Política de fin de año (2010)

30 diciembre 2010

veces compartido

PRI, PRD, ¿Y el PAN apá?

Se está terminando el 2010, ya solo falta año y medio para que se lleven a cabo las elecciones federales que determinarán quien será el próximo Presidente de la República, la batalla dentro de los partidos ya ha comenzado. El PRI tiene a Enrique Peña Nieto lidereando las encuestas, es tan amplia su popularidad que podríamos decir que su principal obstaculo no serían las elecciones federales, sino las internas dentro de su partido. Tiene a todo el aparato y los medios de comunicación como Televisa a su favor. El PRD y la izquierda en general tienen a dos candidatos fuertes, a Marcelo Ebrard y a Andres Manuel López Obrador. Ambos han sido aliados, pero solo uno de ellos podrá ser el candidato, a menos que López Obrador, contrario a su promesa de esperar a las encuestas, decida irse por uno de los partidos pequeños como el PT (lo cual fracturaría totalmente la izquierda). López Obrador ya no cuenta con el apoyo de antes, sus errores (y la campaña de desprestigio) lo han hecho perder capital político. Tuvo la oportunidad de aprovechar la coyuntura de la crisis y el desastre que ha sido el gobierno de Felipe Calderón, pero no ha logrado capitalizarla (esto probablemente porque sigue enfocado en los pobres y olvida a las clases medias).

Por su parte Marcelo Ebrard ha mantenido un nivel aceptable de popularidad porque su gobierno ha tenido una buena percepción en el DF. Pero creo que un algo que le podría pesar es su postura liberal en un país eminentemente católico. No se que tanto pueda influír la decisión de aprobar el aborto, el matrimonio gay y la adopción por parte de estos a la hora de que los electores salgan a votar. Del que no sabemos nada es del PAN, hasta ahora parece que no hay un candidato viable. Se hablaba de Mouriño, pero está muerto, se habla de Josefina Vazquez Mota, y todos los demás panistas parecen ser cartuchos quemados. Tan desolada está la cosa en el PAN que muchos pensaron que el secuestro de Diego Fernández de Cevallos había sido un pretexto para que aumentara la popularidad de este, y que de esta forma se lanzara por la presidencia, pero el mismo ya afirmó que no va a contender por el máximo puesto.

Todo parece apuntar a que va a ganar el PRI de Peña Nieto. La verdad a veces parece que la sociedad mexicana no tiene memoria ni el suficiente criterio como para darse cuenta que lo que viene detrás de Peña Nieto es el priísmo autoritario que tanto daño le ha hecho a México. Pero todavía hay posibilidades de descarrilarlo (el priísta tiene mucha cola que le pisen) y todo dependerá de que la izquierda no termine fracturada y aprenda de sus errores. Del PAN creo que ya no tienen ni vela en el entierro, el sexenio de Felipe Calderón ha sido cuando menos mediocre y esto aunado a la presidencia de Vicente Fox, nos habla de resultados muy magros, desempleo, violencia y un prácticamente nulo crecimiento en el PIB (este último año creció 5% pero debido a la resaca de la crisis del año pasado).

El compló y las odiseas de López Obrador.

Ni el Reforma ni ningún otro medio ha publicado recientemente encuestas donde se le pregunte a la gente sobre las elecciones del 2006. Hace unos años cuando se publicó la última encuesta, sin más no recuerdo, el 30% aseguraba que había existido algún fraude, el 15% no sabía y el 55% restante aseguraba que las elecciones habían sido limpias. Pero a través de los años me he percatado que cada vez más personas se han sumado a la moción de que hubo algún fraude electoral en el 2006, más personas están convencidas de que hubo algo raro en aquellas elecciones. Tan es así que cuando levanté una encuesta en este blog sobre el tema, la gran mayoría de los usuarios opinó que si había habido fraude electoral, y me consta que mi sitio no es visitado por puro “pejefan”, porque acabo de levantar otra encuesta donde pregunto si AMLO tiene nexos con Chávez y la mayoría opina que sí.

Es obvio el incremento de personas que dudan del resultado del 2006. Pero me pregunto, ¿que pasa con López Obrador, que con esto aunado a la dura realidad que vive el país, no ha logrado capitalizar esos factores en un aumento de popularidad?. Respuesta nº1, ya lo había mencionado, no ha sabido acercarse a las clases medias. Respuesta nº2, sigue en una posición radical. Muchos todavía le temen, muchos creen que podría ser un nuevo Chávez en México. Le ha faltado ser más pragmático, como si lo ha sido su amigo Marcelo Ebrard. Respuesta nº3, perdonen, pero las propuestas de López Obrador, con algunas excepciones, son palabras en el aire, aquí Denise Dresser se acaba las propuestas de AMLO.

Una oligarquía que dirige al país.

En algo estoy de acuerdo con AMLO. Este país está dirigido por una oligarquía que parece tomar las decisiones políticas y económicas del país. En todos los países hay una “elite”, en Estados Unidos, en Europa, Asia, en todos lados la hay, pero en los países democráticos esta elite suele rotar con el tiempo y no es tan fuerte como lo es en nuestro país. Para darnos cuenta de esto hay que ver cuantos mexicanos millonarios aparecen en la lista de Forbes y compararlo con el número de millonarios que hay en otros países desarrollados. No es que sea malo ser millonario, para nada, pero cuando hay tantos millonarios en un país donde hay tantos pobres, es que algo no está funcionando bien.

Denise Dresser lo llama el capitalismo de cuates. Muchos millonarios no se hicieron gracias a la libre competencia, más bien se hicieron gracias a las concesiones que han hecho gobiernos corruptos, y de los cuales se han aprovechado. Los millonarios no pagan impuestos, pero también buscan influír en la opinión pública, sobre todo los medios de comunicación. Utilizan todo su aparato mediático y económico a veces por encima de la democracia promoviendo a los políticos que les conviene (Peña Nieto es un gran ejemplo) y para desacreditar a los que no (ahí esta el caso de la guerra sucia contra AMLO).

Mucha gente no lo nota, pero esta puede ser una de las razones por las cuales a la gente todos los políticos les parece lo mismo. No solo porque son corruptos o representan sus propios intereses. Sino porque están supeditados a otros intereses, lo cual provoca que su margen de maniobra sea más bien estrecho.

Date cuenta de quien es Peña Nieto.

Me encontré en -youtube con un video donde entrevistan a Enrique Peña Nieto, donde exhiben al corrupto autoritario que hay detrás de ese cara bonita con su copete bien delineado. Vean ustedes el video y juzguen si no es un político que no tiene las tablas para ser Presidente de la República:

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter