Día Internacional contra la Discriminación Racial, ¿qué festejamos en México?

21 marzo 2011

veces compartido

Hoy 21 de Marzo es día internacional contra la discriminación racial. Quería hablar sobre la expropiación petrolera que se celebraba el 18 de marzo, pero creo que para eso hay ya muchos analistas que hablarán sobre el tema, y la verdad es que no estoy de humor para hablar sobre petroleo, qué si privatizar, qué si no, eso lo veremos después en otra ocasión. Ahora a lo que nos “truje”, y el tema de hoy es la discriminación racial. Y al hablar de discriminación racial se nos vienen muchos nombres heróicos que lucharon contra ella como Martin Luther King, Nelson Mandela o Malcolm X; o podemos hablar de los judíos víctimas del holocausto nazi como una aberración al respeto por las razas, con eso de que los alemanes eran la raza aria más pura y por lo tanto, la más fuerte.

Pero ahora me voy a referir a la discriminación racial en México. Muchos lo primero que dirán es que en México no existe eso, que aquí no ha habido holocaustos ni apartheids ni nada de eso. En aquellos lugares la discriminación era palpable, y evidente para todos, lo cual ya daba el primer paso para la superación del problema: Aceptar que ya existía por esos lares un problema racial, el cual todos percibían. En México no, en nuestro país hacemos como que no existe la discriminación racial, más allá de que es algo totalmente evidente. Pero lo más curioso es que los que discriminamos, tenemos aunque sea “un poco” de esa raza a la cual estamos discriminando. Por más güeros que seamos (a menos que seamos descendientes directos de extranjeros), no estamos exentos de tener ciertos rasgos indígenas, que es cierto que no sobresalen tanto, a diferencia de los mestizos y valga la redundancia, indígenas, donde los rasgos son más palpables y notorios.

Discriminamos nuestra propia sangre, y lo peor del caso es que no lo reconocemos. Hacemos como que no pasa nada en nuestro país, pero ya tenemos palabras despectivas para discriminar a aquella persona que es diferente. Al mestizo o indígena lo llamamos naco (término que probablemente es una contracción derivada de la cultura totonaca), y lo más peculiar es que aquellos a los que discriminamos son la mayoría de la gente que engrosa la población de este país, a diferencia de los otros países donde los discriminados son una minoría. Todo esto tiene una raíz cultural, y es que desde la Nueva España y la Independencia de México, los españoles y los criollos se batieron por el poder, mientras que los indígenas quedaron relegados a un tercer plano. La Independencia fue promovida por los criollos, quienes deseaban tener los mismos derechos que los españoles.

Los indígenas solo han tenido unos cuantos momentos de gloria, como el ascenso de Benito Juárez al poder, o bajo el caudillismo de Emiliano Zapata quien combatió por los derechos de los indígenas. Pero de ahí en más, ellos solo han sido, como decirlo,  peones del poder, casi nunca han accedido a las altas esferas, y han quedado relegados a las clases bajas. Los predominantemente blancos han sido los que han estado arriba, en el medio los mestizos y los indígenas han sido relegados al fondo de los niveles socioculturales del país.

Y así se sigue promoviendo. Basta con prender la televisión y ver la tez racial de los personajes que aparecen en la pantalla. ¡Todos son de raza predominantemente blanca!. Esto, a pesar de que la mayoría de los mexicanos no son blancos. Lo vemos en los noticieros, en las telenovelas, en los programas de comedia. Y es más, hasta las actrices que la hacen de sirvientas no pasan de ser mestizas, o no son “tan indígenas” como lo son en la vida real. Simplemente porque ellos tienen las puertas cerradas en las televisoras.

El racismo en México debería ser más que evidente, creo que no estamos en posición de festejar el Día Internacional contra la Discriminación Racial porque no hemos hecho nada para combatirla. Estamos contentos con la inmovilización social que existe en nuestro país. A los “güeritos” se les educa para que vayan a los mejores colegios, tengan dinero, empresas; y a los indígenas se les repite el “mantra” de que así nacieron: Jodidos, y que de esa condición no podrán salir.

Es triste, pero en México el racismo existe y es bastante fuerte. Es cierto, no matamos,  ni restringimos de los derechos más elementales (y lo pondría este último apartado entre comillas), pero si los hacemos un lado y no permitimos que tengan posibilidades para progresar y ser alguien en la vida. La pregunta aquí es: ¿Tu discriminas?.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter