Por los que no tienen apoyo familiar

8 agosto 2011

veces compartido

Muchos sabrán que colaboro con una asociación llamada Movimiento Propuesta Ciudadana (lo recalco para los que dicen que solo me dedico a criticar en este sitio), donde llevamos a cabo diferentes obras en beneficio de la ciudadanía (proyectos altruístas, verdes, ciudadanos etc…). Bueno, pues una amiga nuestra llamada Paulina nos habló sobre una casa hogar llamada Kamami (indigenismo que significa “el que cuida la siembra”), donde acogen a niñas que han sido maltratadas en sus hogares. Se les dá un techo, comida, pero no solo eso, también se les enseña a trabajar y a ganarse el pan diario. Nosotros como asociación decidimos abanderar la causa y ayudar de acuerdo a nuestras necesidades.

Esto me puso a reflexionar, porque yo estaba pasando por momentos difíciles debido a un padecimiento orgánico que me provocaba “fuertes bajones” en mi estado anímico, por lo cual tengo que estar medicado. Yo mantenía el problema lejos de los demás hasta que un día ya no pude y tuve que pedir ayuda a mis familiares y amigos. Ellos cerraron filas y me ayudaron en lo que pudieron. Mis padres, hermanas (solo tengo hermanas), amigos, e incluso mis compañeros (amigos también) de la asociación me ayudaron, y me sentí muy bien, porque me daba cuenta de que no estaba solo en esto.

No tuve oportunidad de conocer a las niñas de la casa Kamami, pero si supe de sus problemas por lo que nos contaron. Me sentí de cierta forma agradecido con la vida, porque yo siempre he tenido el apoyo de mis seres queridos más cercanos, con todas sus virtudes y sus defectos, y esas niñas contaron con lo contrario, con desprecio, maltrato, rechazo. A pesar de que fueron acogidas por la casa hogar, no tuvieron esa figura materna o paterna con la que yo y muchos de nosotros si hemos contado. A pesar de que reciben apoyo psicológico y espiritual, no es lo mismo que tener cerca, a tu lado a tus padres apoyándote y guiándote en el camino.

Es curioso, escribo este artículo observando las olas del mar de frente, y es que mis padres me invitaron a la playa para alejarme un rato de los problemas cotidianos, para que me relajara y pudiera sobrellevar con más facilidad mi padecimiento. Lamentablemente muchos no se pueden dar ese lujo. A veces tener un padecimiento o un problema puede parecer una carga, pero si vemos el otro lado de la moneda, el saber que cuentas con gente que te apoya, te estima y te quiere es un gran alivio. Es algo para agradecer a la vida.

¿Qué pasó con lo de Kamami?. Resulta que en la asociación realizamos una subasta, de hecho también di aviso en este sitio, todo fue un éxito, sobre todo gracias a la coordinación de la presidenta de la asociación, Carmina, a quien le agradezco mucho todo su esfuerzo y dedicación y de todos los que formamos parte de ella, cada quien puso su granito de arena haciendo lo que mejor sabía hacer. Son muchos los nombres de las personas que estuvieron colaborando arduamente. Nunca habíamos realizado una subasta, éramos unos neófitos y sin embargo todo salió bien. Hubo algunos detalles a mejorar, pero en general el resultado fue muy bueno. Se subastaron obras de arte como pinturas hechas por Juan Manuel McGrath, el cartonista Falcón quien además de donarnos una obra, se encargó de llevar a cabo la subasta; se subastaron también camisas autografiadas por jugadores, se donaron artículos musicales, como un vinil de Pink Floyd y unas baquetas firmadas por Mike Portnoy, ex-baterista de Dream Theater y uno de los mejores del mundo.

Los resultados fueron magníficos, no tengo la cifra exacta, pero se recaudaron alrededor de 30,000 pesos que serán entregados a la casa hogar. Pero sobre todo fue una gran experiencia, por que el esfuerzo que llevamos a cabo rindió frutos. Fue una oportunidad de colaborar con aquellas personas que no han sido tan afortunadas como nosotros, lo cual me llena de orgullo.

Yo seguiré luchando, no solo por mí, sino por ayudar a los demás y de cierta forma retribuír lo que me fue dado al mundo. Este espacio es de crítica y debate, se habla mucho sobre lo que está mal, pero también es tiempo de hablar de buenas cosas, ¿no creen?.

Si quieren saber más sobre la casa hogar Kamami, pueden escuchar el podcast en el sitio oficial de Movimiento Propuesta Ciudadana haciendo click aquí

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter