El Patriotismo Mexicano.

4 septiembre 2010

veces compartido

¿Por qué en México le tenemos tanto respeto a nuestros símbolos patrios?. Después de leer a Enrique Krauze lo deduje: El estado quería reemplazar el papel de la Iglesia e imponer ese paternalismo que anteriormente el clero ejercía sobre la población. Si antes profanar los símbolos católicos como la cruz de Jesucristo o la Virgen de Guadalupe era un pecado mortal o posible motivo de excomunión, el estado entonces buscaba que se hiciera lo mismo con los símbolos patrios, no se podía profanar el himno nacional, ni la bandera ni el escudo ni por equivocación. Y así ha sido siempre hasta la fecha.

Daryl Cagle publicó en el sitio msnbc.com una imagen donde aparece la bandera mexicana con el aguila acribillada, haciendo alusión a lo que está sucediendo en México con el narcotráfico. Seguramente él no midió las críticas que se podía llevar porque no conocía el arraigo que tienen los símbolos patrios en los mexicanos, pero el problema es que este incidente pasó a ser un asunto de estado. ¡En México no se pueden profanar los símbolos patrios!. Muchos compatriotas mostraron su indignación ante el hecho, pero también un gran sector de la población mexicana se puso del lado de Daryl Cagle alegando libertad de expresión. Aquí es donde me pregunto, ¿Es necesario tanto respeto a los símbolos patrios?.

Daryl Cagle también ha hecho cartones donde sucede algo parecido con la bandera de Estados Unidos como este que pueden ver aquí. La sociedad norteamericana ni se inmutó por aquel incidente, pero en cambio en México muchos percibieron como un insulto el cartón de Cagle cuando este solamente quería expresar lo que estaba sucediendo en nuestro país. No creo que su intención haya sido insultar a nuestra nación. Y es donde yo difiero con los nacionalistas que piden a regañadientes que se respeten los símbolos patrios. Sería entendible la ofensa cuando alguien queme una bandera nuestra o se limpie con ella allá atrás, pero creo que es una exageración las actitudes que a veces tomamos cuando alguien utiliza algún símbolo patrio para expresar algo. ¿Que no sería peor insulto a la nación no pagar impuestos, robar, no respetar los señalamientos viales, aceptar mordidas o no dejar progresar a terceras personas como tan acostumbrados estamos los mexicanos?.

Es curioso que mientras en Estados Unidos, un país bastante y más nacionalista que el nuestro, existe flexibilidad en el uso de los símbolos patrios; en el nuestro el nacionalismo se reduzca a dar el grito cada 15 de Septiembre o festejar los goles de la selección nacional, pero eso sí, a respetar religiosamente nuestros símbolos patrios. En Estados Unidos nadie le reclamó a Adbusters por crear una bandera estadounidense donde las marcas sustituían a las estrellas de dicha bandera. En cambio si alguien hubiera hecho algo así en México, seguramente podría haber parado en la carcel.

A veces esa flexibilidad con los símbolos patrios que hay en otros países permite transmitir inclusive un mayor nacionalismo. El himno de Estados Unidos y la Marsellesa de Francia han sido reinterpretado por varios artistas de alto nombre, lo cual termina por dignificar más a dichos himnos nacionales. Pero en México el himno tiene que ser interpretado exáctamente como fué escrito sin ninguna cadencia sin una bola negra de más, el hacerlo sería motivo para ser detenido y tener que pagar pena ante las autoridades mexicanas. El himno mexicano no se puede dar el lujo de ser tocado por Jimmy Hendrix como lo hizo con el himno norteamericano en Woodstock, lo cual se convirtió en un tema memorable.

A mí, con todo respeto, se me hace incongruente que nos ofendamos por cualquier aparente modificación que se haga de nuestros símbolos patrios, o por cualquier error a la hora de cantar el himno nacional por parte de un intérprete, cuando nosotros muchas veces nos encargamos de pisotear a la nación con nuestras actitudes, con nuestra indiferencia, o por medio de la corrupción. Eso habla de una doble moral mexicana, porque es tratar de demostrar que se le quiere al país cuando no se le quiere o no se le respeta. Por mí que hagan las interpretaciones que quieran de los símbolos patrios (mientras claro, no haya la intención de ofenderlos), y simplemente. Viva la libertad de expresión.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter