Enrique Krauze cuando en realidad era de Carlos Fuentes, también cuando trató recordar otro libro del historiador mexicano, mencionó: -Algo que tiene que ver con Caudillos-. Seguramente se refería al libro Siglo de Caudillos que efectivamente era de Krauze, pero luego afirmó que ese libro hablaba de como transitó México de la Revolución al México institucional, otro craso error, porque Siglo de Caudillos habla de la historia de México desde el grito de Hidalgo hasta las épocas de Porfirio Díaz (1810-1910). Los que hablan de ese tránsito que menciona Peña Nieto son las otras obras de Krauze que nunca mencionó, Biografía del Poder (centrada en la Revolución Mexicana) y La Presidencia Imperial (desde la institución del régimen del partido único hasta el mandato de Carlos Salinas). Luego fue más bochornoso cuando dice que leyó “la antítesis del libro, de ese libro”, donde no solo se expresó torpemente, sino que los libros más conocidos que han hecho una antítesis de la historia, lo han hecho con la historia oficial (la que se enseña en las escuelas públicas). Y Enrique Krauze en realidad no comulga con la historia oficial.

Pero ese fue no solo el primer golpe al deterioro de su imagen pública. El novio de la hija de Enrique Peña Nieto, Paulina, Tuiteó una frase que decía “Un saludo a toda la bola de pendejos, que forman parte de la prole y que critican a quien envidian”, dicho comentario fue retuiteado por la hija del candidato (donde tácitamente muestra estar de acuerdo con el comentario). Eso prendió más las reacciones de los usuarios de Twitter y dentro de la lista de los 10 Trending Topics que aparecen en el sistema, la mitad iban dirigidos a Peña Nieto y a su hija. Por alguna razón cerraron las cuentas tanto del novio como de la hija.

Pero esto no era suficiente para que Peña Nieto tocara fondo. Algunos medios lograron extraer información de la cuenta de Angélica Rivera, la esposa de Peña Nieto. Esta cuenta es privada y no todo mundo puede accesar a ella, pero por medio de personas que si tenían acceso, comunicaron los polémicos tuits que ha hecho la esposa. Dice: -Osea sí el PRI fue corrupto y mentiroso pero ya supérenlo no sean resentidos. Carlos Salinas ha sido el mejor presidente de México me consta-. También existen otras frases todavía más polémicas como: -Osea yo creo que si los indios quieren salir de donde están que se pongan a trabajar y dejen de estar de flojos o violentos como en Atenco-.

Todo esto no solo muestra que Peña Nieto es un títere de papel, creado por Televisa. Sino que el y su familia forman parte de una élite que ven con desden a los mexicanos, al llamarlos proletarios o al mostrar evidentes signos de discriminación hacia los indígenas como lo hizo Angélica Rivera. Cierto, Peña Nieto está arriba en todas las encuestas por un amplio margen, pero una encuesta reciente de Reforma dijo que entre Julio y Noviembre, Peña Nieto solo ganó 3 puntos de popularidad, mientras que Andrés Manuel López Obrador ganó 8 puntos y Josefina Vázquez Mota ganó 10. Todavía la campaña oficial no empieza y Peña Nieto comienza a cometer errores que podrían ser imperdonables. Tiene el apoyo de Televisa y las élites, pero parece que aún con todo su poder, les costará ocultar al Peña Nieto de carne y hueso, al que no quieren que veamos.

Los debates serán clave en las elecciones. Alguna vez afirmé que López Obrador estaba en una encrucijada porque si lo atacaba directamente se iba a desvanecer esa imagen “amorosa, conciliadora y que se recorre al centro del espectro político”, pero con lo sucedido en la Feria Internacional del Libro, no necesitará atacarlo, simplemente tendrá que lanzar preguntas incómodas al priísta para que trastabillé y muestre su verdadera cara. Seguramente en los debates, Josefina y Andrés Manuel, tendrán la gran oportundad de golpear duramente a este personaje. Y de esta forma atraer los votos indecisos (que son muchos, según la encuesta de Reforma) a ellos.

P.D. Juanito, si el famoso ex-delegado de Iztapalapa que todos conocimos, le recomendó a Peña Nieto que se pusiera a leer. Si esa recomendación viene de un personaje de la talla de Juanito, es que Peña Nieto tiene un problema muy grave.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter