Las chichis de una mujer

19 octubre 2011

veces compartido

Las mujeres (al menos en su mayoría) siempre están preocupadas por el tamaño de sus “chichis”, lo ven como una característica que puede influír para lograr la atracción del sexo opuesto, y no es para menos. Es verdad que los hombres nos fijamos en el tamaño del busto de las mujeres, muchos expertos afirman que esto está relacionado con el hecho de que nuestras madres nos amamantaron por medio del busto; pero en el deseo sexual del hombre siempre está incluído pensar en agarrar una chichi, besarla y jugar con ella. El tamaño de la copa es motivo de orgullo o verguenza y en casos extremos la mujer no escatima en ponerse algodón detro de su busto o de plano pensar en unos implantes de silicón.

Pero esa “arma sexual” del que disponen las mujeres muchas veces es un arma de doble filo. Porque uno de las principales causas de muertes en la mujer es el cáncer de mama. Es decir, ese busto tan atractivo en algún momento puede ser mortífero. Y vale recordarlo hoy que es el Día Internacional Contra el Cancer de Mama. Muchas mujeres mueren a raíz de este mal, que no respeta edades. Yo en lo personal tengo varias conocidas que sufrieron este mal, unas se salvaron, otras murieron, pero me di cuenta que la edad no importaba. No es como otros tipos de cáncer que generalmente evolucionan en una edad avanzada.

Se han hecho muchas campañas para erradicar este mal. De cierta forma ha tenido cierto éxito porque ha concientizado a las mujeres de que se revisen periódicamente, pero tampoco es una garantía para evitar esta enfermedad. La naturaleza es caprichosa y en cualquier momento ataca. Los hombres podemos emocionarnos al ver un buen busto de una mujer, pero no sabemos si dentro de ese busto se están reproduciendo células cancerígenas que podrían llegar a otros órganos y sentenciar la vida de la mujer.

Todos los hombres en nuestra vida hemos chupado una chichi, al menos la de nuestra madre; ya luego tal vez vinieron las de las novias y la de la esposa (para los que están casados). Pero ese órgano, fuera del símbolo sexual que representa en la mayoría de la cultura humana, tiene la función de amamantar y de dar leche materna al recién nacido. Más bien me atrevería decir que esa es su principal función desde un punto de vista evolutivo y reproductivo. Y si bien es un órgano al cual la mujer gusta lucir con escotes apretados, también es el órgano al cual debe de cuidar.

Cuando pasen y vean a una mujer “chichona” piensen que también carga un riesgo de salud. Hoy en este día, las mujeres deben concientizarse por este problema, y ¿por qué no?, los hombres también, debemos de recordarle a nuestras parejas, amigas y mujeres cercanas a nosotros que se revisen. No es por querer hecharles un ojo, conste. Es por su salud.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter