Lo que nos deja la Miss Universo de Jimena Navarrete.

25 agosto 2010

veces compartido

Yo ya lo he dicho, las mujeres tapatías son las mas bonitas del país. En ninguna ciudad mexicana he podido ver un nivel tan alto de mujeres hermosas per cápita como lo hay en Guadalajara. Hay muchas explicaciones históricas del por qué esto es así, cuestiones que tienen que ver con la inmigración de europeos al occidente del país (nada más vayan a Jalostotitlán y lo podrán comprobar) pero no quiero ahondar en eso. Ahora bien, parece que voy a hablar de un tema del “mainstream” cotidiano pero trataré de sacarle todo el jugo que se pueda a este suceso.

Por ahí dicen que en México no sabemos trabajar en equipo y que generalmente destacamos en competencias individuales. Esto es una muestra de ello. No es la primera vez que México gana una competencia de Miss Universo, eso ya ocurrió hace más de 10 años con Lupita Jones. Esto también nos dice que México hay mujeres bonitas que pueden encajar con el prototipo de belleza internacional. Pero lamentablemente la mayoría mestiza e indígena, por alguna razón no podría participar nunca en este tipo de eventos, no tanto porque pudieran ser excluídas de Miss Universo sino porque en nuestro país las descalificamos por antonomasia (quien en este punto todavía quiere negar el racismo en México…). También tienen que ver otras cuestiones como la predominante baja estatura de las indígenas y el hecho de que no están en una clase social privilegiada.

Hay muchos otros países que si pueden poner a competir a sus raíces étnicas, probablemente porque ya han superado los prejucios que alguna vez tuvieron hacia ellas, (y que aquí ni siquiera nos atrevemos a reconocer dichos prejuicios) como Jamaica (que fuera finalista en este último certamen). Brasil, países europeos, asiáticos, y muchos otros. O en el caso de Estados Unidos donde pueden participar mujeres que integran una minoría que antes había sidio despreciada (como las mujeres afroamericanas). Yo creo que en México si hay indígenas bonitas, el problema no es solo que tendemos a discriminarlas, sino que estas personas se sienten tan discriminadas que a la vez se valoran poco y tienden a agachar la cabeza.

Pero a pesar de todos esos “bemoles” que podemos encontrar, no debemos de demeritar el triunfo de Jimena Navarrete. Para ser una Miss Universo no solo se necesita ser hermosa, sino que implica un arduo trabajo, un gran recorrido que se tiene que hacer para llegar hasta ahí. Creo que el éxito de Jimena Navarrete debe de ser un orgullo para México en estos tiempos donde ya nos olvidamos que había una tal palabra “victoria” que casi ya no empleamos.

Jimena Navarrete tiene 22 años (no manchen, ya me estoy quedando viejo) y por cierto, fué compañera de una amiga mía en el Instituto de la Veracruz acá en Guadalajara. Yo no tengo el placer de conocerla pero pues la verdad que si es una mujer hermosa, ojalá y siga recto su camino porque seguramente Televisa o TV Azteca la van a invitar a grabar novelas o a co-conducir algún programa de espectáculos, y todos sabemos de la reputación que se cargan la mayoría de los empleados de esas televisoras.

Ahora el mexicano, (sobre todo los sexualmente frustrados) tendrá alguna razón más para dilatarse la pupila ante esta hermosura de mujer, que espero y no sea una hueca banal por dentro.

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter