¿Donar al Teletón?. Hé ahí un dilema.

3 diciembre 2010

Shares

Cada año, Televisa, en conjunto con otras empresas, realizan, como ya todos conocen, el Teletón. Un show mediático encaminado a ayudar a niños discapacitados (o como le decimos para que no se escuche tan feo, con capacidades diferentes) solicitando a la sociedad que aporte una cantidad de dinero para que esta sea utilizada para construír inmuebles destinados a ayudar a estos niños (llamados CRIT) o bien, para la manutención de estos. El Teletón es el organismo filantrópico más grande de México por las grandes cantidades de dinero que recauda año con año.

Teletón, al contrario de lo que muchos piensan, no fué idea de Televisa. Más bien fué idea de Fernando Landeros, quien ha realizado otras actividades filantrópicas (como Gente Nueva, y Un Kilo de Ayuda), y el fué quien propuso a la televisora la idea de hacer un Teletón para ayudar a los niños discapacitados. Seguramente la causa de Fernando Landeros fué genuina, y sostengo que todas las ideas que el ha propuesto han sido de buena fé. Pero la pregunta aquí es. ¿Televisa y las demás empresas están realmente interesadas en hacer un bien por la comunidad, o ven esta oportunidad como un negocio y una forma de legitimarse ante la sociedad?.

En México y muchos otros países, la filantropía es deducible de impuestos. En Estados Unidos, esta es una práctica muy común porque en ese país se desconfía mucho del estado y se cree que en manos privadas las cosas pueden funcionar mejor. No se si en la práctica sea así. Con este tipo de filantropía, el estado deja de recibir impuestos y ese dinero va destinado a asociaciones civiles elegidas por los donantes quienes en lugar de pagar el dinero a Hacienda, se lo entregan a dichas asociaciones. Hasta aquí no hay nada malo, de hecho yo estoy de acuerdo con que esa práctica se permita en el país, dado que mucha gente desconfía del estado y prefiere donar “sus impuestos” a las organizaciones civiles.

El único problema que acarrea la filantropía es la doble moral. Porque entonces muchas empresas donarán dinero en efectivo y en especie deducible de impuestos a asociaciones civiles, cosa que en realidad no representa ningún esfuerzo económico para ellas, pero si les ayuda a legitimarse ante la población como empresas caritativas que tratan de hacer algo por la sociedad. Este creo que es el caso de Televisa y el Teletón.

Que Teletón beneficia a muchos niños y jóvenes discapacitados es una realidad, eso no lo debemos de quitar de nuestra cabeza. Pero también es cierto que Televisa se ahorra mucho dinero en impuestos con el dinero que aporta la gente a la fundación, dado que la gente no sabe que puede hacer deducible de impuestos sus aportaciones. Supongo que por las críticas que ha recibido la organización, en la página hay un apartado donde la gente puede obtener un recibo deducible de impuestos por sus donaciones, pero en varios de los apartados el trámite es engorroso (por ejemplo, si donaste en un cajero, debes de saber el número de este), y en algunos casos como en el boteo no se puede solicitar dicho recibo. Entre la dificultad y la ignorancia de la gente, Televisa y las demás empresas se encargan de deducir impuestos de dinero que no solo aporta la Televisora, sino del dinero que aporta la gente (por eso es tanta la presión en el show de romper la millonaria meta del año pasado).

Al contrario de lo que también piensan muchas personas, lo que hace Televisa es perfectamente legal, no está quebrantando ninguna ley; pero si hacemos un juicio moral sobre lo que hacen las empresas que se benefician del Teletón, entonces ahí estamos hablando de otra cosa. El Teletón resulta ser un negocio redondo para dichas empresas, y si bien es cierto que muchas personas discapacitadas se van a beneficiar, también lo van a hacer las primeras, porque están deduciendo de impuestos dinero que originalmente no era suyo (sino que fué aportado por un sector de la sociedad mexicana), es decir, están haciendo negocio al no tener que pagar tantos impuestos, y a la vez están utilizando el evento como una campaña de mercadotecnia para legitimarse ante la sociedad.

No hay nada ilegal dentro de Teletón, pero sí me queda claro que si hay una gran contradicción y una doble moral. Poner a actores a llorar en televisión para que la gente done cuando en realidad Televisa no aporta ningún “esfuerzo económico” se me hace de lo más patético. Entiendo la ayuda que estarán recibiendo los niños, pero creo que el Teletón no es la única asociación civil a la que se le pueda donar dinero. De hecho yo me abstendría de donarles a ellos sabiendo que ya van a recibir raudales de dinero para seguir construyendo sus CRIT. Yo preferiría donar a aquellas asociaciones civiles que no tienen los recursos económicos ni mediáticos para sacar sus proyectos adelante.

El Teletón es un gran proyecto concebido desde sus orígenes: Es una muy buena idea, no lo voy a negar. Pero Televisa y las demás empresas lo han prostituído y lo han convertido en un gran negocio y en una gran campaña publicitaria. No es que prefiera que ese dinero le llegue al estado, pero preferiría donar el dinero a asociaciones donde no abunde tanto la doble moral.

P.D. Alguna vez yo doné al Teletón, y creo que fueron dos veces, pero ya jamás lo vuelvo a hacer, prometido.

Shares

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Ahora que Trump ya es el candidato oficial del GOP, tu crees que...

      Ver Resultados

      Loading ... Loading ...
  • Twitter