Liberales, Ateos y Fieles. Más inteligentes.

25 mayo 2011

veces compartido

“La paranoia ayuda a la vida, y si los humanos son paranoicos, se vuelven más religiosos y ven las manos de Dios en todas partes”, asegura el investigador.

Me vino a la mente si los liberales eran más inteligentes cuando ví que un regidor de Navolato quería prohibir las minifaldas para evitar los embarazos prematuros. ¡Que semejante estupidez!, yo me acostaría con una mujer esté vestida como esté vestida, hasta se me haría más sensual desabrochar la chaqueta de la mujer poco a poco a tenerla con poca ropa desde un principio. De verdad que en algunos círculos del conservadurismo parece que lo que hace más falta es la inteligencia, parece que actúan bajo los impulsos de las emociones y no de la razón (tal vez porque es más difícil). Pero bueno, resulta que la CNN publicó un estudio donde se reveló que los liberales, ateos y fieles son más inteligentes. Este estudio fué realizado por la Escuela Londinense de Ciencia Económica y Política, allá en Inglaterra.

Empecemos con la cuestión de la religión. En un principio no hay que generalizar porque yo he conocido religiosos muy inteligentes y estudiados, pero pues es la cruda realidad. El promedio de este estudio arrojó que los ateos tenían un 103 de IQ en promedio y los religiosos de un 97. Si me he fijado que muchos de los que creen en una religión lo hacen por tener que creer en algo, y los que son ateos suelen cuestionarse más las “cosas de la vida”. También hay que entender que la religión está parte basadas en dogmas (verdades ya dichas) y los ateos se esfuerzan torturan mentalmente para llegar a una verdad a la que tal vez nunca van a llegar. Por eso tal vez los ateos son más racionales y tienden a tener el IQ más elevado. El profesor Bailey, quien es uno de los realizadores del estudio afirmó “El ateísmo “permite cuestionar y especular sobre la vida sin preocuparse por los dogmas de una religión”.

Seguimos con la cuestión de liberales y conservadores. Ahí también se reveló que el IQ de los liberales es más alto que el de los conservadores (105 los liberales, 96 los conservadores), y de hecho son más generosos. Los liberales suelen preocuparse más por personas totalmente ajenas a ellos, mientras que los conservadores sólo muestran preocupación por quienes les son afines. La preocupación de los conservadores por sus seres más cercanos encaja también con la necesidad de mantenerse a salvo, en contraste con la tendencia de los liberales por aventurarse hacia lo desconocido. Totalmente de acuerdo, he visto que los conservadores son más reacios a debatir que los liberales sobre ciertos temas, porque para los conservadores, todo ya está escrito y explicado. Yo no comulgo con toda la ideología liberal, pero estoy de acuerdo en que el debate y la reflexión es necesaria para decidir por donde encaminar a la sociedad. Se reafirma este estudio al ver algun otro panista trasnochado (véase Emilio González, Gobernador de Jalisco) o a los del Tea Party, quienes no creo que muestren un alto nivel de Inteligencia.

Ahora vamos con lo de la monogamia, o fidelidad, o como lo quieran llamar. Esto se dá solo en los hombres, y como ya lo había dicho en otro artículo. Los hombres inteligentes son menos propensos a ser infieles porque pueden reconocer las ventajas que les proporciona una relación exclusiva. Yo ya había escuchado por medio de otras voces, que las personas que suelen engañar a sus parejas suelen no ser muy inteligentes. Todos ellos a los que les gusta la juerga, y andar acostándose con otras mujeres, pues en realidad no son muy inteligentes. Aunque según los evolucionistas, la monogamia va en contra de su deber evolutivo, que les indica que deben de esparcir su semilla con varias parejas. Y parece que en occidente no seguimos nuestro deber evolutivo porque los que son infieles usan algo que se llama condón. A la mayoría de los infieles no les gustaría tener varios hijos a los cuales mantener y por lo cual se protegen. No siempre con éxito, claro.

Pero bueno. ¿De que sirve ser inteligente?. Así como la escasa inteligencia es una anormalidad, el ser muy inteligente también lo es, y no siempre suele ser una ventaja, de hecho a veces trae complicaciones como problemas de adaptación ante una sociedad que no es “tan inteligente” como la persona en cuestión. Los ateos son una minoría, los liberales no tanto pero también lo son, y los fieles, pues según estudios revelados, la mitad de las personas son fieles. La inteligencia no garantiza la felicidad, por el contrario, en algunos casos puede ser un estorbo para tener una vida plena.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter