¿Qué le está pasando a México?

31 agosto 2010

veces compartido

¿Que le está pasando a México?. Es la pregunta que me hago cuando me entero que han matado a 72 inmigrantes en Tamaulipas, lo cual es una masacre sin precedentes; es la pregunta que me hago cuando matan a 8 en un table dance en Cancún; es la pregunta que me hago cuando veo que todos los políticos de todos los partidos pelean por sus propios intereses y no por el bien común. En México huele a podrido, se observa una descomposición social en nuestro país, en todas las áreas. No es gratuito que la Foreign Policy haya considerado colocar a México en la categoría de estados fallidos.

¿Que es lo que está fallando en México?. Fácil de decir y simple: Todo. La economía está fallando (y si dicen que está creciendo es simple inercia de la crisis del año pasado), la educación está fallando, el combate al narcotráfico está fallando (tan es así que Felipe Calderón dijo en su Twitter que él nunca dijo que se estuviera ganando la batalla contra el narco), los políticos están fallando, y lo peor de todo, la sociedad está fallando. Probablemente gente como tú y como yo, estemos fallando. Todos estamos colaborando para que México esté sumido en una profunda crisis social, de la cual va a ser muy difícil salir.

Felipe Calderón está por preparar su informe. Seguramente se hablarán de algunos logros que se han tenido, como el número de beneficiados nuevos por el Seguro Popular, o la captura del “Barbie”, el operador de los Beltran Leyva. Pero son logros aislados, el Seguro Popular no destaca en su eficiencia, y la captura del Barbie no significa el fin del narcotráfico. Los problemas son mucho más profundos y lamentablemente no se están atacando de raíz. Me pregunto, como siempre me he preguntado en este espacio: ¿Por qué carajos no existe un plan de desarrollo?. Al gobierno no le ha interesado hacerlo y tampoco nos ha interesado a los ciudadanos exigirlo.

México es un país con poca movilidad social, y eso es un reflejo de las pocas oportunidades de crecimiento que existen en el país para muchos. La educación en nuestro país no es mala, es pésima. No hay un plan para reforzar el tejido social desde abajo, lo cual debería ser necesario y prioritario para la nación, porque un tejido social podrido es germen de criminales y narcotraficantes. No es que esté mal que se quiera combatir al narcotráfico, pero es un método correctivo y no preventivo. Es decir, se cortan las manzanas podridas, pero no se hace nada para que estas sigan apareciendo. La falta de oportunidades y de desarrollo en nuestro país es lo que está ocasionando todo esta descomposición social.

El problema tiene que ver con la educación, con el desarrollo como país; el problema no está en las ideologías, está en el funcionamiento de estas. México es un mal país capitalista (porque fomenta las oligarquías, los monopolios y pone trabas a la competitividad) y a la vez es un mal país socialista (porque la distribución de la riqueza es pésima, y porque no existe ni de lejos igualdad de oportunidades). Tanto la izquierda como la derecha están haciendo muy mal su trabajo en el país, simplemente están fracturadas.

El papel de los ciudadanos también es deplorable. No son muchos los que salen de sus casas a hacer algo por su país, no son muchos los que se interesan en lo que sucede con su comunidad. Más bien abundan los que se quejan de lo que pasa en el país en la comida con los compadres, pero que no hacen nada, o bien, los que colaboran para que el país esté como esté, evadiendo impuestos o ejerciendo la corrupción a los niveles que su posición social les les permite.

Muchos quieren tapar el sol con un dedo. Pero la crisis mexicana es evidente. México no muestra signos de desarrollo, y lo que es peor, nuestro país está dejando de ejercer influencia en su área y ha dado paso a otros países que anteriormente eran bastante más pobres, y tenían más problemas como Chile y Brasil. El problema es que el mexicano promedio pareciera conformarse con esta crisis y pensar que no hay nada por hacer, que las cosas son así, o que el gobierno tiene toda la culpa de lo que está ocurriendo.

Con toda sinceridad espero que la situación de nuestro país mejore. México es una bomba de tiempo que podría estallar en cualquier momento. Una sociedad ya no se puede dar el lujo de vivir así. Y a pesar de que se habla mucho de la democracia y quien sabe cuanta parafernalia más, la realidad es que si no logramos salir por las buenas, lo haremos por las malas.

1810, 1910, ¿2010?.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter