Marcha por la Paz

8 mayo 2011

veces compartido

Llegué en un taxi a la Plaza Juárez en frente del Parque Agua Azul, no pensaba llevarme el carro porque sabía que encontrar estacionamiento iba a estar muy difícil. En dicha Plaza Juárez había una multitud vestida de blanco cargando globos blancos con helio que representaban la paz. Había gente con pancartas, carteles, y una especie de protesta creativa contra los “efectos colaterales” de la guerra del narcotráfico por parte de la FEU que consistía en unas siluetas con la descripción de los acaecidos en la guerra. No tarde en encontrar a mis amigos de Propuesta Ciudadana, la organización a la que pertenezco: Carmina, Laura, la madre de ellas dos y Peter. Ya todo estaba listo por la Marcha por la Paz, que se llevaba a cabo simultaneamente con la marcha en México D.F. convocada por Javier Sicilia.

La marcha empezaría en el Parque Agua Azul y terminaría en la Plaza de Armas, a un costado de la Catedral. Un poco después de las 11 emprenderíamos la marcha.

Es la primera vez que tengo el privilegio de participar en una marcha, y ya estaba pensando en escribir un artículo sobre ella porque estaba viviendo cosas nuevas. Laura me preguntaba sobre qué iba a escribir mi siguiente artículo y yo le dije que efectivamente iba a estar relacionado con la marcha. Ella me dió a notar cosas muy importantes: –Mira, la gente marcha por la paz, sin importar el credo, la ideología, el nivel sociocultural, todos están marchando por la paz. Efectivamente, era una marcha donde no importaba quien fueras, el unico requisito era que estuvieras a favor de la paz.

Las exigencias eran variadas, querían reformas, cambios, que el ejército regresara a sus cuarteles, repudio al narcotráfico y a la violencia, honrar a los desaparecidos, participaban jóvenes, adultos, en su mayoría progresistas, que estaban en contra de la guerra contra el narcotráfico, no solo por parte del gobierno, sino por parte del narcotráfico mismo; algunos exigían la renuncia del Secretario de Seguridad Genaro García Luna, otros la del mismo presidente Calderón. Pero a pesar de todo esto, la marcha nunca estuvo politizada, no estuvo dominado por algún grupo político o o corriente ideológica, la marcha emanaba desde abajo, desde la sociedad.

 

El evento en la Plaza de Armas fué conmovedor, había música, la gente estaba entusiasmada, una señora clamaba por el hijo perdido hace algunos meses, varias personas dieron su punto de vista sobre la violencia que estaba viviendo el país, pero el punto climax fué cuando la Maestra Érika Loyo y Marco Nuñez de la FEU dieron a conocer las 6 demandas ciudadanas sobre las cuales estaban sustentada la marcha, lo cual se me hace importantísimo porque yo siempre decía que a las marchas les hacía falta dar “ese paso” para que fructificaran y con estas propuestas lo dieron. Pusieron en la mesa exigencias muy valiosas para la sociedad, exigencias bien planteadas que generarían un cambio positivo en el país.

También se colocó una placa en la Rotonda de los Hombres Ilustres en honor a los niños acaecidos por los efectos colaterales de la guerra contra el narcotráfico.

A continuación les presento las 6 demandas ciudadanas, las cuales fueron el punto neurálgico de esta marcha, mientras yo vuelvo a decir, ahora por este medio, al gobierno, a los narcotraficantes, a los delincuentes: YA BASTA:

1.  Demandamos la creación de un Registro Nacional de Víctimas, Desaparecidos y Personas privadas de su libertad.

2. Demandamos a los Medios de Comunicación escritos, electrónicos y digitales, que no operen como “Ministerios Públicos”.

3. Proponemos crear en los programas educativos de la educación primaria y media, un curriculum transversal que incluya: a) Educación cívica para la paz. b)  El respeto y protección de los Derechos Humanos. c) La gestión pacífica de las diferencias de todo tipo. d) La deliberación como instrumento de gestión del conflicto.

4. Demandamos la recuperación de la convivencia social a través de la apropiación del espacio público, por lo que exigimos la creación de infraestructura pública que lo facilite (ciclovías, parques lineales, banquetas, centros deportivos y culturales).

5. Celebramos la decisión de posponer la llamada Ley de Seguridad Nacional, Sin embargo, insistimos y demandamos que esas reformas incluyan, como principio fundamental, la seguridad de las personas y no sólo la del Estado.

6. Como parte de la Reforma Política, exigimos que sea incluida la figura de Consulta Popular en los términos de la iniciativa aprobada ya por el Senado, y que uno de sus primeros usos sea la Consulta Popular sobre la Estrategia de Seguridad Ciudadana.

En este sitio pueden ver la versión completa de las demandas que se están elaborando al gobierno, haz click aquí.

Para firmar las propuestas, haz click aquí

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter