Osama Bin Laden ha muerto

2 mayo 2011

veces compartido

Para los estadounidenses, el terrorista Bin Laden ha sido algo así como la némesis de su nación. El se adjudicó los atentados del 11 de Septiembre del 2001 (aunque hay todavía varias teorías conspiratorias empecinadas en decirnos que los mismos estadounidenses se tiraron las torres) por lo cual era entendible ese odio de la población estadounidense contra este terrorista árabe. Ahora que Osama Bin Laden ha muerto, la mayoría de los estadounidenses han salido a festejar a las calles como una forma de catarsis para paliar el resentimiento que tenían después de la muerte de miles de estadounidenses en aquel atentado.

¿Como pasó todo?. Resulta que la noche del Domingo 1ro de Mayo, Barack Obama anunció la muerte de Osama Bin Laden, en un operativo que encabezaron los Estados Unidos: “El terrorista más buscado del mundo murió durante un ataque de un equipo de estadounidenses en Abbotabad, una ciudad de Pakistán localizada a 50 kilómetros de Islamabad“. El cuerpo del terrorista fué arrojado al mar como lo mandan los ritos mortuorios propios de la religión islámica. Naturalmente los integrantes de Al-Qaeda y todo el séquito de musulmanes radicales amenazan con represalias por la muerte de su jefe mayor.

La muerte de Bin Laden me imagino que ha de traer felicidad y algarabía, a casi una década del aniversario del atentado de las torres gemelas. Para los estadounidenses se hizo justicia. Pero a pesar de todo ello no hay que olvidar todo lo que hubo detrás de esos atentados y todo lo que motivó a Bin Laden y sus hombres a cometer los atentados. No hay que olvidar que alguna vez los Estados Unidos apoyaron al grupo de Bin Laden al tratar de combatir el comunismo soviético, tampoco hay que olvidar los negocios que tenían los Bush con los Bin Laden en torno al petroleo, no hay que olvidar tampoco el trato que se les daba a las minorías árabes; pero tampoco hay que olvidar el radicalismo con el que se mueven algunos grupos extremistas en algunos lugares de Asia, pero también como este odio fue alimentado por los Estados Unidos y el occidente que trataron de imponerles su manera de pensar.

Es curioso que el mismo día en que había sido beatificado Juan Pablo II, Bin Laden haya sido muerto. Es como un reencuentro entre lo bueno y lo malo. Aunque para muchos lo bueno en realidad no era tan bueno (sobre todo por las acusaciones por la relación con Marcial Maciel) y lo malo, en realidad no era tan malo (porque había sido un odio alimentado por los Estados Unidos). pero para la mayoría de las personas Juan Pablo II y Osama Bin Laden representaron el bien y el mal en este mundo. Eran Dios y el Diablo.

Se va Bin Laden pero no se van las huellas de odio que quedaron diseminadas, gran parte del oeste asiático sigue odiando a Estados Unidos y viceversa, los grupos radicales siguen existiendo y seguirá siendo así hasta que lleguen a un común acuerdo y un respeto por sus creencias y sus costumbres, lo cual se ve bastante difícil, por la incompatibilidad entre las dos formas de interpretar al mundo.

Quien gana es Barack Obama, porque fué bajo su presidencia que se dió muerte al odiado terrorista árabe, y no bajo la de George W. Bush, quien había prometido que iba a mover mar y tierra para hayar vivo o muerto a Osama Bin Laden. Con este acto Obama logrará posiblemente calmar un poco las aguas en los sectores conservadores que tanto lo han criticado, porque aunque en realidad no tuvo nada que ver, ni siquiera comandó dicho ataque, si fué bajo su mandato que se dió esta agraciada muerte.

¿Que piensan ustedes sobre la muerte de Bin Laden? ¿Creen que por fin se hizo justicia? ¿Creen que Estados Unidos también debería de pagar? o ¿Solo lograron derrumbar un accesorio de un complejo entramado social que forman las redes de Al-Qaeda?

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter