Entre Marcelo Ebrard y Josefina Vazquez Mota

25 septiembre 2011

veces compartido

La verdad que las opciones de valor que tenemos los mexicanos rumbo al 2012 para votar son pocas. Los perfiles democráticos escasean y los autoritarios, los que quieren el regreso pasado abundan (tal vez no en cantidad de candidatos, pero si de peso político), me he puesto a meditar entre las opciones que tenemos los mexicanos para elegir, y realmente yo solo veo a dos políticos que puedan llegar a hacer algo por México. No se me hacen unos políticos ejemplares o unas grandes promesas, pero como dicen por ahí, en el planeta de los ciegos el tuerto es el rey. Esas dos opciones son Marcelo Ebrard y Josefina Vazquez Mota, si, son muy diferentes entre si, uno es de izquierda y otro es derecha, pero veo convicción democrática en ellos, cosa que no veo en los demás.

Vamos a empezar con Marcelo Ebrard, en algunos temas sociales como el aborto o la adopción de parejas gay no estaré muy de acuerdo con él, pero creo que no ha hecho las cosas mal en el DF. A pesar que que todavía hay mucha inseguridad en la capital, ha logrado borrarlo del mapa de inseguridad actual. Ahora cuando hablamos de inseguridad nos referimos a Chihuahua, a Nuevo León, a Tamaulipas o a Michoacán. No tanto porque el DF ya sea una ciudad segura, sino porque no se ha permitido que la capital sea invadida por los cárteles, y eso es de agradecer al Jefe de Gobierno. Ha implementado programas sociales y de asistencia que de seguro han ayudado a que muchas personas no terminen lléndose por el camino del narco. Otra cosa que veo positiva en él, es que a pesar de no reconocer el triunfo electoral de Felipe Calderón, no busca ponerle el pie en el camino, de hecho defiende (parcialmente) su lucha contra el narcotráfico, pero dice que falta modificar esa estrategia para que sea efectiva. Hace poco saludó al Presidente de mano, lo cual se me hace positivo (y que yo se que también tiene que ver con el dar una buena imagen a la sociedad), porque de esta forma está dispuesto a negociar y no quedarse encerrando dándole la contra al Presidente, sea bueno o malo lo que haga. Me gusta su postura socialista pero que no está cerrada tampoco al mercado ni a la iniciativa empresarial.

Seguimos con Josefina Vazquez Mota. Precandidata del PAN. Muchos me dirán que Santiago Creel es buena opción, pero ya mostró en su ocasión ser una persona corrupta (véase el asunto de los casinos y Televisa) o Cordero (el cual se me hace muy gris y no tiene la personalidad para ser presidente). ¿Por qué Vazquez Mota?. Ella es de derecha, y en eso tal vez yo difiero con ella, porque yo estoy un tanto cargado a la izquierda. Pero hay cosas que me hablan bien de ella. Ella fue jefa de campaña de Felipe Calderón, pero fue destituída al oponerse a la guerra sucia (“Peligro para México”) lo que me habla bien de su ética, a diferencia de muchos panistas que basan en la descalificación, la forma de hacer política. También se opuso tajantemente a Elba Esther Gordillo cuando fue Secretaria de Educación. Lo que nos dice que si llega al poder, seguramente la educación básica mejorará al disminuír la influencia del SNTE. Ella tendrá la oportunidad para acabar con ese sindicato. Además es una mujer que muestra sensibilidad, esto lo digo porque hay mujeres gobernantes que han sido más duras e injustas que los hombres como Margaret Tatcher, pero ella creo que si puede mostrar más corazón por aquellos que no tienen. Ella dice que continuará la guerra con el narcotráfico lo que A priori me preocupa un poco (el que lo vaya a seguir en la misma linea), pero creo que es una persona más abierta al debate y a las otras ideas que Felipe Calderón (que según sus colaboradores más cercanos, tiene rasgos autoritarios), lo cual pudiera hacerla convencer de que se necesita un replanteamiento en la estrategia.

Tal vez no son los políticos perfectos, pero a ninguno de los dos se les ha comprobado casos graves de corrupción ni nada por el estilo. Hay cosas que si, que no me gustan de ellos. Pero creo que si los comparamos con Enrique Peña Nieto, AMLO, o Manlio Fabio Beltrones, son opciones mejores y no representan un peligro para el quehacer democrático en México. La duda es si ellos tendrán la capacidad de hacer lo que falta, la reforma fiscal (donde se tiene que obligar a los ricos a pagar), la laboral, la energética, acabar con los monopolios públicos y privados.

Otra cosa, yo creo que el cambio en México, si es que lo queremos, se va a gestar desde la población, desde las organizaciones civiles y grupos de presión. Para eso necesitamos un ambiente democrático, y no un gobierno represor o un papá gobierno. Y yo creo que solo ellos dos cumplen con el perfil para poder lograr ese ambiente.

 

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter