De la Champions League a la Spanish Revolution, y de ahí a México

30 mayo 2011

veces compartido

España ha mantenido atentos a todos los televidentes y cibernautas alrededor del mundo estas últimas semanas. Existen dos razones muy contundentes para captar esa atención. La Champions League, competición en la cual el equipo del Barcelona ha demostrado su poderío futbolístico, como si de algo extranormal se tratara (en la final al Manchester United no le dejó ni siquiera tocar el balón) y la Spanish Revolution, donde la crisis económica y los altos índices de paro son tan impactantes como la forma de jugar del Barcelona. Vaya, era igual de difícil  que el Chicharito metiera un gol a que un español promedio pudiera encontrar empleo.

Los catalanes que tienen la fortuna de tener trabajo, pudieron hacer el viaje a Londres para festejar con los suyos el campeonato. Pero los inconformes se quedaron en su ciudad protestando por la difícil situación que atraviesan. De hecho las autoridades desalojaron a estas personas para que los que traían la alegría del festejo pudieran celebrar. Como se aprecia en varios videos, los protestantes no estaban haciendo nada, no estaban haciendo desmanes, por lo que podemos hablar de una represión. Zapatero decidió “limpiar” Barcelona, mientras el equipo de dicha ciudad limpiaba y arrasaba en el campo.

Es una situación curiosa porque en México cuando todo está mal, todo está mal. Pero en el caso de España no es así, dentro de todo lo malo que pueda haber, un sector de los españoles tienen algo que celebrar. Y es que los españoles estuvieron en crisis cuando ganaron la Eurocopa y ganaron el mundial. Es un sentimiento agridulce, y me imagino si se preguntarán ¿por qué en los deportes somos tan buenos cuando cómo país nos va tan mal? Pero parece que la sociedad del país ibérico está preparada para no dejarse llevar por los éxitos que pudieran servir como una cortina de humo que nublara el oscuro panorama que están viviendo. A pesar de todo ello, siguen en pie de lucha y parece que no se van a dejar.

Mientras tanto, muchos españoles ya están tomando cartas en el asunto, y están volteando a México, sí, a México para poder encontrar trabajo, y miren que nosotros nos quejamos de la falta de oportunidades, pero ¿qué es lo que pasa?. Resulta que muchos españoles son personal altamente calificado, que ronda los 30 años y no tienen hijos. En México no hay tanto personal altamente calificado, y muchos de ellos no tienen la experiencia de los españoles porque a los de reciente egreso no les dan oportunidades. En cambio los españoles ya tienen algo de camino recorrido y pueden aspirar a un puesto gerencial en poco tiempo. Algunos de ellos buscarán tomar experiencia y regresar cuando las cosas se mejoren. Tal vez no muchos querrán quedarse aquí dado que la cobertura sanitaria y de prestaciones no es tan buena como la de España

Podemos extrañarnos ante este fenómeno porque pensamos que en México no hay oportunidades, pero veamos las estadísticas. La tasa de paro alcanza el 21% de la población económicamente activa, es decir uno de cada 5 españoles con posibilidades de trabajar no tiene empleo. En México es del 5%, lo que quiere decir que uno de cada 20 mexicanos con posibilidades de trabajar no tiene empleo. La estadística mexicana no es muy benéfica que digamos, pero la tasa de desempleo española es alarmante. Algo está pasando que es muy difícil encontrar empleo en ese país, y lo peor para los españoles, es que organizaciones como la OCDE dicen que tardarán mucho en recuperarse.

Espero que la Madre Patria se pueda recuperar, porque está en una encrucijada muy fuerte. Algunos dirán qus serán necesarias algunas reformas neoliberales (cómo las que ha hecho Zapatero sin éxito), pero yo creo que esta crisis viene más de fondo. Hay que repensar el sistema económico porque también otros países como Grecia, Irlanda e Islandia están sufriendo mucho.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter