López Obrador se destapa para el 2012

26 julio 2010

veces compartido

Si uno analiza un poco la “psique” de Andres Manuel López Obrador, llegará a la conclusión de que este momento llegaría. Si, El momento en que Andres Manuel López Obrador se iba a destapar como candidato a la presidencia para las elecciones del 2012. No era raro vaticinarlo después de haber sido víctima de un supuesto fraude donde él ya se veía sentado en la silla presidencial de los pinos. Se decía por ahí que había quedado con Marcelo Ebrard de que quien estuviera mejor posicionado mejor en las encuestas iba a ser el candidato de la izquierda, pero ahora no sabremos donde quedará esa dicha promesa, ya que López Obrador se ha destapado como candidato para el 2012.

El anuncio lo hizo en la plancha del Zócalo allá en el DF. Los represenantes perredistas eran los menos, más bien estaban los líderes de PT y Convergencia arropando al excandidato presidencial del 2006. A pesar de que López Obrador es perredista, parece ser que los líderes del PRD estarían apostando por otra alternativa. Ebrard dijo que no fué porque no tenía nada que hacer ahí (cuando era infaltable en todos los shows de López Obrador). Mucho menos gente como Jesús Ortega va a ir al Zócalo a apoyar al oriundo de Tabasco.

Se quebraría la izquierda.

No se hasta donde lleguen las intenciones de López Obrador, pero seguramente usará todo lo que tenga a la mano para volver a contender en las siguientes elecciones. Sin atreverme a afirmarlo, dudo que el PRD vaya a volver a postular a López Obrador como su candidato. Seguramente se decantarán por Marcelo Ebrard, el cual tiene una mejor percepción en la población. Es cierto, López Obrador tiene más voto duro (seguidores acérrimos), pero es mucho más fácil que Marcelo logre atraer a más sectores de la clase media porque a pesar de todo es visto como un candidato más “democrático y moderado” que AMLO.

En dado caso que eso pase, seguramente López Obrador usará al PT y Convergencia para postularse como candidato presidencial. Ahí tendríamos una izquierda dividida de cara a las elecciones del 2012, porque básicamente Ebrard y Obrador se estarían repartiendo los votos de la izquierda y terminarían anulándose entre sí, y acabando con cualquier posibilidad, de cualquiera de las dos partes, de llegar a la silla presidencial dejando practicamente toda la lucha entre el PAN y el PRI. La única forma de que no se fracture la izquierda, es que el uno acepte la candidatura del otro (ya sea que Obrador acepte la candidatura de Ebrard, o Ebrard la de Obrador). Y claro está la otra posibilidad de que el PRD se una al PAN para contender en las elecciones, sabiendo que ese experimento les funcionó en estados como Puebla y Oaxaca en las elecciones que acabaron de pasar. Pero si eso pasa seguramente Obrador quedaría fuera de la jugada, no creo que López Obrador tenga el descaro de abanderar al partido que “le robó las elecciones” y ni tampoco creo que el PAN termine apoyando al que alguna vez fuera el “Peligro para México”.

Obrador sigue cometiendo los mismos errores.

¿Por qué perdió las elecciones López Obrador en el 2006?. Se habla de un fraude electoral, pero también es cierto que López Obrador cometió el error de radicalizarse, lo cual le hizo perder muchos votos y permitió que la derecha y el establishment lo denostara metiendo miedo a la población. AMLO ya aceptó que hubo desorganización en su campaña del 2006, pero sigue en su misma postura. Si a veces creo que los panistas se pasan de pragmáticos, lo que le falta a López Obrador es pragmatismo e inteligencia, a veces es demasiado idealista y necio. Su discurso es el mismo discurso post-electoral del 2006: “Hay que acabar con la mafia en el poder” (solo han cambiado los personajes, antes era Felipe Calderón y ahora es Peña Nieto). Hace un buen diagnóstico de la realidad en México pero sus propuestas son un tanto vagas y difusas y sigue abanderando a solo un sector de la población, en vez de recorrerse un poco al centro para poder convencer a las clases medias de que es una buena opción.

Su discurso antioligarquista reafirma la posición de sus seguidores duros, pero ahuyenta a los indecisos. Habla de los sectores oprimidos y vulnerables, pero poco habla de la clase media, de apoyar a los microempresarios, jamás habla de fomentar la competencia económica (más aún cuando siempre habla de la oligarquía y los monopolios que están allá arriba) y permitir que las microempresas se desarrollen (cosa que es muy usual en los partidos de izquierda europeos).

¿Que hubiera pasado si…?

¿Que hubiera pasado si Andres Manuel López Obrador no se hubiera radicalizado?. Para mi punto de vista, estaría más cerca de ser presidente que nunca. A López Obrador le faltó paciencia, no midió bien los tiempos y lo hechó todo a perder. Tal vez no quería que se repitiera la historia de Cuauhtemoc Cárdenas que después de ser víctima de un fraude electoral, nunca volvió a tener peso en las elecciones presidenciales. Pero los tiempos son distintos. Parece que a López Obrador no se le vino a la cabeza que venía una crisis económica global anunciada, que la lucha contra el narcotráfico de FCH no iba a tener éxito, que no iba a haber empleos, en resumen, no supo que iba a ocurrir con Calderón lo que se decía que iba a ocurrir si el ganaba.

Si AMLO no se hubiera radicalizado, seguiría siendo la esperanza de muchos mexicanos, sobre todo en una época donde los partidos y los políticos han perdido credibilidad frente a los ciudadanos, y donde el abstencionismo es bastante alto. El tiempo le hubiera dado la razón a López Obrador, pero su falta de paciencia hizo que se hechara todo a perder. Ahora es prácticamente un cartucho quemado y se sigue quemando conforme sigue arropándose de la radicalidad y de la enemistad con lo establecido, y con las instituciones (a las cuales denosta, pero bien que las usa y participa en ellas).

veces compartido

Deja tu comentario

Síguenos:

Archivo

Destacados

Encuesta

    • Votarías por José Antonio Meade

      Ver Resultados

      Cargando ... Cargando ...
  • Twitter