El Talk Show de Felipe Calderón

16 agosto 2011

veces compartido

Los mandatarios a veces quieren hacernos creer esa falsa ilusión de que están cerca de los ciudadanos apareciendo en los canales de televisión y respondiendo a las preguntas (siempre seleccionadas y pasadas por rigurosos filtros) de los ciudadanos. Eso es lo que hace el Presidente Hugo Chávez con su programa Aló Presidente, el cual tiene horas de duración, y es un monólogo donde también se dedica a responder varias preguntas de sus seguidores (no de sus detractores). De esta forma crea la falsa ilusión de cercanía y de democracia al hacer sentir que está cerca del pueblo. Nada más que se olvida una cosa, Chávez es un dictador.

A pesar de los pesares, Felipe Calderón vió en esa fórmula (con algunas modificaciones en su temática) una oportunidad para acercarse a la ciudadanía. El gobierno Federal creó una especie de Talk Show donde Felipe Calderón se dedica a responder las preguntas de los asistentes, esto por medio de un moderador. Naturalmente se seleccionan a los participantes de forma que no vaya a afectar la imagen del presidente. Entre los participantes ninguno preguntó, por ejemplo, sobre las alianzas con Elba Esther Gordillo, o si se robó las elecciones del 2006.

No se realmente de que sirven este tipo de “Talk Shows” donde el presidente lo único que hace es aparentar que está haciendo un buen trabajo y que está preocupado por la ciudadanía. Seguramente en ese tipo de programas no nos va a responder las tareas pendientes que tiene con la nación, sino que se va a vanagloriar de sus logros como si fuera una especie de “mini-informe”. A mi me gustaría más que el presidente se dedicara a trabajar y a generar resultados, y los participantes deberían de estar también trabajando y no servir como una especie de aduladores que le hacen preguntas complacientes a Felipe Calderón.

El problema es que Felipe Calderón hasta parece que te cae bien (lo mismo sucede con muchos chavistas al ver Aló Presidente), tengo que aceptar que tiene buena capacidad de oratoria, a pesar de que no es un hombre simpático. Sabe hablar bien y se adapta fácilmente al tipo de preguntas que le formulan (que claro, ninguna de ellas es polémica). Todo el show se percibe totalmente controlado, pareciera que estuviéramos con Cristina Saralegui o ya de perdis con Nino Canún.

Curiosamente en el “diálogo ciudadano” habla de las guarderías, y de como las mamás se han beneficiado, pero jamás habla de la guardería ABC. Habla de los empleos, pero no dice por qué hay tanto desempleo en México. Felipe Calderón no se atreve a enfrentar su realidad porque saldría perdiendo y naturalmente el talk show le restaría puntos. Todo tiene un propósito y no es el de beneficiar a los ciudadanos, sino el de beneficiar la imagen del Presidente de la República. Hechó mano de los canales del estado como el canal 4, el 22 y el 40 para transmitir su Talk Show.

Esto simplemente es una pérdida de tiempo. Me desespera que mandatarios como Chávez o el mismo Calderón usen el tiempo que le pagamos con nuestros impuestos (o los impuestos de los venezolanos) para mejorar su imagen ante la sociedad. El presidente debe (como lo dice el origen de su palabra) presidir a una nación, debe de ser el lider que conduzca el barco, no darse delirios de grandeza o buscar reafirmar su imagen, eso no ayuda nada a un país.

A continuación les dejo el video. Este “Talk Show” ya lo había llevado a cabo hace algunos años (por lo que verán que habla de la influenza y otros temas relacionados), pero el mandatario lo ha decidido relanzar, más ahora que su imagen está de capa caída, y que vienen tiempos electorales.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter